La espada del diablo (I)

Cuando se realizó la primera prueba de un arma nuclear en el desierto de Alamogordo, los científicos barajaban la posibilidad de que la detonación consumiera todo el oxígeno de la tierra, acabando con la vida en ella. Pero los japoneses se enrocaban en los peñascos del Pacífico y los soviéticos comenzaban a mirar al teatro asiático tras darle la puntilla a Hitler, por lo que la nueva arma se probó confiando en que no pasara nada.

Al final la humanidad no pereció ahogada en su propia temeridad y el ensayo resultó todo un éxito. Pero surgía ahora un problema, había que transportar la bomba al teatro de operaciones. 

En Tiburón, el capitán Hunter Quint, contratado para dar caza al escualo asesino, narra la historia de su barco: el USS Indianápolis; de cómo fue atacado por un submarino japonés y cómo los tiburones asiáticos devoraron a muchos miembros de la tripulación. Ese barco (que existió) fue el encargado de transportar el proyectil de Uranio para Little Boy, la bomba que sería arrojada en Hiroshima. Fue hundido pocos días después de entregar el cargamento cuando volvía a su base.

Quién sabe si la historia hubiera sido diferente si el submarino japonés hubiera hundido al Indianápolis antes de entregar la bomba. En cualquier caso, el 6 de agosto fue lanzada sobre Hiroshima desde un bombardero B-29 modificado para la ocasión, cambiando el mundo para siempre.

Antes de que se apagaran los últimos ecos de los disparos de la segunda guerra mundial, los estados mayores de las potencias vencedoras comenzaban a planear la tercera. La bomba atómica había dado una ventaja insuperable a los Estados Unidos sobre la URSS, a la que se veía como una amenaza mayor que el nazismo, pocos meses después de que fuera tomada Berlín.

Los mandos del Pentágono pensaron que podrían aprovechar la situación de monopolio atómico y bombardear con cerca de 300 bombas nucleares, 200 objetivos en más de 100 ciudades, para acabar con el 85% de la producción industrial de la potencia comunista, antes de que sus tanques arrollaran las exhaustas fuerzas aliadas que comenzaban a replegarse del teatro europeo. Era el llamado "Drop shot plan" que preveía usar 100 bombas para acabar con gran parte de la aviación enemiga antes de que despegara.

Pero desplegar una fuerza de bombarderos tan colosal como la que sería necesaria para llevar a cabo semejante ataque no hubiera sido un secreto para nadie, por lo que el factor sorpresa hubiera sido nulo y el éxito de la misión poco probable. Los bombarderos sin una escolta de cazas son vulnerables como una ballena en una piscina.

Llegamos a 1957. En Liverpool abre The Cavern, donde pronto se coronará uno de los mejores grupos de la historia, se crea la Comunidad económica europea y en Barcelona se inaugura el Camp Nou. Mientras, los aliados miran aterrados al cielo. Allí, en la negrura del espacio infinito, un pequeño satélite soviético orbita alrededor de la Tierra proclamando a las ondas la superioridad comunista.

Los americanos, que llevan años atascados con el proyecto Vanguard, se preguntan cómo demonios han podido conseguir esos malditos rojos el empuje necesario para superar la gravedad terrestre. Poco después lo descubrirán. Los rusos han usado una solución que haría morir de placer a un profesor de materialismo histórico de la Academia Lenin. Mientras los americanos se afanan en crear un cohete por etapas viable (si teneis en mente el despegue del Apollo 11 sabréis cómo funciona) los soviéticos han tirado por la rama cooperativista: unir un montón de pequeños cohetes al principal para obtener la fuerza necesaria que eleve al cohete hacia el espacio. Cualquiera que haya jugado a Red Alert, se habrá fijado en que los cohetes nucleares que podemos lanzar si jugamos con el bando soviético, son de este tipo.

Hay una novela de Ken Follet "Doble juego" que narra, a través de una historia de espionaje algo previsible, la situación desesperada en la que se encuentran los científicos americanos días después del éxito del Sputnik. ¿Por qué? El Sputnik en si es un pedazo de chatarra, lo importante es el cohete, pues lo próximo que lancen los soviéticos puede que sea una cabeza de guerra y de la única forma que puedan responder ellos sean con sus vulnerables bombarderos.

Se inicia así la frenética carrera espacial, no para alcanzar la gloria intemporal sino la supremacía militar. Finalmente los americanos lograrían hacer orbitar un satélite, llegarían a la luna y se proyectarían bases de misiles lunares y estaciones espaciales militarizadas (al estilo de Space Cowboys), pero esa es otra historia. Lo importante como decía, son los cohetes.

Mientras se lleva a cabo esa lucha de mentes, el desarrollo de la industria nuclear civil sigue adelante. En las revistas científicas se realizan previsiones de futuro en el que todo funcionará con la poderosa energía del átomo. Coches, cocinas, trenes, tanques, jet packs, barcos... todo lo que se mueva, es susceptible de usar como motor, un generador nuclear.

De hecho a lo largo de la guerra fría se desarrollan diversos proyectos: rompehielos, portaaviones, submarinos, incluso un tren llegó a realizarse (aunque apenas estuvo operativo) Las ventajas de un reactor nuclear son dos: una gran autonomía y son muy silenciosos.

Los submarinos aparecieron en la primera guerra mundial, haciendo los alemanes un uso intensivo de ellos, hundiendo mercantes en el Atlántico, hasta el punto de que podrían haber hecho mella en el esfuerzo de guerra aliado de no haber terminado la guerra tan abruptamente. En los primeros meses de la segunda guerra mundial parecía que la situación sería igual de favorable para los germanos, cuyos sumergibles patrullaban como manadas de lobos las aguas del Atlántico y el Mediterraneo en busca de presas. Los aliados desarrollaron entonces el sonar, que recogía los sonidos del fondo marino. Los submarinos usaban un motor diesel que hacía bastante ruido siendo facilmente detectables por los sonares de los destructores que acompañaban a los convoyes que cruzaban el océano diariamente. Debido a ello, dejaron de ser una amenaza para convertirse en una simple molestia.

Pero como decía, un reactor nuclear apenas hace ruido y ¿qué tenemos si juntamos uno con un submarino? Un sumergible indetectable (a grosso modo vaya) ¿y si le añadimos la posibilidad de transportar misiles?: un arma de guerra definitiva.

Se forma así la tríada nuclear: Bombarderos, submarinos y misiles. Diseñada para tener una amplia capacidad de respuesta en caso de ataque. Pueden eliminar tus silos de misiles o tus bombarderos, pero te quedarán los submarinos para responder. Esta será la columna vertebral del poderío bélico de las dos superpotencias.

Más de lo mismo

Alguien me recomienda ver El método (Gronholm) aprovechando que la han subido a Cinetube. La descargo y me propongo verla una aburrida noche de sábado, cuando los ángeles bailan en la tarima del Skorpia y los pecadores se flagelan viendo cine español.

Najwa Nimri tiene un ataque de hipotiroidismo o se ha comido un globo, está el protagonista de La chica de ayer con más sustancias prohibidas en el cuerpo que Floyd Landis subiendo el Tourmalet, la mujer de Paco en su papel de madre coraje, Eduardo Noriega que se preparó el papel viendo El asombroso mundo de BorjaMari y Pocholo,  Natalia Verbeke con estrés postraumático tras intentar ligarse a Resines, un par de secundarios y Carmelo Gómez que parece un hamster al que han sacado de la jaula para que corra un poco por la habitación antes de volver a encerrarlo.

Aún con todo, me parece un film aceptable en una hora sólo han dicho "follar" una vez y no estaba fuera de contexto; supongo que han batido el record nacional. Tengo que empezar a reconocerlo, igual me he equivocado y no todo el cine español merece ser quemado en una pira.

Pero en esas, confluyen en uno de los servicios Najwa Nimri (sosa como un pollo sin especias) y uno que no es famoso y entonces la chica se queda en sujetador y empiezo a pensar: "No puede ser verdad. Es una película sobre una entrevista de trabajo, no serán capaces de meter un polvo de enganche (para ponerlo en los trailers y que los incautos piquen)" Pues amigos, lo hicieron.  Eso tengo que reconocerselo, ni en guión, dirección, originalidad, efectos especiales y en general cualquier cosa relacionada con el cine destacaremos, pero en lo de meter culos y tetas donde no viene a cuento, no nos gana nadie.

La curiosidad por saber si el acto era justificado en lo que restaba de cinta no pudo contra la repulsión, así que borré sin piedad el archivo y me puse a ver Un día imprevisible una película sencilla, amable y con final feliz ideal para ver en pareja o si estás sólo, para tirarte por el balcón (suerte que vivo en un primero y bajo mi ventana hay césped)

Cosas que me hacen gracia (Champions Style)

Aún recuerdo la primera vez que jugué al PC Fútbol 4.0. Yo estaba en el instituto y allí el conocer todo lo referente al deporte rey era la linea que delimitaba a los apestados de la gente molona. Era mi segundo año por lo que había tenido tiempo de asimilar partidos históricos, alineaciones y anécdotas curiosas. En estas, un día llegó Prosinecki, no el jugador sino un chaval rubio y algo tirillas al que apodábamos así por sus canillas escuálidas, con un puñado de disquetes con el juego de Dinamic.
Cuando llegué a casa lo primero que hice fue instalar el juego y comenzar una liga. Todo iba viento en popa. Era primero de la clasificación y en Europa había ganado todos los partidos, además de un buen montante de dinero, así que decidí hacer un par de fichajes estrella: Overmars y Ryan Giggs.

Overmars era rapidísimo y con él conseguía meter goles casi desde el centro del campo, pero Giggs... maldije hasta la última peseta que gasté en semejante paquete. Igual era un bug del juego, pero su control del balón era desastroso y siempre disparaba a matar (a matar al público tras la portería vaya)
Pasaron quince años de eso, hasta ayer. Cual fue mi estupefacción, al ver saltar al campo de juego al fantasma del PC Fútbol todavía en el Manchester, de donde lo fiché. Me quedé sorprendido de que todavía siguiera arrastrándose por los terrenos de juego y mucho más en una final europea, pero bueno, en cuanto comenzó a jugar el equipo inglés supe que no desentonaría.

Empezando por el portero, un muñeco de plástico alargado de esos que colocan en las playas para que se mueva con el viento, un maniquí del Corte Inglés (que al final resultó ser el que más acertado estuvo), un puñado de ninots, Kim Jong Il intentado huir de las represalias americanas y un tío que pasaba por allí y se sentó en el lugar del entrenador a ver el partido.
Una lástima que Overmars no saliera a jugar...

A folgar a folgar para no ir a la seguridad social

Según un estudio patrocinado por las empresas de profilácticos empeñadas en que la gente se relacione como dos pulpos en una botella, el sexo es beneficioso (exclusiva mundial), no sólo para que tu pareja no te de la patada, sino para la buena salud de los que lo practican.

Previene ataques cardiacos al estimular el sistema cardiovascular, favorece las defensas del organismo, en especial de la inmunoglobina A que protege de gripes e infecciones, alivia los dolores, fortalece los músculos pélvicos, reduce el riesgo de cáncer de próstata, mejora la calidad del sueño y rejuvenece.

De ser verdad, tras dos meses sin dormir ni ir al baño, moriré entre fuertes dolores de un ataque al corazón, que estará debilitado tras una anemia producida por una gripe que me envejecerá diez años; y lo que es peor: no podrán cerrar la tapa del ataúd.
Hay cosas que no se deberían saber...

Quo Vadis

Cuenta la leyenda que una mañana paseaba por una playa de aguas cristalinas y arena blanca como el marfil, la ninfa Europa, que a falta de otro trabajo,recogía flores perfumadas cerca de la orilla del mar, en su Fenícia natal.

Zeus, padre de los dioses y de Roger Moore, todopoderoso macho, quedó prendado de su belleza y decidió hacerla suya; pero su mujer, la malhumorada Hera, la del rodillo en mano y furia asesina podía estar vigilándolo por lo que se transformó en un esbelto toro blanco y atravesando de un salto el trecho que les separaba, se colocó al lado de la hermosa muchacha. Esta, al ver que era manso se subió incauta a su lomo, momento que aprovechó el dios para huir nadando hacia la isla de Creta. Allí bajo la sombra de un platanero, Zeus la cubrió.

La historia no dice si para amarla volvió a adoptar una forma humana más agradable, aunque teniendo en cuenta que "penetró" a Danae, madre de Perseo, en forma de lluvia dorada, me da a mi que no lo hizo.

Tras el pitillo, como un buitre de discoteca cualquiera, la dejó arrumbiada en la isla griega. Por fortuna encontró a un bondadoso Rey que se hizo cargo de ella y de los tres hijos que le dio Zeus (Uno de ellos, Radamantis, famoso porque salía en Los Caballeros del Zodiaco "La saga de Hades")
Por eso me ha encantado siempre la mitología clásica, llegando a leer todo lo que caía en mis manos. Y es que el panteón griego está lleno de crápulas, puteros y casquivanas (igualito que en el congreso de los diputados)

Esos son los inicios mitológicos de este continente en el que vivimos. Luego vino algo más tangible, como las puntas de hierro de los pílum de los legionarios romanos, que bajo su arrollador poder unificaron la Europa Occidental bajo la Pax Romana, inculcando a sus habitantes la cultura clásica de
la ciudad italiana, que bebía a su vez de la helénica.

Pero todo tiene su final, y en un paralelismo aterrador con la situación actual, el imperio se derrumbó bajo el peso de su laxitud, su desidia y su debilidad moral, sumiendo a Europa en un abismo de oscuridad sólo iluminado por la débil llama del cristianismo.

En el barbarizado mundo post-romano, surgió un Rey: Carlomagno, con un sueño, revivir la antigua gloria romana y con ella la estabilidad en sus fronteras. Creó así el imperio Carolingio. No duró mucho. Sus nietos se lo dividieron en tres partes, formando su parte oriental el Sacro imperio romano germánico.

Las décadas se sucedieron como la tristeza sucede al amor y llegó el turno de unos hombres adustos, mal encarados, pocas pulgas y menos educación, pero cuya furia era temida en todos los rincones del mundo civilizado, habitantes de una península agreste sacudida por la guerra. Llegamos nosotros: los españoles.

El plan español para Europa era religioso más que político. Las arcas del estado fueron diezmadas en las luchas contra protestantes, reformistas y en general todo lo que no fuera católico. Pero el arte de la guerra había cambiado desde la edad antigua y los españoles tenían un nuevo mundo en el que poner sus ojos, por lo que finalmente dejaron las luchas en el viejo continente para tratar de defender su imperio de ultramar.

Cuando el sol se acababa de poner para España, el amanecer llegó al vecino del norte: Le petit cabrón, Napoleón, que envuelto en las llamas de la revolución quiso prender fuego al mapa europeo y sacrificar en la purificadora pira a las monarquías caducas para instaurar en sus tronos de oro nuevas lineas de sangre napoleónicas.

Una desastrosa aventura en Rusia, la sangría española y la poca iniciativa del mariscal Grouchy pusieron fin a sus sueños de una Europa dominada por los Bonaparte.

Y la rueda del tiempo giró y a un imperio sucedió otro. Inglaterra no quería dominar Europa. ¿Para qué? Ya dominaban los mares y pese a las constantes luchas de las potencias continentales, estas eran demasiado fuertes para la pequeña isla-nación. Que le den a los europeos, dijeron, actitud que se ha mantenido hasta nuestros días.

Pero llega una fecha fatídica:  28 de Julio de 1914. Las luces de Europa se han apagado; no volveremos a verlas encendidas en todos los días de nuestra vida, llegará a profetizar Sir Edward Grey ante la deflagración que ha estallado en la vieja Europa, que necesitará el auxilio de la mano de obra de sus colonias en África, Asia y Sudamérica para ocupar los puestos de trabajo dejados por los hombres mandados al frente.

Tras la desolación,llega la paz. Comienza así la decadencia europea en todos los campos. Árbitro de los asuntos internacionales, deberá dejar el papel en manos de las dos superpotencias que emergen de la contienda mundial: USA y la Unión Soviética.

La derrota alemana roe las entrañas de muchos germanos, y en especial de un modesto cabo de Bohemia aficionado a la pintura y que pasea un bigote ridículo donde quiera que va. En poco tiempo se hace con el control del país y recoge el testigo de Napoleón. Pretende crear una unión de países europeos bajo la sombra alargada del Fuhrer (Más adelante muchos antieuropeistas señalarán su descontento con la propuesta paneuropea, aduciendo su similitud con el plan nazi)
Como con el caudillo francés, su sueño fracasa en las frías estepas de Rusia.

Una vez más Europa está devastada. Ha sufrido un golpe del que jamás se volverá a levantar. Poco a poco va perdiendo sus colonias, su poder de decisión en los asuntos mundiales se ve eclipsado, su cultura se marchita; ya no es referente en ninguna de las artes, ni siquiera en las nuevas lineas de pensamiento que emergen; y lo que es más humillante: se convierte en rehén de las dos grandes superpotencias.

Las dos primeras guerras mundiales se lucharon en suelo europeo entre europeos; en la tercera serán unos meros espectadores de lo que decidan otros. Se convertirán en una atracción de feria, un macabro y devastador tiro al plato con las milenarias ciudades como objetivos.

Y así, de la misma forma en que tras la barbarie y las décadas de pillaje que siguieron a la caída de Roma, floreció el comercio, tras la desolación de la guerra, con una población hastiada de la violencia y las luchas sin sentido, las naciones se vuelcan en lo único en lo que pueden destacar, lo único que les puede dar un sentido: la economía.

Con la declaración Schuman en 1950, se ponen las primeras piedras de la CEE que traerá décadas de prosperidad económica.

Si habéis llegado hasta aquí, primero, enhorabuena, y segundo habrán quedado muy claras las motivaciones de todos los que soñaron con una Unión Europea.
  • Los romanos ansiaban tierras y más recursos.
  • Carlomagno, orden y progreso. 
  • España, el catolicismo universal.
  • Napoleón, un sueño megalómano.
  • Hitler, la supremacía del hombre ario.
Obviamente son gruesas simplificaciones, pero ¿alguien puede explicarme para qué queremos una Unión Europea? ¿Para qué se pretende crear un sentimiento europeo? ¿Para ser fuertes económicamente? Con una mejora de la CEE bastaba. ¿Para que se nos tome en serio en el mundo? Sin un ejército potente es una causa perdida. ¿Para crear estabilidad? Que se lo digan a los de Sarajevo o Polonia. ¿Para poder afrontar mejor grandes crisis? En el asunto de la gripe A ha sido un sálvese quien pueda; con las medidas contra la crisis económicas igual.

No hay un objetivo (salvo el control efectivo de los ciudadanos), el proyecto "Europa" no existe y para colmo no hay nadie capaz de encontrar un rumbo. Estamos dirigidos por una clase política tan nefasta que Adenauer, De Gaspieri o Attlee se estarán removiendo en sus tumbas por tener unos herederos tan impresentables. Si hasta Anthony Eden al lado de Gordon Brown es el Capitán Justicia...

Cierto que es cuestión de tiempo que lleguemos a un entendimiento total, en que la confianza sea tal que deleguemos parte de nuestra soberanía en un proyecto común, pero para ello se necesita trazar una linea en el suelo y decidir qué es europeo y qué no. El multiculturalismo no puede ser la base de un estado supranacional fuerte como se pretende que sea Europa.

Ahora mismo somos un cajón desastre donde van a parar creencias, costumbres y leyes de todos lados sin pararnos a pensar siquiera si entra en conflicto o no con los ideales europeos, que al final son los ideales romanos, griegos y judeocristianos.

¿Quién podría responder qué es Europa? Para un finlandés es la forma de simplificar el viaje a España, para un alemán una soga al cuello de la que tiran los países más necesitados de fondos de cohesión, para un francés una forma de hacer notar su superioridad cultural, para un italiano el quitarse a Berlusconi de en medio algunas semanas al año, para un español, la certeza de que serán cascos azules alemanes o franceses los que patrullen las devastadas calles cuando comencemos a darnos de hostias los unos contra los otros, como siempre hemos hecho.

Así a bote pronto, para mi, el lugar donde puedes hacer top less en la playa sin que te metan en la cárcel, cosa que está muy bien, pero para eso no hace falta crear órganos de gobierno constituidos por políticos acabados.

Dentro de poco se celebran las elecciones al gobierno de esa maquinaria burocrática varada en Bruselas. La participación será escasa como la de una fea en una orgía de Antonio Resines. En toda Europa a los ciudadanos les importa muy poco el tema. Al fin y al cabo, ¿qué tiene de especial darle el voto a alguien que luego va a decidir lo que le salga del nabo? Nabo francés por supuesto que si no le tiran el camión.

¿Y del panorama en España qué decir? Yo propongo un Royal Rumble entre fanáticos del PSOE y del PP; un combate masivo de gladiadores, como los de la Roma antigua en el que sólo quede uno (espero que el león) Así al menos no darían más el coñazo y dejarían el sitio libre para que alguien hiciera algo en condiciones.

Yo personalmente me iré a la playa a hacer top less. Será mi forma de ejercer mi condición de europeo.

And we made our love on wasteland

Para las que adornaban sus carpetas del instituto con fotos de los integrantes de Duran Duran o Nik Kershaw (desconociendo que tendrían más posibilidades de ligar con ellos si se llamaran Eustaqui) cualquier cosa que diga de Spandau Ballet es harto conocido y redundante. Sin embargo hablando hace unos días con un adolescente, este me preguntaba extrañado ante el videoclip de Beat It si el que cantaba era Michael Jackson. Aquello me hizo darme cuenta de que ya no formaba parte de la élite juvenil y que muchas cosas que damos por sentadas no son conocidas por una gran parte de la población.

Spandau Ballet es un grupo inglés que eclosiona en el panorama musical británico a principios de los 80, recibiendo su nombre de la famosa prisión de Spandau donde estuvo preso Rudolph Hess hasta su muerte. Es mundialmente conocido por True, esa canción hecha para estimular el refocilamiento, el intercambio de experiencias, el arrejuntamiento lúdico, el frotamiento gustoso, el folleteo en una palabra, de los jóvenes antes de que apareciera el reaggeton o su abuela, la lambada.

Tras algún que otro éxito y algún sonoro fracaso, deciden disolverse en 1989 para desesperación de miles de quinceañeras que deciden pasarse a los New Kids on the Block como venganza. Yo conocí a una de estas chicas. Jugábamos un 21 en el patio vacío del recreo en una soleada tarde de primavera. Yo llevaba 20 puntos seguidos en la mejor racha de mi vida y la chica (que estaba de buen ver) me dijo que si fallaba me daría un beso. No puedo decir si tiré a fallar, si el azar no quiso que ganara o si el fuerte viento de levante desvió la trayectoria del balón, pero el caso es que no entró. Me las prometía muy felices y ya imaginaba cómo sería ese primer beso, cuando ella se me acercó, cogió el balón y siguió jugando como si nada. Por supuesto ganó ella y su promesa se la llevó el viento.
En ese momento de mi vida debería haber aprendido que jamás hay que fiarse de una mujer, pero era joven y olvidadizo y no asimilé la sabia lección que me había dado la vida. Despechado grité a los cuatro vientos que Tony Hadley cantaba mejor que cualquiera de los NKOTB. La chica se revolvió y me dio un pelotazo en la cara dejándome los morros bien hinchados pero no como yo había esperado. Y es que no hay nada peor que una tránsfuga musical.

Por si aún queda alguna fan, ahora amenazan con volver este próximo octubre a los escenarios.
Pero no es el canto a la sensualidad y las flexiones amatorias que le dió la fama la mejor de sus canciones. En 1986 sacan al mercado un nuevo album Through the barricades que da nombre también a una de las canciones menos reconocidas de esa década: una balada o canción lenta para arrimarse en los guateques (no soy experto en clasificaciones musicales) que habla de la historia de amor entre un protestante y una católica en Irlanda del Norte, en un tiempo en que el odio no dejaba sitio en los corazones para otro sentimiento.

Me pongo el pijama

Hubo un tiempo en que la tele enviaba a los niños a dormir y no como ahora que los niños mandan a la cama a sus padres y se quedan viendo la tele. Los pioneros fueron la familia Telerín, que nunca llegué a ver pues aunque en mi cabeza las canas asedien a los pocos cabellos castaños que resisten el asalto de la edad, el carné certifica que soy más joven de lo que aparento.

Sin embargo si llegué a tiempo para que un cacahuete peludo hiciera más llevadero eso de irse a la cama, cosa que odiaba no por tener que irme a dormir (que me encantaba) sino porque hacerlo, me acercaba a la hora de ir al colegio (esto ya no me gustaba tanto) En realidad Casimiro no era un cacahuete, era un monstruo indefinido o una pelusa acumulada en el ataúd del Conde Drácula que cobró vida en algún momento indeterminado. Como la verdadera identidad de El Chollo, es uno de los misterios de nuestra infancia que nunca descubriremos.

Casimiro no fue emitido sólo en España, también en Argentina y Chile. No se por qué pero no duró mucho, supongo que ya los niños comenzaban a desobedecer a sus padres o porque los rombos pasaron a ser una figura geométrica más y no un símbolo sexual como la I.

Y ahora un pequeño concurso. ¿Cómo es posible que Casimiro se quite los calcetines sin quitarse antes los zapatos?

a) Casimiro es mago.
b) El dibujante es uno de los guionistas de Lost.
c) Los dibujantes no cobraron y decidieron vengarse de esa forma tan sutil.
d) Todo es un sueño de Resines.

Por si a alguno le cuesta irse a dormir...

As i whip it

Gracias a un comentario de Tortlon en el post anterior, me he dado cuenta de que pese a que llevo desde los comienzos del blog hablando de BDSM, nunca he explicado muy bien de qué se trata; siempre lo he dado por sobreentendido.

BDSM es un acrónimo que engloba diversas prácticas y aficiones sexuales y/o eróticas. Está formado por las iniciales de dichas prácticas:
  • Bondage: B
  • Disciplina: D
  • Dominación /Sumisión: D/S
  • Sado / Masoquismo: S/M
De estas prácticas, cada uno escoge las que más le guste, como en un buffet libre. Se puede ser un amante de la disciplina y sin embargo odiar someterse a la voluntad de otra persona. Uno de los errores que suelen cometer los, llamémosles cariñosamente, profanos, es pensar que por ser sumisa te tiene que gustar que te peguen, cuando a lo mejor lo que te chifla es dejarte atar. En general es un término que engloba infinidad de aficiones aparte de las mencionadas, como puede ser el fetichismo de toda clase de objetos.

Aunque estas prácticas son tan antiguas como el hombre mismo, no confluyen en un espacio común hasta finales de los 70, en los que las comunidades homosexuales masculinas de EEUU e Inglaterra las aglutinan bajo la cultura del cuero. Todos recordáis la escena de Loca academia de policía en La ostra azul ¿verdad?  Hay que decir que incluso en esto las mujeres fueron discriminadas (así como los hetero) pues no se las admitía en esta corriente cultural. Porque a España nos llegó el producto final como si dijéramos, pero al igual que el feminismo, el "frikismo" o el ecologismo, el BDSM motivó una corriente de pensamiento que se fue alimentando de las ideas y vivencias de un grupo de gente, hasta llegar a formar lo que es hoy.

En los 80 se abre al fin a los grupos hetero y a las lesbianas y es en Abril de 1991, cuando en un grupo de usenet: alt.sex aparece por primera vez el acrónimo BDSM como acrónimo globalizador.

¿Qué es el bondage?

Es una práctica que consiste en inmovilizar con ataduras a tu pareja por un motivo meramente estético, como demostración de la propia entrega hacía el que te ata o como parte de un juego erótico previo al sexo. Con frecuencia se suele usar una mordaza o una gagball (una mordaza con una bola que se introduce en la boca de tu pareja)

El bondage es una práctica esencial en el adiestramiento de una sumisa, pues paradojicamente, cuando estás atado te liberas, te ves libre de responsabilidad en todo lo que ocurra a partir de entonces. Es una buena forma de desinhibirse y explorar los propios límites. Esto, mezclado con la sensación de falso peligro que te hace descargar toneladas de adrenalina, convierte a esta práctica en una de las más celebradas.

Lo más básico que se puede hacer es atar las manos a la espalda o al cabecero de la cama, pero los japoneses, tan salidos ellos, han hecho de las ataduras un arte, llegando a ser algunas, verdaderas obras de ingeniería (para las fotos esperad a esta noche que ahora hay niños)

Para aquellos interesados cuya pareja no esté por la labor o sea demasiado torpe para hacer un nudo marinero, debéis saber que existe una variante, el "autobondage" aunque de alto riesgo. Imaginad que os atáis y luego no podéis desataros. Más os vale ser fans de Houdini.

¿Qué es la disciplina?

Más conocida como disciplina inglesa, es una práctica que engloba todas las clases de flagelaciones y azotes (llamado entonces Spanking) Se suele usar el látigo, cinturones, tablas, cepillos para el pelo...
Se suele practicar como castigo por una orden desobedecida o como práctica sexual, pues hay gente a la que le pone ser azotada. El típico cachete al trasero durante la postura del perrito sería una forma muy suave de disciplina.

¿Qué es la dominación / sumisión?

Menos un puñado de afortunados y unos cuantos millones de desafortunados, todos tenemos que sufrir las veleidades de un jefe despótico e irracional. Cuando no es el jefe es tu padre, o tu esposa, o el chico más grande que ocupa la cancha de fútbol y no te deja jugar. A lo largo de nuestra vida, las relaciones de dominación son constantes, en unas somos los que mandan y en otras los que obedecen.

La wikipedia tiene una definición de lo que es una d/s, que me ha hecho bastante gracia: un intercambio erótico de poder. Sin embargo esto no tiene por qué ser así necesariamente. Una sumisa busca la realización de su ser por medio de la entrega a su amo, que será el encargado de velar por ella y ayudarla a hacer ese camino que le lleve a la felicidad. El sexo, como en el amor, no es absolutamente necesario aunque si maravilloso.

Bueno este tema ya está bastante explicado en anteriores posts.

¿Qué es el sadomasoquismo?

Quizás el término más conocido: Llegar al placer por medio del dolor; en sus dos variantes. El sado, si lo que te pone es causar dolor y el masoquismo si es recibirlo lo que te excita. Según algunos estudios científicos, ambas tendencias se encuentran en todo ser humano en mayor o menor medida. Personalmente lo dudo.

En fin, el mundo del BDSM es tan rico que podría llenar páginas y páginas. Espero que este pequeño apunte haya servido para acercaros más a este mundillo.

Desde la mazmorra: Seda

Abro el buzón de mi correo y me encuentro con un mensaje de remitente desconocido: Seda. El nombre ya deja intuir sensualidad, erotismo, morbo, noches de placer o eso o Manolo está intentando ligar conmigo otra vez.

Cuando lo leo me doy cuenta de que detrás de tan suntuoso nick se esconde una joven barcelonesa que arribó al blog por curiosidad tras leer la entrevista que le hice a Matisse. Se ofrece a someterse a mis preguntas y mostrar su visión del BDSM. La cito en un apartado canal de chat donde conversamos hasta perder la noción del tiempo. He aquí la transcripción.

. ¿Cómo te defines?

. Hmm… Pues me resulta difícil definirme, aunque si tengo que hacerlo diría que me gusta jugar a ser sumisa.

. ¿Qué es para ti ser sumisa?

. Para mí personalmente es más un juego, un elemento más en la sexualidad de las personas que buscan algo diferente. Soy bastante liberal, por decirlo de alguna forma, y no me gusta ponerle trabas a la imaginación. El sexo en general es imaginación, complicidad, creatividad, confianza, morbo, y con el BDSM todo eso se potencia al máximo.

. ¿Cómo y cuando supiste que lo eras / o cuando empezó a interesarte el tema y por qué?

. Creo que fui así desde siempre. Soy una chica bastante controladora en general, pero en el sexo (quizá precisamente por eso) me gusta cambiar las tornas y ceder el control. Cuando empecé a salir con gente en mi adolescencia (chicos y chicas) me di cuenta de que sin saber por qué me aburría soberanamente con personas pusilánimes, con esos que a todo me contestaban “como quieras” y que jamás llevaban la iniciativa o el control. Fantaseaba con esposas, con tíos retorcidos, inteligentes y casi mezquinos que sabían dominarme dulcemente, y me preguntaba si sería una pervertida o si tendría un grave problema sexual el resto de mi vida. Entonces me empecé a interesar por el BDSM, entré en el canal #mazmorra del IRC y descubrí que tenía ante mis narices todo un mundo nuevo e interesante por descubrir…

. ¿Qué buscas en una relación BDSM?

. Completarme, por así decirlo. Es como sentirme plena en todos los sentidos. Es el sexo al 100%.

. ¿Qué cualidades debe tener un bueno amo?

. Sobre todo y por encima de todas las cosas, inteligencia e imaginación. Después también le pondría una pizca de malicia, doscientos cincuenta gramos de confianza en sí mismo, un vaso de sentido común, un chorrito de paciencia y una cucharada sopera de ganas de pasarlo bien y, por supuesto, de que la otra persona disfrute.

. ¿Para ti el BDSM es un modo de vida o una práctica sexual más?

. Es, como ya dije, algo más. Quizá me resultase una pena olvidarme del BDSM ahora que lo he probado y sé que me gusta (engancha, jejej) pero no me sería imposible.

. ¿Serias capaz de llevar una relación 24/7?

. No, al menos hoy por hoy. Sólo no busco y lo necesito con respecto al sexo, nada más. No sería capaz de dejar mi vida en manos de nadie por mucho que confiase en esa persona, en general.

. ¿Te has entregado alguna vez a un desconocido?

. Si desconocido es alguien a quien conoces por Internet y con el que quedas un día, sí. Aunque todo tiene su contexto y su por qué :P

. ¿Crees que se puede tener una relación BDSM sin que entre amo y sumisa exista una relación especial?

. Como poder, se puede, pero claramente no sería tan bueno como cuando hay confianza y cariño, por lo menos. Eso ya es la leche, jajajaj

. ¿Has tenido alguna pareja ajena a todo esto a la que le has propuesto algún tipo de juego de dominación? ¿Cómo han reaccionado?

. Uys, sí. Alguna vez lo intenté con un exnovio que tuve hace muchos años, pero me miró raro y creo que desde entonces pensó que me va la marcha y que me gusta que me den palizas y tal. Obviamente acabé aburriéndome de él y lo dejé, y desde entonces llevo más cuidado con ver a quién le hablo de estas cosas.

. ¿Has tenido muchos amos?

. Puessss… no. Creo que así en práctica sólo uno :P

. ¿Te es muy difícil encontrarlos?

. Bastante. Hay muchos tíos que se consideran a sí mismos “Amo”, pero que no lo son. Hay que estar hecho de una pasta especial para serlo.

. ¿Cómo los conociste?

. Por Internet. Cada vez se llena más el canal #mazmorra, y yo creo que es porque los tíos ( y algunas tías) piensan que las sumisas somos un polvo fácil y sin complicaciones, y que se puede hacer con nosotros lo que se quiera. Nada más lejos de la verdad, ya que somos muy exigentes…

. ¿Consideras que hay suficiente información para todo aquel que quiera introducirse en el BDSM?

. Sí. Hoy en día gracias a Internet y a que, por fin, la gente es un poco menos dura de mollera se está empezando a hablar de todo y a conocer un poco de todo. Aún así, también se corrompe mucho la información, o sea que no vale charlar con cualquiera… No soporto que hoy en día se siga viendo la dominación como algo negativo. ¿Habéis leído los libros de Larson? Pues se habla de una chica a la que le gusta el BDSM como si fuese una viciosa sexual satánica.

. ¿Crees que cualquiera con el adiestramiento adecuado puede ser una sumisa?

. No. No todo el mundo disfruta con las mismas cosas…Por ejemplo, conmigo el adiestramiento es sumamente difícil xD

. A los amos les gustan los retos difíciles :) ¿Qué es lo que hace que no te lances en busca de una experiencia más “profunda”?

. Si por profunda te refieres a algo 24/7, ya te he respondido más arriba. En realidad, no descarto intentarlo algún día, si te soy sincera. Pero las condiciones tendrían que ser muchas, y la persona en la que confiase tendría que ser muy especial.

. ¿Tu familia o amigos sabe algo sobre tu “condición”?

. Mi familia no tiene ni idea, pero algunos de mis amigos sí. Por eso discúlpenme si uso un pseudónimo, que nunca se sabe.

. ¿Crees que se tiene todavía estigmatizada a la persona sumisa? ¿y a la dominante?

. Sí. Por regla general, mucha gente sigue teniendo ideas raras sobre el BDSM, fruto de la ignorancia.

. ¿Conoces a alguien de tu entorno que practique BDSM?

. De mi entorno físico no, o al menos no soy consciente de ello. Pero de mi red de blogs habituales, sí :P

. ¿Es fácil desarrollar tu faceta como sumisa en el lugar donde resides?

. Si. Las ciudades grandes, por regla general, ofrecen más posibilidades de todo tipo.

. ¿Piensas que es necesaria toda la liturgia de collares, rituales, etc, es imprescindible para llevar una verdadera relación BDSM?

. No. Sólo son complementos, pero no son estrictamente necesarios. Es como si hablamos de la necesidad de casarse y llevar anillos para sentir un compromiso verdadero… pues eso. Son símbolos.

. ¿Consideras imprescindible poner reglas antes de iniciar una relación D/S?

. A ver. Las reglas siempre son recomendables, aunque también depende del grado de confianza que tengas con la otra persona. Si le conoces bien puede que se necesite menos reglas, pulir y dejar claros menos aspectos. El BDSM tiene que ser ( ya sabes) sano, seguro y consensuado, y si ambos sienten que pueden hacer lo que les de la gana quizá se rompa uno de las tres normas.

. ¿Cual es tu práctica BDSM favorita?

. La inmovilización, (cuerdas, esposas) privación de los sentidos (vendas, etc), recibir órdenes y acatarlas. Yo me dedico a jugar, a fin de cuentas… Lo que más me gusta es la complicidad que se crea con la otra persona, impensable en una relación más corriente.

. Caramba, creo que puedo decir sin temor a equivocarme que a todas las chicas con las que he hablado del tema a lo largo de mi vida, les encanta la inmovilización. Tengo una teoría al respecto, pero la expondré en un futuro post. ¿Y una que no harías jamás de los jamases?

. No soporto el dolor. Es algo a lo que nunca me acostumbraría ni me causaría placer, así que no me gustarían los azotes con saña ni cualquier práctica dolorosa.

. ¿Tienes alguna anécdota divertida o que recuerdes con cariño?

. Bueno, sí. Recuerdo que cuando conocí al único Amo con el que he estado, para ver hasta dónde era capaz de llegar me ordenó pasearme por el centro de la ciudad sin ropa interior, con un vestido blanco bastante transparente. Yo, que ni siquiera suelo llevar camisetas de tirantes porque se me ve el tirante del sujetador y queda feo, lo pasé verdaderamente mal cuando escuchaba la orden… mi cara tuvo que ser un poema xD Pero cumplí como una campeona, aunque no sea capaz de volver a ir al hotel donde me hospedé aquel día porque recordaré toda la vida la cara que puso el botones cuando nos vio entrar…

. Muchas gracias Seda por tu tiempo y tus respuestas. Ha sido un verdadero placer ¿Hay algo que quieras añadir?

Gracias a ti por esta entrevista tan divertida; ya me siento un poco como las famosas ofreciendo exclusivas ;)

Como última cosa que me gustaría decir, recomendaría a todos los que leen este blog (los dos o tres :D) que se dejen de prejuicios y experimenten, jueguen, descubran. Que total, bastantes trabas nos pone ya la vida en general como para ir por el mundo cerrando puertas.
Un besote, Roboto.

. Bueno creo que son tres ya :P Otro beso para ti Seda. Nada más, sólo me queda recordar que todo aquel que quiera dar su visión del tema tiene las puertas de este blog abiertas.

Destruyendo los recuerdos

La patria de un hombre es su infancia, que dijo Rilke cuando pudo comprarse con cuarenta años el caballito de madera que se pasaba mirando durante horas las semanas antes de las navidades de su niñez. Para muchos nuestra patria fueron los 80. Hasta la Coca Cola se dio cuenta del poder de la nostalgia en los miembros de nuestra generación.
 
Apuntándose al carro de intentar sacar réditos de aquellos tiempos y de la cultura que destiló, resulta que alguna mente brillante, a la sombra del relativo éxito de la nueva versión de Battlestar Galáctica, está realizando un remake de V con la rubia tetona de Lost como protagonista.

¿Quién no se acuerda de Diana comiéndose un pobre ratón de chocolate blanco? ¿Y cuantos no deseamos ser uno de esos roedores que introducía en sus fauces glotonas? ¿Quién no tuvo un espejo en Marc Singer y su posterior carrera como actor porno? En fin, V forma parte de la tríada clásica de las series USA de acción junto con El equipo A y El Coche Fantástico, aunque narrativamente era más compleja que las mencionadas.

Aquí os dejo un pequeño fragmento para que veáis lo que están perpetrando.


Después de verlo hay mucho que decir y nada bueno. Para empezar esos efectos especiales sacados de los 90, las naves con poco carisma, el tono depresivo tan propio de las series actuales, y por encima de todo eso, la visitante que se dirige al mundo con su mensaje de paz. Diana era capaz de levantar más tiendas de campaña con una sola mirada, que la chica esta contratando a un ejército de mexicanos. La jefa de los visitantes de los 80 se convirtió en un mito erótico instantáneo; a las nuevas generaciones, la asexuada representante femenina sólo les servirá para hacer buena a la vecina con aparato y gafas de culo de vaso.

Luego está el tema de los uniformes. ¿Qué tienen los productores de cine y televisión contra los colores vivos? ¿Alguien les ha dicho que los televisores ya no son en blanco y negro? ¿Para qué quiere alguien un megatelevisor de alta definición si luego la imagen es una escala de grises y plateados? Lejos quedan esas mallas rojas que marcaban y alzaban, lo que han hecho ha sido reciclar los trajes de los XMEN o usar directamente ropa de calle. Será la crisis o será esa tendencia por considerar que lo negro es serio. Mr Bean de negro sigue pareciendo risible.

Viendo este trailer, no me cabe duda de por qué ese eterno volver a los 80, con sus colores, sus diferencias, su estilo transgresor aunque fuera meramente estético... Las imágenes actuales son tristes, uniformes, impersonales, podrían estar rodadas en Nueva York o en Berlín... Los hombres grises han capturado a Momo y ahora vienen a por nosotros.

El balón de fútbol

Concebí "Cerca de la medianoche" el relato que publiqué hace unos días, no como un mero entretenimiento de media tarde, sino como una historia que desarrollara muchos de los puntos que voy a tratar en una nueva sección: "De la guerra nuclear" Una guía amena y práctica para cuando llegue la Tercera Guerra Mundial (y así darle variedad al blog de paso)

Sólo hay una persona que acompañe al Presidente de los Estados Unidos en todos y cada uno de sus viajes sin separarse más de dos metros de él. No es su mujer, ni siquiera su amante (para los malpensados) sino un turbador oficial del ejército que porta un voluminoso maletín negro unido a su muñeca por un cable.

En nuestro relato era el Mayor de la Fuerza Aerea Graham Feldman. El nombre es inventado, pero el puesto de "tipo con el armaggedon en sus manos" no puede ocuparlo cualquiera. En tres turnos de ocho horas, se van rotando los distintos ayudantes militares del Presidente. Cada uno de ellos tiene una autorización de seguridad Yankee White, lo que significa que está preparado hasta para conocer el color de la ropa interior de Hillary Clinton (algo que no interesa ni a su marido)

Noviembre de 1962. La crisis de los misiles ha tenido un resultado favorable para la humanidad, que se ha librado de la extinción por el canto de un duro. Kennedy está preocupado. Durante la crisis ha tenido que lidiar con los jefes del Estado Mayor que no le han puesto las cosas nada fáciles, aceptando sus órdenes a regañadientes. En algún momento temió que se rebelaran contra él y lanzaran un ataque contra Cuba por su cuenta y riesgo. A los que hayan visto 13 dias les sonará. Eso tiene que cambiar. No puede ser posible que se inicie un holocausto por el ego ofendido de algún general desequilibrado. Además le preocupa que llegado el caso en que tenga que desplegar todo su poderío atómico, no pueda hacerlo porque las comunicaciones fallen.

Décadas después esta preocupación derivará en la creación de Internet, pero mientras tanto, se decide crear un nodo de comunicaciones con los centros de mando militar y una serie de protocolos que le permitan lanzar los misiles con la debida autorización y seguridad. Este nodo portable que acompañará al Presidente en todo momento, pues durante la guerra fría el riesgo de una guerra nuclear es muy alto, se guarda en un maletín, que es llamado coloquialmente: "El balón de football" (según cuentan, tras un comentario de Lyndon B. Johnson)

Su contenido es clasificado; como era de esperar. Aunque por algunas filtraciones se sabe que en el interior del maletín a prueba de balas puede encontrarse una linea segura de comunicación por satélite y diversos sumarios que ayudarán al Comandante en jefe a decidir qué acciones tomar. Entre estos se encuentra el SIOP, una lista de ataques predeterminados conocida como "el libro de juegos" (entre las cuales se encuentra una con el nombre en clave "Amanecer Rojo") creada por Jimmy Carter que se hacía un lío con el SIOP y varios planes para manejar la situación del país tras la conflagración.
No hay un botón rojo que al ser pulsado haga que se abran los silos de Iowa para que los granjeros se sorprendan con los fuegos artificiales más caros del mundo. En última instancia los que tienen el dedo ejecutor sobre el botón son las tripulaciones de los bombarderos, de los submarinos y de los silos de misiles. En Juegos de Guerra, era la duda de que uno de estos hombres no pudiera o no quisiera "girar la llave" lo que hacía que se decidiera que el control sobre las armas pasara a manos del ordenador WOPR que no tendría reparos en mandar al infierno a medio mundo, como buena precursora de Skynet.

La creación de este maletín contribuyó a hacer más seguro el mundo. Hasta entonces, los jefes del estado mayor o en general cualquier líder militar con armas atómicas bajo su mando, podían lanzar un ataque aun en el caso de que no tuviera certificación del Presidente, pues en esa época las comunicaciones eran paupérrimas y débiles ante un ataque de decapitación. Esta situación de "flexibilidad" continuó sin embargo para los submarinos nucleares, debido a su propia idiosincrasia.
En Marea Roja, vivíamos la confrontación entre el Capitán Frank Ramsey y el Teniente Ron Hunter por el control del USS Alabama, un submarino de clase Ohio. El protocolo decía que un comandante de submarino podía lanzar sus misiles por propia iniciativa si no podían contactar con el Presidente de los Estados Unidos una vez hubieran recibido la orden de armar los misiles. Hunter no quiere arriesgarse a empezar una guerra mientras el Capitán se aferra a seguir el procedimiento. Al final se impone la cordura y ninguna ciudad rusa es arrasada.

Para evitar situaciones potencialmente peligrosas se cambió el protocolo para que sólo se pueda iniciar el ataque bajo una orden expresa del Comandante en jefe. En la actualidad sólo los submarinos británicos pueden lanzar sus misiles a su cuenta y riesgo.

La contraparte rusa del balón, llamada Cheget, es más tardía, concretamente del 85. Estuvo lista para la investidura de Gorbachov. No es de extrañar tamaño retraso pues la tecnología rusa más allá de lo que pudieron exprimir de los científicos nazis, y del diseño de armas, no era nada del otro mundo. Solo hay que echar un vistazo a las máquinas recreativas, los ordenadores, el Buran (el transbordador espacial soviético) o el Glonass, rival del GPS que se ideó por cierto para guiar a los misiles balísticos intercontinentales de forma más precisa hacia sus objetivos.

En el caso ruso existían tres maletines. Uno para el Secretario General del PCUS, otro para el Ministro de Defensa y otro para el Jefe del Estado Mayor (y otro para Putin)

El protocolo de autorización de lanzamiento sería más o menos igual que el americano, dependiendo de las botellas de vodka que se haya tomado alguno de los destinados a ordenar un ataque.
Como anécdota, corre el rumor de que al final del mandato de Nixon, cuando estaba inmerso en el escándalo del Watergate, se le retiró el "privilegio" de tener cerca el maletín nuclear. No me extrañaría puesto que en otras áreas de gobierno delegó cualquier decisión en otros miembros de su gabinete, por ejemplo en Henry Kissinger en materia de política exterior.

Visto lo cual, si algún día veis por televisión como el Presidente de los USA se mete corriendo en un coche seguido de un tipo con un extraño maletín negro, bajad a vuestros bunkers y sacad las hombreras del armario.

Finales hijos de puta

Hacía mucho tiempo que no leía nada de Stephen King, de hecho no es un autor del que pueda declararme seguidor. El terror no es un género que considere imprescindible en mis hábitos de lectura; sin embargo todo lo apocalíptico excita mi curiosidad, por eso cuando fui a la biblioteca por última vez y vi en la estantería correspondiente "Cell" del escritor de Maine, me hice con él sin dudarlo (y aproveché para coger también La Catedral del Mar, que se me había quedado cojo el escritorio)

Había oído hablar de Cell en foros y páginas especializadas en todo lo relacionado con los zombies. Y se puede decir que es la versión de King del apocalipsis zombie, creado por los malévolos teléfonos móviles; aunque no seria del todo cierto afirmarlo pues en mi opinión es más bien una vuelta de tuerca ajustándola a estos tiempos, de "Soy Leyenda". No es de extrañar por ello que el libro esté dedicado a Richard Matheson.

Pese a que carece del trepidante ritmo cinematográfico de la obra en que se inspira, las cerca de 400 páginas apenas me duraron un par de tardes.

Durante la historia asistimos al peregrinaje a través de Massachusets de un dibujante de comics en busca de su hijo, perdido en un mundo dominado por la violencia irracional de aquellos que escucharon un misterioso "pulso" a través de sus celulares. Durante el viaje constata que esos "locos" parecen evolucionar llegando incluso a convertir a la gente normal en uno de ellos; pero el pulso resulta estar corrupto y los nuevos acólitos no llegan a convertirse del todo. Tras varias peripecias, el protagonista encuentra a su hijo en ese estado intermedio y tiene en su mano una posibilidad de volverlo a la normalidad. Pues bien, va Stephen King, y cuando estamos mordiéndonos las uñas, con la lágrima pidiendo paso para lanzarse por nuestra mejilla hacia el vacío esperando leer un "Papá, ¿eres tú?", va el tío termina la novela ahí, dejándonos con la duda. Es entonces cuando una frase nace en tu corazón y escala como una centella por tu garganta para que las cuerdas vocales reverberen y den a conocer al mundo o a aquellos cercanos a ti, lo que piensas del escritor: "Que pedazo de hijo de puta" De buen rollo eso si, porque la sensación es similar a la de montar en una montaña rusa, una mezcla de placer y terror, o enfado en este caso.

Finales así, que te dejan con la intriga de saber qué ocurre con los personajes los hay a patadas. Se me ocurre ahora mismo el de V con aquella nave que explotaba en el espacio dejándonos con cara de panolis, aunque la serie ya estaba en decadencia y poco importó. ¿Recordáis alguno más?
Pero amigos, si últimamente un final merece ser clasificado como el rey de los "Qué hijo de puta" es el de la quinta temporada de Lost. Llegaba a la página de agradecimientos del libro, cuando el navegador me informaba de que el último capítulo de esta irrepetible serie se había descargado por completo.

Atención, spoilers de los buenos. ¡Qué hijos de puta, Locke está verdaderamente muerto! ¡Qué hijos de puta, no ha aparecido Desmond! ¡Qué hijos de puta, han creado el inicio de capítulo más acojonante de la historia de la televisión! ¡Qué hijos de puta, ¿cómo han podido hacerle eso a Sayid?! ¡Qué hijos de puta, ¿por qué nadie le ha pegado un tiro a Kate?! ¡Qué hijos de puta, por qué me siento tan identificado con Sawyer?! ¡Qué hijos de puta, me han descolocado por completo! ¡Qué hijos de puta, me han vuelto a hacer llorar. ¡¡Incluso Bernard!!! ¡Qué hijos de puta, jamás volverá a hacerse una serie igual!

PD: El post con más tacos, ¡ever!

La noche de los pitidos largos

Todas las rotativas se habrán detenido en seco esta noche para poder plasmar en las páginas que imprimen la noticia de la que todo el mundo hablará mañana: ¿Quién demonios pensó que Lasa puede ser comentarista de televisión? Suerte que José Ángel de la Casa fue jubilado in extremis, pues juntos, el ex-jugador de Real Madrid y él hubieran formado el verdadero Dream Team de las retransmisiones deportivas; no por su profesionalidad superior a la media, sino por su capacidad de adormercer a los espectadores con su parsimonia y sus comentarios extraidos del libro de Perogrullo.

Pero me da que nadie hablará de este tema cuando el sol vuelva a salir anunciando una nueva jornada pre-estival, sino de la pitada y simultanea censura de la misma por parte de TVE. No hay mucho que decir del tema, sólo que me resulta curioso que algunos silbaran el himno que representa al tipo que está tirando petardos a veinte metros de mi casa para celebrar la victoria del Barça. Y yo no vivo en Vilanova i la Geltrú precisamente...

Diccionario Robótico: Echarle cara

Nunca fui un estudiante muy trabajador que dijéramos. Aprobaba sin necesidad de estudiar, simplemente asistía a clase y escuchaba lo que tuviera que decir el profesor. Las tardes las pasaba leyendo las decenas de libros que sacaba de la biblioteca al mes o jugando con el ordenador.

Cierto día, el profesor de Literatura, antes de enzarzarse a contar anécdotas sobre su fallida vida amorosa, nos alentó a que leyéramos "Las Ratas" de Miguel Delibes. Un mes más tarde, nos amenazó, habría un examen sobre el mismo.

En fin, yo siempre he sido muy pasota, tanto, que compré el libro la tarde anterior al examen tras rebuscar histérico en las abarrotadas estanterías de la librería local. A las ocho de la tarde para ser más exactos. Y bueno, puede que me arriesgue a que Javier Marias me embosque en el callejón de la licorería una noche de luna nueva por decir esto, pero Delibes es tan ameno como una guía telefónica. El resultado fue que no me leí ni el resumen de la contraportada.
Llegó la hora del examen. Por extraño que parezca, no me sentía inquieto. Una extraña calma me invadía. El profesor entró en el aula y lo primero que hizo fue eximir de la realización del examen a aquellos que no quisieran hacerlo, sin ninguna represalia añadida. Creo que nos mandó que leyéramos el libro sin haberlo hecho él antes, y cuando se puso a ello, llegó a la misma conclusión que yo.

Aquella era la mía. Estaba salvado. Sólo tenía que levantarme de la silla y huir de la clase como alma que lleva el diablo. A día de hoy todavía me pregunto por qué no lo hice. Quizás porque sabía que a partir de entonces sería el chico que no quiso hacer el examen.

Movido por los hilos de algún titiritero cósmico votante de Zapatero, me concentré en aquel folio en blanco y comencé a escribir la mayor sarta de mentiras desde los Presupuestos Generales del 2009. Eso si, cuando lo entregué no me tembló el pulso; y tuve la sangre fría de comentar que me había salido mejor de lo que esperaba (claro que lo que yo esperaba era no escribir nada)

Aprobar aquel examen hubiera sido un milagro comparable a que el Atlético de Madrid gane esta liga. De hecho no aprobé, pero tampoco suspendí. El destino es caprichoso y quiso que los exámenes se perdieran en una oportuna mudanza.

Y así, queda acuñado el primer término: Echarle cara.

Isabel Serrano

Hay dos clases de mujeres que pueden atraer a un hombre sin necesidad de hacer gala de un ingenio sin parangón  o prestarse a una conversación inteligente: las guapas y las que sin llegar a serlo, producen un morbo especial, ya sea por la expresión de su rostro, su profesión, lo exótico o inaudito de alguno de sus rasgos, o esa cosa que no se puede explicar llamada sex-appeal.
Cuando las dos características, belleza y morbo, se dan en una sola persona, forman mujeres como Isabel Serrano.

Aunque ya había tenido ocasión de verla en películas como Rosa Rosae y Así en el cielo como en la tierra, o en series de la talla de "Los mundos de Yupi", "Lleno por favor", "Al salir de clase" y "Las chicas de hoy en día" (que de pre-adolescente me apasionaba, no me preguntéis por qué) fue en su papel de Inma en Médico de familia donde me enamoró con su sonrisa insinuante, su mirada profunda, sus largos cabellos negros como noche sin luna y su personalidad fuerte y dominante definida por sus rasgos angulosos, todo un reto para cualquier hombre. Llamadme vicioso, pero entre mis fantasías de adolescente siempre estuvo en primer lugar un duo lésbico entre Isabel Serrano y Lidia Bosch.

Como todas las mujeres de gran belleza en su madurez, con algunos años menos era más bien repelente, aunque las tendencias de décadas pasadas tampoco ayudaban a resaltar sus virtudes. ¿Los culpables?, los hombres y la afición por el vello facial abundante.

Repasando su poco conocida carrera artística podemos ver que comenzó haciendo sus pinitos como bailarina en "La Bola de Cristal" aunque estando Alaska en pantalla, cualquiera miraba a otro lado que no fuera la peluca hipnótica que solía variar de programa en programa. Compaginó este trabajo con el de azafata del Un, Dos, Tres... y cuando se le acabó el contrato, acudió en su rescate Pepe Navarro y su "El día por delante"

Y llegamos a 1995, en el que interpreta a la Princesa Hortensia en "La noche de las castillos" un original concurso, en el que los participantes jugaban una especie de partida de rol en vivo en el interior de un castillo, con el objetivo de salvar a la hija del Rey Folof (Anthony Quinn) de las garras del malvado Torque. No me perdía una sola entrega, pese a que la primera parte, una carrera campo a través con meta en el castillo donde se desarrollaba la historia, era un poco aburrida.

En la actualidad, se encuentra refugiada en el teatro, donde se gasta todo lo que gana en pastillas de jabón para la boca, pues en "Así en el cielo como en la tierra", el mejor ejemplo de que las drogas no son buenas, se enrollaba con Juan Luis Galiardo, lo cual si lo piensas, hace que se te revuelva un poco el estómago.

Hace años le dí plantón veinte veces a una chica que se le parecía... No es por fardar, es que era insufrible.

And you're living in the shade of a video arcade

A lo largo de mi vida internetera, muchos me han preguntado por el origen del nick que uso en mi dirección de correo electrónico. Para explicarlo, debemos remontarnos a un sábado de sobremesa, allá por los tardíos 80. Como cada fin de semana, me senté delante del televisor para disfrutar de media hora de aventuras y proto-rol de manos de "Dragones y Mazmorras" y sus desorientados protagonistas. Tras deleitarme con la belleza de Sheila (que tiene nombre de choni, aunque en inglés suena sofisticado) comenzó una película que influiría en mi vida hasta el punto de convertirme en lo que soy en la actualidad (en mal momento la vi y no me fui a jugar con el cinexin)

Juegos de guerra narra la historia de un crio de instituto, David Lightman, que con su Imsai 8080 de última generación, se topa con WOPR, la supercomputadora del NORAD, encargada de planear la 3ª guerra mundial, mientras busca nuevos juegos para descargar (con lo que se demuestra que había piratería antes del emule)

Lightman toma a WOPR por la computadora de una compañía de juegos, y tras listar algunos de ellos, le llama la atención el último: El laberinto de Falken. Tras consultar con unos amigos nerds y visitar la biblioteca, descubre que Falken es el nombre de un reputado informático, y tras investigar su vida, en un ejemplo de libro de ingeniería social, halla la contraseña para colarse en WOPR: Joshua, el nombre del hijo fallecido del profesor Falken (papel por el cual estuvo interesado el mismísimo John Lennon, ya que se ideó al personaje teniendo al cantante en mente)

A todo esto, David llama a la chica de turno, para impresionarla con sus conocimientos informáticos y jugar a uno de los juegos del ordenador en el que se ha infiltrado: la guerra termonuclear global.
Sin saberlo están manipulando los ordenadores del NORAD, que toma lo que en principio es un juego, como un ataque real de los soviéticos. El resto de la película lo veis, porque merece la pena.
Diseccionando este film, se pueden encontrar muchas coincidencias con mi vida: la chica protagonista es pelirroja, el prota informático, visita la biblioteca con frecuencia, pasa de los profesores, se deja el dinero en videojuegos, escapa del gobierno...y siempre quise leer "El Póker y Armaggedon" La primera vez que la ví me impactó tanto, que, y lo reconozco con verguenza, de mayor quería ser Matthew Broderick (el protagonista)

Y es que en los 80 Broderick molaba. ¿A quién no le gusta Ferris Buellers? ¿Quién no ha llorado con Lady Halcón? Y Glory, era un peliculón. Luego ya hizo "The Cable guy" y "El inspector Gadget" y perdió todo el crédito que tenía (la dignidad cuando se casó con Sarah Jessica Parker)

Pero no sólo causó una honda impresión en mi. Cualquier informático nacido a finales de los 70 que diga que no ha visto Juegos de Guerra, no es un informático de fiar. Una legión de hackers nacieron al amparo de la obra de John Badham. Incluso una práctica usual antes de la existencia del adsl: llamar a un listado de números de teléfono en busca de un computador, recibió su nombre gracias a la película: War dialing.

Recientemente se realizó una secuela, que carece del encanto y el carisma de la original. Y es que aquellos tiempos en que la velocidad de un modem se media en baudios, en que podías llamar gratis por teléfono con el juguete de unos cereales o colarte por una puerta trasera con algo tan simple como un nombre, se fueron para no volver. Y con ellos la fama de Matthew Broderick.

Deutschen filmen

Resulta que Zapatero ha colocado como ministra de cultura a la presidenta de la academia de cine: una madurita de buen ver, coguionista de "Mentiras y gordas", esa subvencionada excusa para ver a las estrellas juveniles del momento retozar como conejos y drogarse como estrellas de rock. Cine de autor lo llaman...

Tras este éxito para el séptimo arte hispano y los vendedores de preservativos, quiero pensar que es el hecho de que el negocio del cine está en manos de ineptos y/o sinverguenzas, y no la falta de ideas o talento, lo que hace que en este pais no se produzcan joyas como dos películas germanas que tuve la oportunidad de visionar hace unos días.

De primer plato RAF, Facción del ejercito rojo. Un biopic de la famosa banda terrorista más conocida como Baader-Meinhoff (apellidos de sus más conocidos integrantes) que causó el terror en la Alemania de los 70 de forma más intensa, aunque siguieron haciendo de las suyas hasta el 98. El ritmo del filme es trepidante y todo aquel aficionado a la historia de Europa la encontrará si no fascinante, al menos un buen entretenimiento.

Lo primero que vemos nada más comenzar la película, es una playa nudista repleta de matojos bávaros. Vaya, pensareis, como en cualquier largometraje español. Pues no, estais equivocados. Las mujeres que aparecen disfrutando de la playa están buenorras. Enfoca la cámara entonces a Ulrike Meinhof, aunque es una pena que no lo haga más allá de su busto, en el sentido escultural del término, pues la actriz que la interpreta es toda una milf digna de admiración.

Este primer momento de la futura ideóloga de la RAF, sirve para mostrarnos su inclinación política y poder enlazar con los sucesos que dieron lugar a la creación de la banda: las revueltas estudiantiles de finales de los 60, el Mayo francés, la oposición al colonialismo, a la guerra de Vietnam, el apoyo de la Unión Soviética, a los palestinos, en fin, lo mejor de cada casa y en especial, la visita a Berlin Oeste del Sha de Persia (a uno de cuyos miembros de gobierno tuve ocasión de conocer)
Viendo en la tele los disturbios provocados por la oposición iraní apoyados por estudiantes alemanes, está Gudrun Ensslin, novia o mejor dicho arrejuntada (pues las mujeres de izquierda no se casan con nadie) de Andreas Baader, que ya por entonces se dedicaba a hacer artefactos caseros en lugar de estudiar en la politécnica, como todos los desquiciados.

Durante varias escenas se dan pinceladas de cómo entran en contacto con Meinhof. Y es aquí donde se nota el mayor pecado del film, que no es más que la falta de profundidad que se respira en todo el guión, especialmente notable en dos partes de la cinta, cuando Ulrike se pasa a la clandestinidad, saltando por una ventana tras Baader que se ha fugado, no sabemos muy bien por qué motivos más allá de estar despechada por una infidelidad previa; y cuando la banda se dirige a Oriente Medio para entrenarse con terroristas palestinos en el noble arte de robar bancos, pues la RAF siempre se calificó como una guerrilla urbana anticapitalista, y nada hay más anticapitalista que desplumar a un banquero; pero se pasan el tiempo tomando el sol en pelotas en lo alto de una azotea y tras un par de escenas charlando con palestinos, se ventilan la aventura oriental, con lo que parece que han ido allí a coger bronce, en lugar de oro (es un juego de palabras que me ha salido así, en un instante) Y es aquí donde se muestra la superioridad fílmica teutona, pues en varios planos se ven los tersos y firmes senos de varias terroristas, pero en ningún momento da vergüenza ajena.

Tras unas secuencias en las que se muestran los distintos atentados con los que plagaron Alemania, la policía los captura y los encierran a la espera de juicio. El ritmo se vuelve algo más lento, hasta que no aparece de nuevo la tensión de los secuestros y atentados que los miembros libres de la banda llevan a cabo para que suelten a sus cabecillas.

El aspecto técnico es sobresaliente. La fotografía nos sumerge en la época hasta el punto de preguntarnos si no estaremos viendo un televisor Thomson en lugar del monitor del PC. El encargado del casting hizo un inmejorable trabajo. Basta ver algunas fotografías que acompañan el post, para comprobar que no es fácil distinguir actores de terroristas.

Sobre "La Ola", la segunda película que vi, ¿qué decir? Rainer Wenger, un profesor que aquí sería llamado progre o perroflauta si no fuera calvo, se convierte en cabecilla de su propio movimiento dictatorial cuando le toca dar la clase de Autocracia (que nadie se extrañe que sea una asignatura del instituto: son alemanes. Es como la religión aquí)

Sólo resaltar un detalle, el uso que Wenger hace del ejercicio físico como forma de imponer disciplina, a la manera del Tercer Reich, y una escena, en la que el profesor pide a los alumnos que detallen qué estructuras sociales favorecen el surgimiento de una dictadura: Alto nivel de desempleo, injusticia social, decepción política, inflación ¿os suena de algo? Como decía el filósofo: Acojona tronco, acojona.

Das Vampire

Homini Nocturna, Nosferatu, Vampiro, el chupacabras bípedo, hijo de caín, strigoi, Bracula, marasousa gótico... muchos nombres han recibido a lo largo de la historia los seres más aterradores y a la vez fascinantes de la literatura victoriana. Esos seres que chupaban sangre a falta de una vida sexual sana. No es de extrañar por ello que el mito surgiera en Rumanía donde... bueno, no hace que diga una palabra más sobre ello, ya todos sabemos como se las gastan en ese país.

Pero no quiero hablar hoy del asexuado y aún así seductor señor de la noche, sino de un libro infantil que me fascinó en mi niñez, hasta el punto de que llegué a leerme dos títulos de la saga en una tarde, lo que causó honda preocupación en mi madre, que pensó que me estaba volviendo loco. Se trata ni más ni menos que de "El pequeño vampiro", de la autora alemana Angela Sommer Bodenburg publicado en 1979, en España, por la editorial Alfaguara.

Antón es un niño normal, con unos padres normales y una normal afición por los cuentos de terror, que un día se encuentra a un vampiro en su habitación, como si de un okupa cualquiera se tratara, solo que más limpio. Antón que es un buenazo y está bastante acojonado por el no muerto, más o menos de su misma edad cuando fue convertido, le esconde de sus padres y pronto se establece un vínculo de amistad basado en el terror (como las relaciones con los ex)

El pequeño vampiro tenía que dar miedo. Como por tratarse de un libro para niños la escritora no podía escribir ninguna escena truculenta, tenía que buscar otro elemento que provocara pavor en el lector y en el protagonista de la historia. Ya que Antón es alemán y no se iba a asustar de otro alemán, Ángela hizo del pequeño nosferatu lo único que temen los alemanes: un prusiano. Así, le dio el nombre de Rüdiger von Schlotterstein.

En los libros, pues la saga consta de 19 entregas, se tocan los temas propios de la literatura infantil: ocultar a tu amigo de tu familia, evitar que un cazavampiros mate a tu amigo, el primer amor entre humano - vampira desdentada, mudarse de cripta, visitas a Transilvania...

Al final de la serie fue degenerando la cosa con títulos como "El pequeño vampiro baila que te mueres" (nótese la ironía) o "El pequeño vampiro lee", que no es para nada un intento de usurpar el trono educativo de Teo, si no que Rudiger encuentra las crónicas de su familia, y se las lee. Un tema apasionante vamos, y debía serlo de veras, pues durante años estuve presionando los nervios del bibliotecario para que comprara cualquier nuevo ejemplar que saliera al mercado, hasta que este decidió expulsarme de la biblioteca, pero esa es otra historia.

Luego, con un éxito rotundo a sus espaldas, habiendo sido traducido a más de 30 idiomas, se hizo una serie de televisión que no recuerdo y una película que prefiero no recordar y que no tenía nada que ver con esos libros de los que aún hoy, guardo un grato recuerdo. A todos los niños que lo fueron y a los que lo son, les recomiendo que le den una oportunidad al tímido chupasangre. Una vez empiecen les enganchara tanto como si les hubiera mordido en la yugular.

Como una promesa...

Hoy día en que se recuerda con cariño cualquier mediocridad por el simple hecho de haberse pergeñado en los 80 (porque de Almodovar y McNamara sólo se salva el Gran ganga) permanecen en el olvido grandes artistas de la música que tuvieron la desgracia de no morir de forma truculenta.

¿Quién no ha bailado el Juntos de Paloma San Basilio? ¿O ha tarareado una canción de Sergio y Estibaliz? No se, alguna, ahora mismo no caigo, pero en el patio del recreo de mi escuela se hablaba de ellos.

Pero si hay alguno más injustamente olvidado todavía, esos son Mocedades. A finales de los 60, un puñado de estudiantes vascos, decidieron que arrojar cócteles molotov no era lo suyo e hicieron algo peor: formar un grupo musical. Para el mismo, escogieron el pegadizo nombre de Voces y música, hasta que alguien decidió pasar de él y usar: Mocedades, que se confunde con macedonia, con lo que se ahorrarían un buen puñado de pesetas en marketing.

El tiempo pasó, los miembros iban y venían, hasta que llegó el festival de eurovisión de 1973 que se celebraba en Luxemburgo. Mocedades fue enviado allí a hacer lo que pudiera con "Eres tú", que por méritos propios, entraría en el top 10 de las listas en los Estados Unidos, quedando segundo en el concurso por detrás de la canción anfitriona, que no vale un pimiento pero como la letra era en francés y ya se sabe que a la gente le chifla el francés...


En aquella época los países del este no tenían voto, ni en eurovisión ni en las comunidad de vecinos vaya, pero si que daban la vara. En este caso, la Yugoslavia de Tito (antes de rodar Verano Azul) acusó a Mocedades de plagiar una canción suya que presentaron en el 66. Pero bueno la Yugoslavia de los 70 era como Liechtenstein hoy, no le hacían caso ni los carteros, así que no fueron descalificados, aunque tal vez eso les costó la victoria a nuestros compatriotas.

Pero sin duda, hablar de Mocedades es hablar de Willy Fog, y no porque Amaya no se hiciera la cera, si no porque fueron los creadores de la banda sonora de la serie. Y amigos, no hay una sola canción mala. Desde la sintonía de la cabecera, hasta el Sílbame del final (con el que enseñé a un guiri a silbar, aunque a mi no me sale, yo lo hago aspirando el aire), pasando por América, América, que colgué ayer. Todos auténticos números 1 en los recuerdos de la grey ochentera, que vestía pantalones de pana inconscientes de que eran y son una horterada.


A lo largo de los años la variación en los componentes de la formación, continuó. De los "expatriados" nacieron Sergio y Estibaliz y El Consorcio. Como curiosidad, Eres tú formaba parte de la banda sonora de Tommy Boy, de la malograda salchicha peleona.

No se mucho más, tampoco es que sea el biógrafo oficial. Investigando un poco, he descubierto que el grupo sigue en activo, igual tienen un club de lectura o algo, no se, pero si pensáis que no se les escucha en la actualidad, pensadlo dos veces.


Esto es lo que canta Casillas cada domingo antes de un partido.

Desde la mazmorra: Matisse

Matisse ha sido la primera en responder al llamamiento. Siempre me he sentido intrigado por la forma de pensar de aquellos que viven el bdsm como una parte más de sus vidas, por saber cómo llegaron a descubrir su rol, y arrojar así algo de luz sobre una práctica que permanece en tinieblas para el resto de los mortales. Por ello puse un anuncio en diversos foros especializados, en busca de sumis@s, am@s y switchs.

En un canal del IRC Hispano creado ex profeso para la ocasión, esta catalana de 45 años tuvo a bien concederme la entrevista cuya transcripción os ofrezco a continuación, con su total consentimiento por supuesto.

Tras una charla intrascendente para romper el hielo, voy directo al grano.

. ¿Cómo te defines?

. Como una perra sumisa poco tradicional.

. Poco tradicional, ¿en qué sentido?

. No me gusta el protocolo asociado a la sumisión, el hacer las cosas simplemente porque tocan, como ponerte el collar o realizar diversas prácticas. Creo que debe ser algo más fluido.

. Esa forma de pensar te habrá costado algún encontronazo. Todos los amos que he conocido eran muy rígidos con esas normas.

. Por eso prefiero a las amas (ríe) Yo los llamo amos de manual. Son gente que un día se enteró de que existía la sumisión y se puso a buscar en Internet información sobre el tema, y piensan que si se salen de esa guía que les marcan, quedarán en ridículo o yo que se.

. ¿Piensas entonces que la información en Internet puede viciar una relación de dominación?

. No hombre, no es eso. Internet ha sido toda una revolución para el bdsm. De hecho si no hubiera existido, nunca hubiera descubierto el mundillo. Como fuente de contactos es colosal y de información claro, aunque esta tampoco es tan necesaria, más que para la liturgia. Al fin y al cabo, sufrimos relaciones de dominación durante toda nuestra vida. Si acaso a lo que más ha ayudado Internet, es a dar nombre a algo que muchas personas sentían y no se atrevían a contar a nadie.

. Sin embargo, si preguntas a cualquiera que no este involucrado, tienes muchas posibilidades de que se escandalicen.

. Por supuesto, al igual que hay gente que considera el sexo oral como algo sucio o el sexo anal como algo antinatural. Supongo que es cuestión de que pase el tiempo y la sociedad se acostumbre a ver ponygirls :P
. ¿Tu pareja qué opina de esto?

. Mi gato es muy tolerante. (Ríe y tras un par de segundos, lo aclara) Estoy divorciada.

. ¿A qué edad descubriste que eras una sumisa?

. Nunca he tenido mucha suerte eligiendo a los hombres con los que salía. Todos eran unos cabrones... perdona, ¿puedo decir cabrón?

. Mientras no me lo digas a mi... :P

. Pues eso, eran unos cabrones, pero la rudeza con la que me trataban, me atraía. No se, en aquella época pensaba que estaba un poco loca, porque siempre terminaba con quien me hacía daño. Hasta que un día conocí a mi ex, que era más bien todo lo contrario: un pusilánime. En fin, es una historia muy larga. Resumiendo, tras mi divorcio empecé a tirarme a todo lo que se moviera y un día, uno de mis ligues, mientras me follaba a lo perrito, comenzó a darme manotazos fuertes en el trasero con cada embestida. Eso me puso a mil. Me puse a investigar y enlacé el spanking con el bdsm. En fin, que tras probar en algunos foros y en el chat, conocí a un chico que me pareció interesante y con él tuve mi primera sesión. De eso hace diez años.

. ¿Qué buscas en una relación BDSM?

. En realidad nunca he buscado una relación en el sentido clásico. Me gusta sentirme dominada, usada, liberada de las decisiones a las que me enfrento a diario, pero sólo en sesiones esporádicas. No se si podría  ser una sumisa 24/7.

. ¿Nunca te lo has planteado?

. No, de momento con mis encuentros eventuales me siento llena (ríe profusamente) Quizás si encontrara el amo ideal...

. ¿Tu familia o amigos sabe algo sobre tu condición?

. No. Tampoco es que me esconda, pero queda mucho trecho todavía para que no te traten como alguien anormal a quien le gusta que le peguen.

. ¿Has tenido alguna pareja ajena a todo esto a la que le has propuesto algún tipo de juego de dominación? ¿Cómo han reaccionado?

. Si, hubo un par. A uno le pedí que me atara y pensó que estaba chiflada. Se le bajó la "moral" y se largó entre disculpas. Al otro le pedí que me insultara y me respondió: ¿por qué si no me has hecho nada? Me eché a reír y tuvimos que dejarlo. Visto el éxito, cuando quiero sentirme dominada, busco a alguien que sepa de qué va el tema.

. ¿Has tenido muchos amos?

. Tantos que ni me acuerdo ;) Se podría decir que un 60% amos y un 40% amas.

. ¿Con cual de los dos te quedas?

. Con ellas. Son más sádicas y cabronas (ríe) y al mismo tiempo dulces y sensuales.

. ¿Te es muy difícil encontrarlos?

. En cualquier chat pegas una patada a una piedra y te salen cientos de amos. Con las dominatrix es más difícil, no hay tantas.

. Me imagino que de esos cientos de amos que comentas, muy pocos lo serán en realidad.

. Imaginas bien. La mayoría son unos aprovechados que sólo buscan una mujer a la que insultar, escupir o usar como una colilla. Hay mucho reprimido y resentido con las mujeres por ahí suelto. Por suerte son fáciles de desenmascarar.

. ¿De qué forma lo haces?

. Con el zorra test (ríe) No falla nunca. Si lo primero que te dicen es "Hola zorra" cierro el privado y paso a otro.

. ¿Crees que se puede tener una relación bdsm, sin que entre amo y sumisa exista una relación especial?

. ¿Te refieres a amor?

. Si

. No puedo contestarte bien a eso, porque nunca he tenido sesiones continuadas con nadie; pero creo que depende de la persona. Pasa igual que con el sexo vainilla (el sexo de toda la vida). Hay quien no podría hacer el amor con un desconocido y quien se follaría a medio estadio de fútbol sin problemas. Aunque creo que una relación 24/7 sí que se tiene que basar en el afecto mutuo aunque sea.

. ¿Consideras la sumisión como una parte de tu vida, sin la cual no podrías vivir? ¿La ves como una necesidad para llevar una vida plena?

. De hecho viví sin ella durante más de treinta años. Pero si que es verdad que ahora no podría dejarlo. Sería como renunciar a parte de lo que soy.

. ¿Cual es tu práctica favorita?

. Me encanta la privación de sentidos. Que me tapen los ojos, me aten de pies y manos a la cama, con las piernas bien abiertas, y dejarme llevar por los deseos de mi amo. Y luego como te he comentado, el spanking me chifla. Que me den cachetes mientras follamos a lo perrito me pone como una moto.

. ¿Tienes alguna anécdota divertida o que recuerdes con cariño?

. Bueno una vez, un chico de unos treinta y pico años, me ordenó que hiciera el pino puente (ríe sin parar) Al principio me costó, pero cuando le sentí dentro de mi mientras derretía cera caliente sobre mi pecho, me olvidé de todo. Estuve así media hora, pero se me hizo cortísimo. Lo que se me hizo más largo fueron las dos semanas en las que no me pude ni agachar jajaja.

. Sabes, desde siempre he podido comprobar que en Cataluña hay mucha "afición" por el BDSM, ¿a qué se debe?

. A que somos la capital del vicio (ríe) Pues no lo se, pero si que es verdad que aquí somos más liberales con el sexo en general. Será el clima, la gente o que nos gusta vivir la vida.

. ¿Conoces a alguien de tu entorno que practique bdsm?

. No. Pero sospecho de más de uno... y de una a los que les va la marcha.

. ¿Y eso? ¿Tienes un radar d/s? :)

. Jajaj ojalá. He visto marcas inconfundibles en algunos de mis compañeros ;) Pero ya te digo son sólo sospechas. Algún día apareceré por la oficina con unas pinzas a ver que pasa jajaj

. Hablando de pinzas...¿duelen tanto como parecen?

. ¡Y más! pero cuando sientes los dedos de tu ama explorando tus entrañas, la mezcla de placer y dolor es explosiva. ¡Vivan las pinzas! jajaj

. Muchas gracias Matisse. Ha sido un placer.

. El placer ha sido mio.

. ¿Quieres decir algo a mis lectores? (los dos)

. Poned un látigo en vuestras vidas ;)

Si alguien se quiere prestar a ser entrevistado y exponer sus experiencias, puede contactar conmigo en la dirección de correo que podéis encontrar en la columna de la derecha.

Te sigo queriendo

Ir a la universidad y no escuchar Kiss fm o que te salga por el camino un brasas alabando a Ismael Serrano, mientras cubre su cuello con una bufanda de lana con 20º a la sombra, es imposible.
En mi último año de asistencia continua a la facultad, solía pasar las últimas horas de la jornada en una sala anexa de la biblioteca, más que una sala era el pasillo de la entrada secundaria a la misma, que no era transitada más que por mí y Hugo, el siniestro habitante de la torre de la hechicería.

Todos los días, cuando el momento de partir hacia la parada del autobús que me llevaría a casa se acercaba, dejaba de lado los apuntes, sacaba unos folios de mi carpeta de Sensación de vivir (a veces me sorprendo del valor que tenía mostrándome en público con ella. Quizá de ello deviniera mi extrema popularidad) y escribía las primeras historias de Mr Roboto, mientras escuchaba la radio en uno de esos minitransistores que se pusieron de moda antes de la salida de los mp3.

Decenas de veces intenté sintonizar otra cadena, aunque fuera M80, pero era imposible, quizás Ismael Serrano instaló un escudo iónico que inhibía sus frecuencias, pero el caso es que terminaba escuchando siempre Kiss fm.

De todos es sabido que Kiss fm sólo tiene tres canciones que emiten a todas horas en un bucle infinito, interrumpido por algún becario de la dimensión oscura, invocado por un malvado y explotador empresario de las ondas. Una de ellas es "Still loving you", de los Scorpions.

Still loving you sonó con puntualidad británica a las 13:50, durante 37 días ininterrumpidamente. Incluso a mí, que no tenía a nadie a quien seguir queriendo, me llegó al corazón (como para no hacerlo con tantas repeticiones) y como homenaje a ese record, a los sufridos oyentes de Kiss fm (si es que todavía queda alguno que no haya optado por la sordera voluntaria) he aquí la canción de Scorpions, dedicada a quien quiera darse por dedicado y a los fans del Señor de los anillos, que no por ser raros no van a merecer que alguien les dedique algo.


Me quejo si, pero mejor Kiss fm que la Ser o la Cope

Kochikame

Apuntando hacia el sol, que brilla que es un primor. Lanzo una piedra con el pie, el zapato se me escapó. El jefe carpintero que hace footing... Escribo de memoria pues de tanto escucharla, se me ha quedado grabada en la memoria la sintonía de esta serie de Studio Gallop, basada en el manga de Osamu Akimoto.

Kochikame es la abreviación de Kochira Katsushika-ku Kameari Kōen Mae Hashutsujo, comisaria del parque de Kameari en el distrito de Katsushika, la historia del policía Kankichi Ryotsu y sus estrambóticos compañeros de la citada comisaria.

Este manga, que comenzó a publicarse en 1976 y continúa haciéndolo, es uno de los más longevos de Japón, con más de 1600 capítulos, sólo por detrás de Golgo 13. El comic no lo he leído, pero la serie de animación, con cerca de 300 episodios, si que la he podido disfrutar en un par de reposiciones en el canal autonómico, combina de forma magistral episodios costumbristas sobre la vida en el Tokyo pasado y presente que te hacen soltar una lágrima, con auténticos delirios surrealistas descacharrantes. (Por cierto, una pena que ya no se usen palabras como "Descacharrante" qué hubiera sido de Bruguera sin ella...)

Misteriosamente, apenas cuenta con un par de OVAs y una película realizada con actores reales, igual de hortera que aquella de Dragon Ball que circula por ahí y a la que Dragon Ball Evolution hace buena.

Ryo sólo tiene un objetivo en la vida, ganar dinero para gastárselo en maquetas y videojuegos, mientras lo consigue, trabaja de policía bajo la atenta mirada del Jefe Ohara, un agente de los de toda la vida, estricto, serio y con bigote. En cuanto se libra de su férrea vigilancia, trata de meter en líos a los demás agentes: Nakagawa, un playboy multimillonario fan de Harry el sucio (aunque posteriormente suavizaron al personaje) Reiko, una sex toon, rubia y de abundante pecho (todo lo contrario al canon de belleza nipón) y Terai, padre de familia y el único sin una característica destacable.

Sin embargo gran parte de su éxito se basa en sus delirantes secundarios: Maria, un transexual que ama a Ryo; Honda, que cuando se monta en una moto se transforma en un salvaje de la carretera; Volgo, que fue mercenario en los USA y cuya nariz sangra a chorros cuando se le acerca una mujer... y muchos más.

Como dije antes, la serie se puede dividir en dos según su temática, una alocada y otra costumbrista. La alocada es típica de muchos anime, Bobobo es el máximo exponente de esta tendencia, pero es en la parte costumbrista en la que destaca Kochikame. De los episodios en los que Ryo recuerda su niñez y su juventud, podemos aprender más sobre Japón y su sociedad que en cualquier curso universitario. Es algo así como "Cuéntame" pero con una diferencia: La serie española rezuma tristeza, desasosiego, derrotismo, regodeándose en ello, sin embargo el anime destila todo lo contrario; se siente la añoranza por tiempos más fáciles si, pero es más una exaltación de lo bueno que se pudo aprovechar de esa época, sin hacer hincapié en las miserias humanas. Desde luego el Japón de los 70 era otro mundo comparado con la España de la época, pero esta "optimista" visión del pasado, se puede ver en por ejemplo Doraemon, cuando el padre de Nobita recuerda los trabajos en el campo a los que les obligaba el ejército en plena segunda guerra mundial. Es una cuestión de mentalidad que hace de Kochikame un entretenido ejercicio de nostalgia y de Cuéntame un bodrio infumable.
 


Kameari es tu hogar
Con la tecnología de Blogger.