El wallpaper de la semana

Las dos de la mañana. Apuro el último cigarrillo de la cajetilla. Mi primera experiencia con el humo. Elegí un mal momento para empezar a fumar. Cuatro euros un paquete de Ducados es demasiado incluso para un masoquista confeso.

Miro por la ventana y no veo nada. La oscuridad lo rodea todo. Algún vándalo apedreó la farola y esta no dará más luz en una larga temporada. Salgo al balcón. La brisa nocturna deshace los jirones de humo que se niegan a desprenderse de mi camiseta. Si las mujeres fueran tan constantes...

Un grillo canta en un jardín cercano. En la calle de al lado, un vecino tiene el volumen de su televisor demasiado alto y a lo lejos me parece escuchar el chillido agudo de un cerdo intentando escapar de la gripe o de un desempleado con ganas de darse un homenaje gastronómico. Por lo demás, nada ni nadie perturba la plácida atmósfera del barrio. Eso me alegra. Necesito serenarme. En 24 horas se decide mi futuro y ni siquiera el chute de nicotina y el jugueteo con el cigarro ha conseguido traerme algo de tranquilidad.

Me derrumbo sobre la butaca y miro el monitor de mi PC. Noctámbulos o "Nighthawks", obra de Edward Hopper ocupa toda la pantalla. Ya conocía la obra, pero no fue hasta hace unos días que encontré una copia de tamaño aceptable que usar como wallpaper. Mirarlo es como contemplar el fondo de mi alma.

Cuatro personajes, cuatro solitarios inmersos en sus pensamientos, ajenos a los demás, pasando las horas en un restaurante nocturno en una ciudad dormida a la que no le importa sus desvelos. Cada uno con una historia que les ha llevado a ese lugar sin salida en el que aguardan un amanecer que no llegará. Un gran cuadro.

Oido en el interior del club de tenis local

- Este fin de semana se celebrará un torneo mixto por parejas, por si les interesa.
- ¿Y pueden participar hombre y mujer?

Está comprobado que tener dinero no conlleva poseer una cultura aceptable. Tuve que hacer considerables esfuerzos por no reirme con la pregunta de la mujer que trataba de renovar su filiación al club. Al final cedí a la risa y tuve que salir de la recepción a todo correr hacia la terraza de la cafeteria, donde llamé la atención, con mis carcajadas contenidas, de un grupo de milfs que disfrutaban de la soleada tarde, con un sol y sombra y decenas de anécdotas vergonzantes de sus esposos.

Ese sitio es un filón. Tengo que volver más para tratar de responder a una pregunta que atormenta a los sabios de medio mundo: el acento pijo ¿nace o se hace?

Oido en la puerta del club de tenis local

A mi me dice mi marido: ¿Cómo te lo hago, despacito o rápido?
 
En un corrillo de señoras, una de ellas no dudaba en exclamar sin la menor muestra de reparo o decoro, semejantes palabras capaces de excitar la imaginación de cualquier pobre mancebo que caminara junto a ellas con el simple propósito de machacar su cuerpo en un cercano parque.

Quien sabe si se refería a clavar un clavo, en la definición formal de la expresión, o la forma en que la empuja en los columpios, también formalmente, pero yo entendí lo que entendí, sobre todo por las risitas cómplices a medio tono con la que fue recogida la ocurrencia por sus amigas, que trataban de cubrir su sonrisa con el anverso de la mano, como hacen todas las damas adineradas cuando se ven ante una picardía que sería abiertamente inadmisible en su círculo social.

No me quedé a conocer la respuesta, pero con semejante afirmación está claro que ella está con él por el dinero, pues todo el mundo sabe que primero es despacito y luego rápido hasta que aguantes (a no ser que tenga la espalda demasiado tensa, con lo cual es mejor empezar el masaje con rapidez y contundencia), y si el confundido cónyuge no se ha dado cuenta, creo que su señora esposa va al club de tenis a otra cosa, lo cual explicaría por qué agarraba la raqueta del lado ancho de la misma.

Ya se sabe lo que se dice de las tenistas, con esos grititos agudos al devolver una bola y esas minifaldas propias de una Barbie, pero no me esperaba que aquí, donde la influencia del libertinaje nórdico apenas ha permeabilizado la timorata sociedad local, la gente hablara del "modus operandi" de sus parejas con tanta despreocupación. A ver si seguimos así...

Cosas que no me hacen gracia (H725)

La tarde se presentaba cáustica y aburrida. Fuera llovía y dentro los nubarrones cubrían el cielo y el futuro. Cualquiera diría que me había acercado demasiado a la ventana de mi vecino jamaicano, excelso jardinero, pero no, simplemente estaba aburrido.

Haciendo zapping en busca de algo decente con lo que aniquilar la desidia, recordé la machacante promo que Cuatro, ha hecho de Perdidos. Si yo no fuera al ritmo de los USA, ahora mismo me estaría acordado de los familiares fenecidos de los creativos a los que se le ocurrió semejante despropósito, ya que han reventado la serie a todo aquel que quisiera acercarse al fenómeno televisivo de la década. Sólo se explica, que hayan querido atraer al público fiel a la serie. Sí, ese que odia a muerte el doblaje en español, y entre los que me incluyo, y que pone el despertador todos los jueves a las 6 de la mañana para descargarse un nuevo capítulo, para verlo aunque no se tenga ni idea de inglés.

Resulta que hoy en la mencionada cadena, emitían un maratón con los seis primeros capítulos. En pocas palabras: Un coñazo. La serie no aguanta un revisionado. Es demasiado pronto. A todo aquél que se pregunta qué hay a la sombra del pie de la estatua, ¿qué puede aportarle ver un flashback de Boone o Shannon? ¿o ver corretear por la jungla a Walt detrás de su perro?

Como mucho, sirve para intentar adivinar hasta qué punto los guionistas tenían en mente los acontecimientos que se están viviendo en la 5ª temporada, y comprobar el cambio tan brutal que sufren algunos personajes en apenas tres meses en la isla. A destacar Sawyer, al cual le hubiera dado con una puerta en la boca en estos primeros episodios, pero que al final termina siendo todo un héroe.

A los seguidores, sólo nos quedará deleitarnos con los episodios clave de las distintas temporadas, que están mayoritariamente protagonizados por John Locke, que es dios desde el primer minuto de metraje, y por el "brother" Desmond, único que ha conseguido hacerme llorar a moco tendido, con un "Te quiero" (televisivamente hablando)

Help: Especial Apocalípsis

Hace algunos años, cuando la gripe aviar saltó a los medios de comunicación de masas, según algunos para desviar la atención de la sangría en Irak, escribí un breve post sobre el tema, para tratar de calmar los exaltados ánimos. Teniendo en cuenta que no me leía nadie en esa época, fui muy ambicioso. Lo titulé "El capitán Trotamundos" el nombre coloquial que recibía una cepa de supergripe que acababa con el 98% de la población mundial en "La danza de la muerte" de Stephen King o como también se llamó a su revisión extendida: "Apocalipsis" Tengo un refinado humor negro. Está mal que yo lo diga.

Hoy, cuando los casos por la "gripe porcina" en México comienzan a hacerse un hueco de nuevo en los titulares, no dejo de recibir visitas buscando información sobre el mencionado capitán. Aunque las cifras en principio no parecen dar pábulo a las alarmas, las medidas leoninas adoptadas por el gobierno mexicano, que comienza a bordear el estado de sitio, si que lo hacen. Y es que la velocidad con la que se desarrollan los acontecimientos es escalofriante y recuerda a tantas y tantas películas catastróficas en las que la humanidad sucumbe a un pequeño virus. Por fortuna, este nuevo microbio no hace que sus víctimas se levanten de la tumba y comiencen a devorar a los sanos.

La gripe mata a mucha gente todos los años. No serían en principio nada especial las apenas 100 muertes confirmadas. Sin embargo hay varios hechos que no llaman a la tranquilidad. La primera es que este brote surge fuera de temporada, afecta sobre todo a adultos sanos (un denominador común con SARS y H5N1) se transmite con extrema facilidad (como lo demuestra que poco tiempo después de la alarma, se estén registrando casos en distintos puntos del globo) y es una mezcla genética nunca vista de dos variantes de virus H1N1, virus porcinos y de aves (lo que hace pensar a muchos que es algo "fabricado").

Cuando el H5N1 estuvo en su momento álgido, se temió que se recombinara con otro tipo de virus, en animales como los cerdos (así lo reflejé en un post anterior) y formara una especie de supervirus que solucionara el problema de la superpoblación de un plumazo. Parece que finalmente ha ocurrido, aunque no con dicha cepa.

La coincidencia de que Obama se reuniera hace unos días con uno de los primeros muertos por la enfermedad ha dado alas a toda clase de teorías conspiranóicas que hacen que los fans de Expediente X estén muriendo de gusto en sus butacas. Dichas teorías van desde el comienzo del plan para erradicar a un alto porcentaje de la humanidad para solucionar los problemas económico-sociales del planeta, un refinado intento de magnicidio, un ataque de los Estados Unidos para lograr la gran unión americana y darle salida al Amero, una nueva moneda; una cortina de humo para estabilizar México a las bravas sin que nadie se queje... y la siempre perenne hipótesis Gaia, dispuesta a vengarse de esos microorganismos que le hacen perrerías, llamados "humanos".

En los foros y blogs de medio mundo, se suceden los comentarios de personal sanitario y presuntos habitantes de ciudades mexicanas afectadas, en los que comentan que la situación es peor de lo que admiten las autoridades, nuevos focos no reportados, el fallecimiento de personal sanitario y transmiten su temor por ser infectados. Parece un guión de Hollywood ¿verdad?

Sin embargo hay algo raro en todo este asunto. En una ciudad de ocho millones de habitantes, ¿cómo han podido entrar en contacto los turistas de New York, España, Israel, Canadá, etc, con alguno de los 1000 pacientes confirmados? Igual uno de esos infectados trabajaba en el aeropuerto, supondrá alguien. De ser así, en los siguientes días veremos un rosario de nuevos casos por todo el globo.

¿Es hora de que mandes todo al garete y te líes con esa vecina casada que tanto te pone, sin pensar en el mañana ni en la escopeta que guarda su marido tras la puerta del dormitorio? ¿Ganará in extremis la liga el Barça pese a que se ve a todas luces que de seguir así, la perderá en el último partido? ¿Es este el final? casi que no; pero lo que es inquietante, es que parece que de un tiempo a esta parte, no dejen de aparecer nuevos virus con una peligrosidad mayor que el anterior. A ver si va a tener razón el sargento de artillería Highway cuando dice que hay que cuidar la ecología...



Para calmar los ánimos.

Al final sólo quedará Hulk

La propuesta de Marvel: "The End", pretendía ser la serie que definiría el final de los personajes más carismáticos de la casa de las ideas mostrando sus últimos momentos antes de diñarla. Una idea ciertamente interesante pero con un valor "histórico" nulo, pues la continuación de las series normales de los superheroes, la convierten en un macabro "What if" sin ningún valor añadido. Nada de la serie definitiva. Ni siquiera la de Onslaught lo fue.

A mis manos sólo llegaron dos números, uno muy ñoño sobre Lobezno, del que no pasé de la tercera página, porque estaba en inglés y me cansé de ver nieve, y el ejemplar dedicado al gigante verde americano que más veces ha cambiado de color: Hulk, o la masa para los admiradores de Lou Ferrigno.

La historia, de la que no desvelaré nada, pues es un comic que recomiendo, equipara al cabreado superhombre con el titán Prometeo, plantea una cuestión importante sobre el sentido de la inmortalidad y pone punto final a la eterna lucha Banner-Hulk, la única importante para él, pues todas las demás: contra Lobezno, La Cosa, Abominación y tantos otros, no han sido más que escaramuzas molestas, como las que mantiene con los insectos que tratan de devorarlo en este epitafio apocalíptico.

Y es en esta lucha entre hombre y monstruo, tan vieja como el ser humano, sobre la que radica el éxito del personaje. Pues es este desafío entre nuestra razón y el instinto primario y salvaje que anida en todos nosotros, el que nos hace seguir adelante y avanzar paso a paso. Ahí donde cualquier hombre racional se daría por perdido, aparece el Hulk de nuestro interior que nos grita para que sigamos luchando, que ruge, lucha por tomar el control de nuestro cuerpo y amenaza con una explosión de furia, una tormenta de destrucción que acabe con todo, para al final, prevalecer sobre las dificultades. Porque no hay nada más fuerte que Hulk, ni siquiera la muerte.

Mr Roboto siente... frío.

¿Quién soy?

La página de Yahoo se cargó en un instante. Pulsó nerviosa el enlace que la llevó al formulario de entrada al webmail y escribió la dirección de correo de Joaquin, el chico por el que suspiraban todas en su clase.

Colocó el cursor sobre la casilla del password y se detuvo un instante, pensativa. ¿Si yo fuera él, qué habría elegido como contraseña? Se devana los sesos mientras tamborilea los dedos sobre el escritorio. Entonces recuerda que Joaquín no deja de hablar del Real Madrid. Prueba con el nombre del equipo. Incorrecto. No se da por vencida, lo intenta con el nombre del gran capitán. Tampoco hay suerte. Entonces le viene a la memoria una discusión que tuvo la semana pasada con unos alumnos de último curso, sobre quién era el mejor portero del mundo. Excitada, escribe con cuidado "Casillas" y un click después está husmeando en la bandeja de entrada de Joaquín, dispuesta a desentrañar sus secretos.

Esto no es más que una versión burdamente novelada de un hecho que se lleva a cabo cada día en numerosas ocasiones. Es un ataque de ingeniería social bastante básico pero una muestra de lo vulnerables que podemos ser frente a este tipo de agresiones.

La información es poder y en la era de Internet, no hay otro poder comparable. Por ello debemos preservar nuestra información a toda costa. Si, no todos somos perseguidos por la CIA, hacienda o la mafia, pero existen dos enemigos que todo ser humano tiene: Las personas de nuestro entorno y la publicidad.

Las empresas gastan auténticas fortunas en mejorar el target de sus productos, para hacerlo lo más preciso posible, lo que llamo un "smart spot". Para ello, compra bases de datos de páginas conocidas y redes sociales como Myspace o Facebook con el fin de conocer los gustos del individuo. Y cuando no las venden, son las mismas páginas las que hacen uso de la información personal que se les da.
Sin habérselo pedido, Google guarda mi historial de búsquedas en su web, desde ¡¡noviembre de 2006!! Puedo ver qué busqué el 6 de febrero de 2007 por ejemplo: series de policías, cronología de Star Wars y sinónimos de tetas. Con toda esta información Google crea una matriz de gustos y te endilga la publicidad apropiada a tus gustos. Ahora me explico por qué tantos anuncios de Victoria Secret. Por ahora estas grandes corporaciones sólo usan nuestros datos para cubrirnos de spam, pero ¿qué pasará si un día los gobiernos presionan a estas empresas para ceder sus datos en beneficio de la seguridad nacional? En China los de Google ya han pasado por el aro. ¿Tendrémos aquí que cuidarnos alguna vez de buscar las obras de Adam Smith?

Luego están las personas de nuestro alrededor, no necesariamente conocidas. Imaginad que tenéis un vecino pesado al que nunca habéis dirigido la palabra pero que bebe los vientos por vosotros en la oscuridad de su salón. Le basta escribir vuestro nombre en páginas como 123people, y tendrá con un sólo vistazo, información importante sobre lo que hayamos colgado en Internet, como fotos, blogs, perfiles en redes sociales, números de teléfono, direcciones de correo, etc. En el mejor de los casos, os estará dando la matraca en el Tuenti hasta que os canséis de él.

Así pues, debemos interiorizar que Internet es el reflejo digital de la sociedad, en este caso de una sociedad en la que todo el mundo es malo mientras no se demuestre lo contrario y en el que la tranquilidad tiene un precio: no ser molón como el resto de tus amigos.

Un último consejo a las chicas sin prejuicios que se dejan filmar por sus promiscuos novios: Cuidado con quién maneja la cámara, pues como diría Ian Malcolm: "Las fotos guarras se abren camino"

El sexo en la palabra

Al principio fue el verbo. Y en el porno en Internet, se puede decir que también. Descontando aquellas elaboradas imágenes en ASCII que recordaban a las películas del Canal +, lo único que tenían los hombres sexualmente activos y solitarios para aliviar su libido, eran los relatos eróticos que circulaban sin orden por la red, hasta que llegó un sevillano apellidado Marquez con una página bajo el brazo inspirada en su nombre, en la que clasificaba y archivaba relatos picantes de toda temática.
La popularidad de Marqueze.net subió como la espuma y pronto se le fueron añadiendo secciones más visuales, como imágenes y pequeños videos que se pudieran descargar sin que las lineas de 56kbps de la época echaran chispas; incluso llegó a contar con una sección de contactos en la que descubrí la atracción que ejerzo sobre un porcentaje importante de gays.

Toda una generación de inexpertos nerds obtuvieron la inspiración y los conocimientos sobre el sexo opuesto y como satisfacerlo, de las virtuales lineas de esta web.

Luego llegó la banda ancha y la posibilidad de acceder a ingentes cantidades de imágenes en alta resolución y películas completas y la página dejó de centrarse en los textos, quedando como único faro de la literatura erótica amateur, Todorelatos, con un diseño sobrio y funcional y la posibilidad de enviar tus propios relatos con facilidad, siendo estos puntuados y comentados por los propios usuarios, que en general suelen ser benévolos, aunque siempre está el típico gracioso que te coloca un terrible por la cara. También cuenta con relatos hablados, aunque la chica encargada de leerlos, le pone menos entusiasmo que Jose Ángel de la casa retransmitiendo un partido de la CONCACAF.

Pornophonique

No os asustéis todavía. No os tapéis los ojos con la mano para mirar la pantalla entre los dedos (eso sólo funcionaba con el canal +) Pornophonique es el nombre de un grupo indy alemán que, lo juro, encontré por casualidad mientras buceaba por Jamendo, una web donde músicos alejados de la fama de los grupos comerciales, exponen sus obras a disposición de todo el que tenga a bien descargárselas. Bueno creo que detrás hay un rollo legal que a mi particularmente no me interesa porque no me voy a poner a venderlas en el top manta.

El caso es que encontrareis música de aceptable calidad. Nada de toparos con un solo de zambomba de vuestro vecino, más que nada porque eso es algo que se hace en privado. La zambomba es el instrumento maldito, ya lo dijo bunbury un día que no estaba fumado. No se, hace tiempo de eso, quizás 20 años. La primera canción de estos teutones que escuché, me llegó al corazón. Se llama "Sad Robot" y más apropiada no podría ser.

Puede que os sonaran de algo algunos de los samples, eso es porque estos músicos usan en sus composiciones una guitarra, una Game Boy y un Commodore 64, que ya son más instrumentos de los que sabe tocar Manolo Garcia.
La canción pertenece a su segundo disco "8 bit lagerfeuer", cuyos tracks están basados en el mundo del videojuego. Otros temas son "Lemmings in love", "Game over" o este que os recomiendo "Llévame al nivel de bonus porque necesito una vida extra", una canción que habla de segundas oportunidades, amores que nunca se llegan a romper y Super Mario.

Con canciones así ¿quién puede resistirse a acudir a uno de sus conciertos y enseñar los pechos en un sólo de Gameboy? Yo desde luego no.

Help: Especial Cosas de casa

Vista la buena aceptación del post anterior y la sugerencia por parte de Hoeman de retomar, por unos instantes, las figuras de aquellas series que tantas y tantas tardes llenaron en nuestra juventud. Empezamos por el casting de Cosas de Casa, que como todos sabréis, surgió como Spin-off de Primos lejanos.

Urkel: Se encasilló. Nadie lo duda. Poco a poco se fue haciendo con el show, como si de un televisivo Alien se tratara. Salió del espacioso estómago de Carl y se apoderó de las vidas de los Winslow y del cariño (es un decir) de la audiencia. Después de tantos años de ¿He sido yo?, andares ridículos, voz nasal estridente y pantalones por el sobaco, ¿alguien podría tomarlo en serio? Y efectivamente no lo hicieron. Por aquella época, Kim Possible todavía era la fantasía de un dibujante en paro, por lo que tuvo que conformarse con poner voz al erizo azul de Sega, en esas series tan deplorables del que todo amante del videojuego reniega.

Aún así, en 1999 volvió a la pequeña pantalla con "Grown ups" algo así como "Urkel crece", en cuyo episodio piloto aparecía Punky Brewster, de cuya lucha contra sus pechos nos haremos eco en otra ocasión. Pero finalmente la morena pecosa que se operó pero no para ponerse más, fue removida del show, que sólo duró una temporada. Desde entonces, Urkel ha hecho poco, lo más destacable, aparecer en Dreamgirls, la película sobre Las Supremes protagonizada por la jamona Beyoncé.

En 2001 se graduó en "Cine y televisión" (y yo perdiendo el tiempo con la informática) por la UCLA. En 2005 la rumorología se hizo eco de la muerte del actor, tras suicidarse y dejar una nota que decía "¿He sido yo? No es broma, la gente se lo creyó. Aunque la verdad es que estaba cenando con Miguel Bosé. Actualmente, se dedica a asustar a los niños con sus ojos de rana, mientras pasa las noches observando con su telescopio desde su ventana, la habitación de Laura.

Judy Winslow: No merecería aparecer aquí, pues de la noche a la mañana desapareció como la  inocencia de Joselito. Sus padres pedían más dinero a la productora, pero estos ya tenían a Urkel y al rey del Mullet en plantilla. No necesitaban una niña que únicamente servía para llevarle la achicoria a la abuela. A medida que la familia de Urkel crecía, la de los Winslow menguaba. Así desapareció la Tia Rachel, la madre tuvo menos escenas hasta que finalmente desapareció y a la abuela la sacaban de vez en cuando de brazos de un hombre diferente en cada episodio, como si fuera una buscona.

La pequeña Judy llevaba en su nombre su futuro, no en vano su apellido es Fox worth. Tras el duro golpe de su despido, buscó la fama con un grupo musical que formó con sus dos hermanas. No tuvo ningún éxito y pronto se echó a la bebida, las drogas y los Ferrero Rocher en mal estado, sobre todo cuando tuvo que usar su fortuna para evitar que la familia se declarara en bancarrota (a veces es mejor estar sólo)

Sin dinero, con una depresión que amenazaba con terminar su vida y un buen cuerpo, sólo podía terminar haciendo una cosa: Porno. Bajo el nombre artístico de Crave, desarrolló su carrera entre el 2000 y 2001 con títulos como: More blacks dirty debutantes 30, the adventures of peeping tom 28 o Hot girlz, entre otros. No lo hacía demasiado bien.
En el 2006 se le pierde la pista tras sendas apariciones en el show de Oprah y el show de Tyra Banks.

Waldo: Faldo. El mito. El hombre. El que no le dieran una serie para él solo demuestra la poca inteligencia de los productores. Puede que no hiciera nada más después de la serie, pero ha pasado a la inmortalidad televisiva, pues, como muchos sospechaban, es el que juega al baloncesto contra Will Smith en la cabecera de El príncipe de Bel Air. Apareció en Moesha, una de esas series para afroamericanos en la que los negros molan y los blancos son tontos.

El guindilla: Muchos dirán que el alma de la serie era Urkel, otros que Waldo, sin embargo el personaje que más me impacto, fue este amigo de Waldo y Eddie metido siempre en asuntos turbios. Por mucho que he buscado, no he encontrado nada de él. Esto y el hecho de que su protagonismo fuera esporádico, hacen que no descarte que lo cogieran de la calle y lo pusieran a actuar por un bocadillo de choped. Como curiosidad, si escribís "Guindilla cosas de casa" en google, en primera posición aparece el blog de Sett.

Carl Winslow: El único que continuo trabajando de actor con regularidad aunque en producciones de bajo presupuesto. Sus apariciones en la televisión son algo más conocidas, como sus papeles episódicos en C.S.I, Bones, Crossing Jordan, Will & Grace... Tuvo la suerte de poner voz a su personaje en el videojuego de Gamecube "Die hard: vendetta" En 2008 resucitó al personaje de Al Powell para un episodio de la serie de la NBC "Chuck"

Los hermanos Winslow: Curiosamente, Laura es mayor que Eddie en la vida real, aunque en la serie era al contrario. Se hizo rapera, hizo el papel de prima de Moesha en la serie del mismo nombre y de profesora en What about Joan, protagonizada por Joan Cussack y de la que me declaro, no sin algo de vergüenza, fan acérrimo. Próximamente estrenará Steppin: the movie, junto con Eddie y Carl. No sé vosotros, pero yo me la pienso perder.
De Eddie poco se puede decir. Sigue actuando aunque en trabajos que ni una treinteañera soltera podría soportar con un bol king size de helado de Canela Pecan. Tuvo un personaje episódico en Moesha, el Kim Possible de Cosas de casa.

Roma no se escribió en una hora (III)

Un escritor sólo necesita su mente para registrar de forma indeleble la historia que lucha por salir al papel; pero esta se irá complicando más, con personajes que llaman a su puerta en busca de protagonismo, conversaciones a la luz de las velas, lugares exóticos de belleza salvaje y peligros ocultos... Echa mano entonces del papel y el lápiz, pero inmersos como estamos en la era digital, no está de más ayudarnos en la titánica tarea, con determinado software que alivie la carga de escribir una novela. En particular suelo usar tres.

Mind Manager: Es un programa de pago que uso especialmente para diseñar los blog-juegos. Permite crear árboles binarios cuya estructura se ajusta a la perfección al formato, siendo cada nodo del mencionado árbol, un post de la historia del cual surgen dos ramificaciones. También lo uso para tener una representación rápida de cuales son los personajes de una historia y los lugares que visitan.

Treedbnotes: Es un híbrido entre base de datos y agenda, dividida en árboles, que a su vez pueden ser de contactos, passwords o texto. En este último tipo podemos incluir, aparte de texto editado con el procesador integrado, imágenes, vídeos, enlaces, etc. Es muy útil para tener una representación gráfica de los objetos de nuestra novela, o simplemente para clasificar apuntes sobre la misma. Existe una versión gratuita carente de bastantes funciones, que sin embargo no nos impedirá sacarle provecho al programa.

Storybook: Específico para escritores. Nos permite organizar tramas, lugares, personajes, descripciones, diseñar los capítulos... Tiene un par de contras, su escasa retrocompatibilidad con versiones anteriores, un problema temporal puesto que aún está en desarrollo, y cierta complejidad para el usuario novato, que puede echarle para atrás. Lo bueno, que es gratis.

¿Por qué?

Sólo un puñado de afortunados pueden decir que no han sufrido nunca una crisis de fe. Pese a lo que puedan pensar algunos ateos, la fe no es exclusiva de la religión. Domina las relaciones humanas que no son motivadas por el interés. Cuando se está enamorado, se tiene confianza ciega en la otra persona, no se necesitan pruebas, no hay duda sobre sus actos. En definitiva, se tiene fe en ella y en sus sentimientos. Con la amistad ocurre tanto de lo mismo.

Por ello, vivir sin fe es llevar una vida vacía, sin un sentido o meta por la que luchar; pero como decía antes, quien más quien menos ha renegado en algún momento de ella. Qué más apropiado para el día de hoy que el mejor número musical de una obra en la que no hay un sólo tema prescindible. "Gethsemane", el tema más desgarrador de Jesucristo Superstar.

Jesucristo, ante la que se le avecina, duda del gran plan de Dios. Tras la plegaria en el huerto de Getsemaní, recupera la fe, aunque yo más bien creo que sigue adelante por ser su padre quien es, que a ver quién le dice que no a Dios.

Para todos aquellos que miramos al cielo y gritamos a quien esté escuchando: ¿Por qué?


Help: Especial Yo y el mundo

Tres son los pilares básicos que sustentan las visitas de este blog: los Juegoxxx, Emilio Linder porno (que ya hay que tener ganas) y Qué paso con los actores de Yo y el mundo. Con la fulgurante y grimosa etapa de Linder en las películas soft post-destape, ya haré un post más adelante, pero hoy vamos a desentrañar qué les reservaba el porvenir a los protagonistas de la serie que hizo que toda una generación odiara a los hombres con bigote, cuando las luces se apagaron el set de rodaje y recibieron su último cheque.

Corey Matthews: El protagonista, el Yo del título, que siempre vivió a la sombra de su hermano, protagonista de la ñoña "Aquellos maravillosos años" Se puede decir que es el Manel Fuentes de los USA, pues no falta a uno sólo de los conciertos de Bruce Springsteen. Aunque estrenará película este año, y ha realizado testimoniales apariciones en series televisivas de medio pelo, su carrera como actor está acabada. Consciente de que sería encasillado de por vida como el menudo chico de pelo ensortijado, decidió estudiar Ciencias políticas en Stanford, llegando a participar en la campaña del senador Arlen Specter en el 2003. Es republicano. Con esa cabeza, no podía ser de otra forma.

En esta foto no está malTopanga Lawrence: El contrapunto sensato al desquiciante comportamiento de Corey. La bomba sexual del show. Lo único bueno que salió de la isla de Malta junto con la cerveza... Tras una breve relación con uno de los miembros del casting, estuvo saliendo con un miembro de N´sync, que pocos años después reconocería ser gay (como si no lo supiéramos) Quizás por ello, comenzó a ganar decenas de kilos. Su aspecto actual la hace elegible para el papel de doble de escenas de acción de la princesa Fiona. A día de hoy dirige un programa musical en un desconocido canal de televisión.


Shawn Hunter: El gamberro, el yang de la serie. Ha ejercido como actor, aunque en ningún film digno de mención. Su mayor éxito es Pulse III; con eso lo digo todo. En televisión, ha puesto la voz a un personaje de Kim Possible y apareció en un capítulo de Bones Sin embargo, en 2004 se graduó Magna Cum Laude por la Universidad de Columbia, en la disciplina de Literatura inglesa, siendo un poeta reconocido por sus familiares (aunque le han publicado algunos trabajos)

Eric Matthews: El hermano payaso de Corey. Desarrolló su carrera dando voz a diversos personajes de dibujos animados en series como Ben 10, Batman Beyond y Kim Possible. En una entrevista de 2006, se mostraba interesado por ingresar en una escuela de cocina. Esperemos que lo haya conseguido. Y para los que piense: siempre me pareció un pringao, sólo un dato: intimó con Jennifer Love Hewitt.

El señor Finney: Recordado siempre como la voz de Kitt, el profesor obsesionado con su alumno y vecino Corey, apareció en diversas series de forma episódica: The Closer y Boston Legal son sus más recientes trabajos. También puso voz a un personaje de Kim Possible, que ha demostrado ser un cementerio de elefantes para viejas glorias. En 1999 fue elegido presidente de la asociación de actores televisivos, aunque sólo duró en el cargo un año. Pobre currículum para alguien que puede decir con orgullo que formó parte de Galáctica, El coche fantástico y El increíble Hulk de Lou Ferrigno.

Los padres de Corey: Cuando veía la serie siempre me dieron ganas de darles con la sartén en la cabeza. Llamadme impulsivo. De su madre no se sabe nada, sólo que está casada, tiene dos hijos, vive en California y apareció en un capítulo de Embrujadas.

El padre, por contra, es habitual de las películas sobre vidas truncadas que suele emitir Antena 3 los fines de semana. Sus apariciones en series importantes se cuentan por decenas: Boston Legal, CSI, Los Soprano, Numb3rs... Lo vi hace unos días en un episodio de JAG, en el que interpretaba a un general que echaba pestes del islam. Es el único que puede poner en el apartado dedicado a la profesión del dni: actor.

Y esto fue todo. No hay mucho que contar. Al menos siguen todos vivos y ninguno se ha introducido en el mundo del porno. Del reparto de Cosas de Casa no se puede decir lo mismo.


Lo aterrador es que todos son más jóvenes que yo...

Kong of the jungle

Nunca me han gustado los remakes. Habría que colgar a Tim Burton de los afilados dedos de Eduardo Manostijeras por mancillar "El planeta de los simios", claro que si a mi me hubieran ofrecido el dinero para rodar la nueva versión, hubiera usado muñecos de plastilina y me hubiera quedado con la pasta, así que no soy el más indicado para hablar.

Por ello, cuando me enteré de que se iba a realizar la enésima interpretación del clásico de aventuras: King Kong, la noticia me importó más bien poco, pues nunca he sido demasiado amante del gorila hiperdesarrollado, aunque la película de los 80 no estaba mal.

Un día, me quede sin DVD´s regrabables y bajé al videoclub a alquilar algún juego. El encargado se percató de que me había detenido en la sección para adultos durante más tiempo de lo que aconseja la decencia, por lo que cogí el primer juego que alcanzaron mis temblorosos dedos y abandoné el establecimiento lejos de la mirada reprochadora del dependiente, que debería recibirme con pétalos de rosa pues gracias a mi afición por el cine para adultos salvé su ejercicio fiscal del 97.

Cuando llegué a casa me encontré con que tenía entre manos el juego de King Kong, lanzado para Playstation 2 al mismo tiempo que el film. Estuve jugando con él toda la nochebuena y parte del día de Navidad, hasta que tuve que devolverlo. Era tan bueno que cuando volví a bajar al videoclub, aparté durante un instante mi vista del gran clásico "Debbie does Dallas" y escudriñé la sección de novedades en busca de la película de Peter Jackson. Por desgracia no tuve suerte y allí quedó mi interés por el tema.

Y llegamos a hace un par de semanas y una visita ordinaria a cinetube, a la que un alma caritativa había subido la película, en alta calidad. Después de verla he de decir que daré siempre una oportunidad a los remakes. Las tres horas que dura la historia, pasan demasiado rápido y apenas da tiempo de extasiarse con la brillante noche neoyorquina o la inquietante ciudad aborigen de piedra. Visualmente es un espectáculo que no decepcionará a nadie, salvo en una determinada escena de la que, por una vez, no revelaré ningun dato más. Y gracias al derroche cinemático, el film no se convierte en un tour de force para dirimir quien se acerca más al mundo animal: si el mono, Adrian Brody o Jack Black.
 
Peter Jackson no podía haber salido mejor del atolladero artístico en el que se sumió con "El Señor de los Anillos" que con esta universal historia en el que una bestia se enamora de una bella mujer, y a los que la sociedad no permite ser feliz. Porque las relaciones entre diferentes no suelen funcionar. Gordo y delgada, lista y tonto, viejo y joven... la gente no permite que alguien pueda ser feliz con otra cosa que no sea su idea de normalidad y pronto comienzan las conversaciones a media voz, los chismes, los rumores... y al final el más influenciable de la pareja termina dejándose caer del Empire State, ametrallado, no por biplanos de la 1ª guerra mundial, sino por los venenosos comentarios de familiares, mal llamados amigos, compañeros de trabajo... Algo que quien más quien menos, ha conocido y/o experimentado.

Por ello la vida de Kong siempre tendrá un hueco en los corazones de los hombres y el recuerdo de su rugido estremecerá sus almas.
 

La bella, la bestia y la suegra

Las campanas suenan a medianoche

Cuando se estrenó en 2005, Cinderella Man no fue bien recibida por el público, convirtiéndose en un pequeño fracaso en taquilla. La crítica sin embargo, fue benévola con ella, aunque algunos dijeron que era demasiado predecible. Algo de razón no les faltaba, pues el film está basado en la vida del campeón de los pesos pesados James J. Braddock, por lo que todo aquel que conozca su historia, no encontrará nada nuevo en esta cinta del director fetiche de Los Simpsons: Ron Howard.

Por mi parte, no tenía ni idea de la existencia de este boxeador neoyorquino, que vio como en 1929 no sólo se derrumbaba la economía mundial sino también su carrera como púgil, tras una serie de malos resultados que no pudieron llegar en el peor momento. En la película vemos como tuvo que luchar contra la adversidad para sacar adelante a su familia trabajando en todo tipo de ocupaciones, para finalmente obtener la redención en forma de combate por el título de los pesos pesados, que ganaría no sin esfuerzo, volviendo a lo más alto del Olimpo pugilístico de donde descendió al perder el cinturón contra un jovencísimo Joe Louis.

Los protagonistas de la historia son dos: el boxeo y la Gran Depresión. Los combates son más intensos que en cualquier otra película que haya visto. Con una buena pantalla y un sistema de sonido moderno, debe sentirse como si te dieran los golpes a ti. Lo malo es que son escasos y algo cortos. Russel Crowe es creible como boxeador y personalmente le encuentro mejor en esta cinta que en "Gladiator", pero bueno, después de que las luminarias de Hollywood dejaran fuera de los Oscars a "Gran Torino" ¿alguien da alguna credibilidad a esos premios?

El principal mensaje de la película es el "American way of life": la creencia de que con esfuerzo y trabajo duro a todo el mundo le llega su oportunidad para triunfar. Tal vez por eso sólo muestra con pinceladas la paupérrima situación de la sociedad en aquellos tiempos, quedando la trama un pelín coja, en una película con demasiado metraje (aunque no se hace larga en absoluto)

Con todo, es en la relación de Braddock con su esposa, donde yo encuentro el verdadero mensaje: No importa la gloria, no importa el dinero, estar sin un céntimo, pues quien tiene alguien con quien compartir las penas, a quien mirar a los ojos y decirle "Te quiero", ese, es inmensamente rico.

La vida sin nadie a tu lado es muy triste.

Cosas que no me hacen gracia (VIII)

Tras la crisis, tendremos la generación de perros mejor preparados de la historia (si logran escapar de los chinos) No hay parque, plaza o zona verde que no se vea invadida, día a día, por decenas de canes y sus respectivos dueños, que no tienen nada mejor que hacer que pasar las horas enseñando trucos a sus mascotas. Generalmente estos, acostumbrados a meses de sedentarismo forzado, suelen pasar de ellos y acercarse a mi con la esperanza de poder catar alguno de mis solomillos.

Si ya de por sí, últimamente hay pocas cosas que no odie, lo de los chuchos me repatea. No por ellos en si mismos, que hacen lo que la naturaleza les ordena: reforestar las aceras y olisquear el trasero a todo el que se le acerque, sino por sus maleducados dueños, que desconocen las más básicas normas de educación. ¿Tanto cuesta llevar con correa al perro?

Mensaje al habitual metrosexual del parque junto al colegio nuevo: Si eres calvo, no ligas ni aunque tu perro recite a Shakespeare, así que deja de intentar flirtear con la chica del fox terrier y presta más atención a tu Husky Siberiano que como me vuelva a mordisquear la pata, vais a cobrar el perro y tú. Y pela al perro hombre, que un día le va a dar una lipotimia.

Elige tu propio final

Hace unos días se le ocurrió a La Rizos un curioso juego. Escribió el comienzo de un relato y varios bloggers debían continuarlo y darle un fin, según su estilo propio. Su versión podréis encontrarla en "Una de Rizos" La mía, es esta:

Se despertó pasadas las once, maldiciendo en voz alta por haberse olvidado de poner la alarma del despertador la noche anterior. Sin encender la luz, casi a tientas, se vistió velozmente y se recogió los rizos en una cola de caballo traviesa.

Subió las persianas de su dormitorio y descubrió un sol inmenso descansando en un cielo despejado y casi estival, por lo que la sonrisa se le escapó entre los dientes sin poder evitarlo.
Hoy tenía una cita, un encuentro que llevaba ya meses deseando, y nada ni nadie podría arrebatarle el cosquilleo alegre de la barriga ni la brillante mirada de Bambi con la que su compañero de piso la vio aparecer por la cocina.

-Joder, tía, parece que hayas pasado la noche retozando con Carlos Baute, menudo careto de felicidad…

-Idiota,- dijo ella llenándose el tazón de cereales sin perder la sonrisa- es que esta tarde he quedado con Juan. Iremos al cine y a cenar.

Manuel dejó caer de golpe el Penthouse sobre la mesa, salpicando de leche a la tetona rubia de la portada.

-¿Con Juan? ¿El chuloplaya ese que me presentaste el mes pasado en la fiesta de tu amiga? Tú estás loca, Amparo. Siempre buscas el amor de tu vida en tíos que piensan con la polla, así te va.

Amparo le sacó la lengua (llena de Frosties y colacao) y respondió:

-Tú qué sabes. Vale que Juan fuese un poco promiscuo en su adolescencia, pero ahora ha cambiado y es un tío súper interesante. Trabaja de locutor de radio y gana una pasta, y encima viaja todas las semanas a los Estados Unidos. Es un tío culto, maduro… y además dice que soy muy sexy, jijijj…

Manuel agarró su revista, la abrió por la página 16 y le acercó a su compañera una foto donde una buena mujer se mimaba a así misma con un consolador de 25 cm, murmurando entre carcajadas:
-Mira, para mí esto también es sexy. El término “sexy” es muy relativo…

No aguantó más. Se levantó de un salto sin mirar a su compañero borrando la sonrisa de su rostro de un plumazo, dejó el cuenco aún medio lleno de cereales en el fregadero y salió de la cocina no sin antes dedicarle un “¡gilipollas!” a Manuel, que siguió tan tranquilo leyendo su revista.

Qué sabría él de Juan, pensaba esta misma tarde mientras terminaba de ponerse el rímel y el colorete frente al espejo del baño. Las personas cambian, incluso ella misma…que hace unos años no hubiese sido capaz de llamar al tío de sus sueños y pedirle una cita. Pero ahí estaba ahora, imponente con su vestido de escote imposible y sus taconazos nuevos. Lista para comerse el mundo.

Cogió las llaves de casa, se puso colonia y bajó veloz las escaleras del bloque cuando vio aparecer el cochazo de Juan aparcando frente al portal.

---------------------------------------------------------------

Se acercó al BMW dando pequeños saltitos mientras intentaba que sus senos no se deslizaran fuera de los límites que le marcaba la tela. Se acercó a la puerta del acompañante y se inclinó sobre la ventanilla bajada, cuidándose de que su escote tomara el papel protagonista, pero Juan la saludó con la mirada puesta en sus ojos acompañada de una cálida sonrisa. La invitó a que entrara al vehículo, pues se hacía tarde y su reserva corría peligro.

Mientras se desplazaban por las calles de la ciudad hacia el nuevo restaurante del centro del que tan bien le habían hablado, Amparo se preguntó si en verdad el hombre que la acompañaba, antes conocido como "El tigre de Chamberí" por su voracidad con las mujeres, se habría reformado o si por el contrario era una treta para caer sobre ella hambriento de su carne, en cuanto bajara la guardia. Hasta un ciego habría girado su cabeza en dirección a su busto, al intuir su volumen expuesto a la brisa de la noche. Sin embargo él, conducía con la vista fija en la carretera y cuando alguna que otra vez le dedicaba una sonrisa en mitad de la charla banal con la que probaban sus defensas, esta iba dirigida a sus ojos.

Sus cavilaciones se esfumaron al entrar en el salón principal de "Le grand Cochòn", una reproducción exacta del interior del Folies Bergère que la hacía sentir como una cabaretera de la Francia del XIX, mientras recorría el camino hacia su mesa.

Poco antes del segundo plato supo que algo iba mal. Durante media hora habían hablado de sus trabajos, su afición compartida por el cine y muchas cosas más, ¡¡pero no le había dedicado ningún cumplido!! y seguía sin descender por el mareante arroyo que se internaba en sus carnosos senos, ni siquiera cuando ella fingía mirar hacia otro lado y comprobaba con el rabillo del ojo los movimientos de su acompañante.

- Aquí pasa algo raro - pensó mientras el camarero colocaba ante ella un filet mignon - Me da la impresión de que no está interesado en mi.

Lo observó durante unos instantes comer con parsimonia, con un manto de tranquilidad anormal.

-¿Me habrá invitado para dar celos a alguien? Debe ser eso sí. ¡¡Hay otra!!

Pero se cuidó mucho de darle a conocer a Juan sus reflexiones. Decidió continuar con la velada en espera de un error por su parte que le permitiera descargar la furia que se iba acrecentando con cada pedazo de filete que desgarraba con sus colmillos.

El restaurante contaba con una sala anexa en la que los comensales podían rebajar las calorías consumidas, bailando en una abarrotada pista de baile, a la que Amparo se vio arrastrada a regañadientes.

Juan no percibía la indiferencia con la que le obsequiaba ella. Se sentía engañada, utilizada, usada... La lenta melodía de una balada envolvió a los presentes en un manto de romanticismo y abrazos en la semioscuridad de la pista.

Esperaba el acercamiento de Juan para rechazarle enérgicamente, pero este se limitó a posar sus recias manos en sus caderas y dirigirla con suavidad entre las demás parejas, más preocupadas por amarse que por seguir el ritmo de la canción. Aquello fue la gota que colmo el vaso.

- ¿Puedes llevarme a casa? - le preguntó cortante - No me encuentro bien.

Con la sospechosa amabilidad de la que había hecho gala, le dijo que no se preocupara. Unos minutos después se encontraban frente a su domicilio.

El corazón se le aceleró cuando Juan se reclinó hacia ella.

- Lo sabía - pensó con satisfacción - Esperaba a que me hiciera la despistada. Ahora me dará un beso. ¡Seguro!

Pero este se incorporó al instante con una de sus horquillas en la mano.

- Se te ha caído.

- Este gilipollas es gay - murmuró mientras daba un portazo y se introducía en el edificio sin mirar atrás.

Apesadumbrado, Juan sacó el móvil de su bolsillo e hizo una llamada.

- Andrea cariño, no ha habido suerte. Ser galante no funcionó. Tendremos que buscar a otra para hacer el trio.

Lanzó el teléfono al asiento del copiloto, echó un último vistazo al portal y se incorporó lentamente a la carretera.

- Vaya par de tetas tenía - se lamentó mientras se perdía entre el tráfico...

My tailor is rich and my neighbour is a bitch

Este barco llamado España se hunde sin remedio en las frías aguas del Ártico. La banda sigue tocando y mientras los pasajeros de primera clase arrian los botes en silencio para que su salida permanezca inadvertida, las ratas abandonan en tropel la nave.

Como aspirante a rata que soy, me vi en la necesidad de mejorar mi inglés, adquirido a lo largo de años de visionado de películas de dudoso gusto y capítulos de Lost; por ello lo único que entiendo bien cuando me hablan es "deeper, harder" y "we must save the island Jack" frases ambas que dudo mucho vaya a escuchar en el futuro, a no ser que me haga cowboy de medianoche (cosa que no descarto)

Por ello, busqué todo tipo de material en la lengua de Shakespeare, encontrando en la red el que probablemente sea el metodo más ineficaz de acostumbrarse a la lengua, pero aún así, es el más seguido por millones de personas (anglosajones incluidos)

Cuando escuchas el nombre de María Orlova, presentadora de los pequeños videos del canal Hot for words de Youtube, no confias en que una rusa sea la más adecuada para enseñarte inglés. Cuando la ves en pantalla, aprender el idioma será lo que menos te importará, cuando semana tras semana acudas a su página en busca de una nueva lección.

Y es que si la Orlova participara en un concurso de belleza, la expulsarían por dopaje. Si me hubiera dado clase en el instituto, en lugar de la hija de Margaret Thatcher (que también me ponía dicho sea de paso. La hija, no la madre) hoy día hablaría mejor la lengua de la pérfida Albión que el idioma patrio. Si hubiera un poster suyo en la entrada de la cárcel, le robaría el bolso a una vieja para que me metieran entre rejas. Todo esto es para decir que está muy buena.

Su método es sencillo. Elige una palabra, o deja que sean sus seguidores los que la escojan, y explica su significado y su origen, todo ello en un inglés perfectamente entendible, siempre que se cierren los ojos.

Con más de cien lecciones a mis espaldas, no puedo decir que haya mejorado mis conocimientos sobre la lengua, pero he tenido suficiente ración de tetamen para aborrecerlas...

Podeis dejar de reiros.

En el otro extremo de la enseñanza, tenemos a un inglés canoso, rondando la cincuentena, sentado tras una mesa, con un monitor detrás, un micrófono años 50 y una taza a lo Pepe Navarro. ¿Un late show? Nada de eso, es Vaughan en vivo, programa de televisión presentado por Richard Vaughan, que por lo visto creó hace treinta años un método infalible para aprender el idioma: El Vaughan systems.

No sé muy bien en qué se basa pero su éxito ha sido tal que ha llegado a lanzar un canal de televisión. Para todos aquellos que no puedan recibirlo, tienen la oportunida de verlo en VeohTv todos los domingos por la mañana, a eso de las nueve: el momento idoneo para estudiar.

Lo más destacable de su estilo, es su voz aterciopelada con la que parece querer invitarte a un jerez para posteriormente hacerte una visita turística por su habitación, y poner en práctica lo de "Deeper, harder"



Millones de hombres desearían deshacerse de su Karma, para reencarnarse en un mísero post-it

Con la tecnología de Blogger.