Las 5 preguntas de la muerte (que toda mujer teme)

1) ¿Me la chupas?: Para un hombre, la respuesta a esta pregunta se presupone, como el valor en la mili. Sin embargo, aún quedan caballeros que piden amablemente realizar sus deseos. No te lleves a engaño, aunque te niegues, aprovechará que te agachas a recoger cualquier cosa que tirará "por descuido" al suelo, para enchufártela. Suena vulgar, obsceno, aberrante, pero es así. Así pues chicas, cerrad la boca cuando os agachéis delante de un hombre.

2) ¿Puedo correrme en tu cara?: Cuánto daño ha hecho el cine porno... pero que nadie se engañe. El sexo por el sexo va de dominación, de poseer a una mujer y plantar tu simiente en el mayor número de huertos posibles. La práctica de eyacular en la cara viene de la creencia de que las mujeres se podían quedar embarazadas tragando semen, y si a eso le sumamos la proverbial mala puntería de los hombres con sus miembros viriles... Así pues chicas, ¿qué mejor para evitar tan desagradable acto, que contestando afirmativamente a la pregunta 1 y posteriormente tragároslo?

3) ¿Tienes preservativos?: El que llevaba él en la cartera caducó hace tiempo y sólo te quiere para una noche de pasión. Sí, como todos, pero este ni siquiera disimula. En cualquier caso es un espécimen más recomendable que el que predica "Tranquila que yo la saco antes".

4) ¿Qué hacemos?: Él sólo espera una respuesta: follar. Aunque la más probable es: ve a tirar la basura. Pueden liderar ejércitos, dirigir multinacionales, presidir países, pero cuando está la parienta delante, el hombre es indeciso por naturaleza. Cuidado si comienza a los pocos días de conoceros, a repetir reiteradamente esta pregunta. A partir de ese momento tendrás que decidir por él la marca de calzoncillos que llevará, la pasta de dientes que usará, cuándo llamar a su madre o salir con sus amigos, deberás vivir dos vidas, la tuya y la de él.

5) ¿Quieres casarte conmigo?: ¡¡¡Huye insensata!!! No te quiere a ti, ¡¡¡quiere tu dinero!!! o eso, o es aficionado a las drogas, cosa que si no lo sabias, le convierte en, aparte de drogata y mentiroso, un egoísta de cuidado.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.