Pret a porter

Cuando Dante escribió la "Divina comedia", olvidó mencionar el peor infierno de todos: las tiendas RPZ (ropa, perfumería y zapatos). Un infierno por el que todo hombre dispuesto a entablar algo mas que amistad con una chica debe de pasar en algún momento de la relación.

Para la gente inexperta, como yo, acompañar a una mujer a comprarse ropa significa contemplar a la chica de sus sueños enfundada en atrevidos, sugerentes y ceñidos trajes de noche, vaqueros o tops, que de otra forma jamás se atrevería a ponerse, ya sea por su coste o por lo atrevido de la prenda (según sea cada una)

Es como la carrera de informática, si no tienes información sobre ella te parecerá lo más molón del mundo, pero una vez cruzas el umbral... el infierno se abre ante ti y el diablo en persona te recibe con tridente en mano y aliento de azufre. Estás perdido.

No es lo mismo entrar en una (en este caso conocida) boutique, allí te reciben bellas dependientas, ángeles a ojos del incauto comprador, que no tardan en transformarse en arpías dispuestas a todo con tal de captar a un cliente y chuparle la tarjeta de crédito. Para rematarlo todo, una de ellas era la viva imagen de una chica con la que salí hace tiempo, lo cual me trajo penosos recuerdos que amenazaban con empañar la mañana.

A medida que mi amiga iba recorriendo los pasillos de la tienda, iba cargándome con pantalones, camisetas, jerseys y en definitiva, cualquier cosa que pudiera sentarle bien y que una vez recorrido el establecimiento de arriba a abajo, pasaría a probarse para mi regocijo y deleite.

¿Cómo iba a saber yo que, lo que me parecía no nos llevaría más de unos minutos, se iba a prolongar por más de una hora? Pues ante un mostrador con diversas chaquetas, surgió una de las grandes incógnitas del mundo: ¿cómo distinguir la pana marrón, de la pana algo menos marrón? y no sólo eso ¿cómo distinguir cual de los dos tonos te favorece más?

Hay temas para los que la mente de un hombre sencillamente no está capacitada, y ese es uno de ellos, así que mientras ella discutía la cuestión con una de las dependientas, me acerqué a una ventana a contemplar a las chicas guapas que pasaran, ya que mirar a las que había dentro de la tienda, hubiera quedado un poco mal.

En ello estaba cuando un par de hombres trajeados, entraron en mi campo de visión, deteniéndose junto a un banco a un par de metros de mi posición. Por fortuna estaba tras un cristal blindado de 5 centímetros de grosor a prueba de testigos de Jehova, pues eso es lo que eran, gente por otra parte contra la que no tengo nada, a no ser que me despierten de la siesta (cosa que suelen hacer).
Como ninguna de las chicas que paseaban por la calle, llamaba mi atención, me dediqué a contemplar la labor evangelizadora de aquellos hombres, que hasta el momento habían tenido escaso éxito.

Entonces llegó él. No sólo prestó atención al saludo de los dos, sino que entabló conversación con ellos!!!. Algo inaudito pues ¿qué lleva a una persona a detenerse en mitad de la calle a hablar con unos testigos de Jehova? ¿cómo de vacía debe de ser su existencia para atesorar con alegría (porque lo disfrutaba) una charla con dos desconocidos que tratan de convencerle de que el mundo está podrido y lo mejor que puede hacer es empezar a creer en alguien en quien hasta el momento no creía, con los problemas de adaptación que conlleva, como por ejemplo empezar a ver el sexo solitario como algo pecaminoso en lugar de un acto de desahogo por parte de aquellos que no pueden acostarse con una mujer? El tipo era joven, barbudo, sin trabajo (digo yo, porque a las 12 si vas por la calle es que estás en el paro), alrededor de la treintena... igual era su supervisor.

La deliciosa voz de mi acompañante me devolvió a la realidad. Tras revolver media tienda había llegado la hora de los probadores. La imaginación, la libido y cierta parte de mi cuerpo se dispararon ante lo que me esperaba, y mucho más al ver que todo lo que ocultaría su delicado cuerpo de mi, era una simple cortina, bastante fina al tacto. Pero dicha cortina deben haberla diseñado ingenieros de la Nasa porque no dejaba ver nada, ni el más mínimo centímetro de su sedosa y perfumada piel. Parece mentira que algo tan corto pudiera ocultar tanto. Lo único que pude hacer fue agachar la cabeza y rezar porque se le cayera algo al suelo. De más está decir que no fue así y pronto apareció ante mí con unos pantalones que se ajustaban a su trasero como un guante, dispuesta a hacerme una pregunta que por siglos ha sumido a los hombres en la desesperación: ¿esto que tal me queda?

Debido al escultural cuerpo de mi amiga, cualquier cosa que se pusiera le hubiera quedado bien y así se lo hice saber. Menos suerte tuvo el chico que tenia al lado. Yo no se mucho de mujeres, pero si una chica te consulta si esa camiseta que lleva le hace mucho pecho, es que te considera inofensivo como una zanahoria en un campo de lechugas.

Tras más de 3 horas en la tienda, la mayoría de las chicas me miraban de forma complaciente, incluso en los probadores no dudaban en salir medio desnudas, ignorantes de que ante ellas había un hombre que literalmente se estaba cociendo por dentro. A tanto llegó la cosa, que tentado estuve de colocarme un cartel que dijera "No soy gay". Claro que entonces, la señora tan atractiva del probador de al lado no me hubiera pedido que le subiera la cremallera....

Help (III)

Infiel a su cita esporádica, de nuevo el post de servicio público que no sirve para nada. He aquí las búsquedas de este mes:

. Se estaba masturbando en el coche: y lo pilló la guardia civil, como si lo viera.... si es que con la benemérita no hay intimidad posible.

. Juego de bricomania: creo que no has pillado el concepto del programa, pero bueno, vete a un Ikea y cómprate una mesita para el café.

. Esnifar azúcar: yo de ti lo dejaría hijo. ¡¡Los ganadores no consumen azúcar!!

. Estatura de las componentes de las Pussycats Dolls: ¿no te interesa más el tamaño de sus pechos? bueno la medida exacta no la sé, pero del metro cincuenta no pasa ninguna, aunque igual tumbadas.....

. La chica del chico hacen chupando el pito: con este trabalenguas seguro que triunfo en la próxima fiesta a la que vaya.

. Juego con los mandamientos: a Moisés le estará haciendo una gracia... y ya a Dios ni te cuento. Yo de ti mañana cuando me levante comprobaría "ahí abajo" si todo sigue en su sitio y deja de jugar con esas cosas, haz como el del coche de más arriba que es más divertido.

. Piropos más efectivos: "¿te gusta ese Porsche?, te lo regalo".

. Juego de 4 chicas en una habitacion sin ropa: orgía. Si te permiten estar en la habitación "Paraíso" y si te permiten participar "Morir feliz por agotamiento".

. Christopher Lee cantando noche hache: anatema!!!! El fantasma de Lee te visitará por las noches para chuparte la sangre y lo que no es la sangre, hasta que te metamorfosees en Eva Hache.

. Pechos, el libro Guiness: contrariamente a lo que mucha gente cree, no se trata del Penthouse. El famoso libro Guiness de los pechos no es más que una leyenda urbana, como la existencia del Necronomicón. Se decía que podía encontrarse entre los pechos de Lolo Ferrari (qepd) Indiana Jones fue en su busca, pero se perdió entre sus inmensas montañas de carne, por eso nunca hubo una cuarta parte de sus películas.

. Saludar a alguien que estoy conociendo y me gusta: cuestión nada baladí la que sugiere este visitante, porque al principio obviamente se le dan dos besos pero ¿y luego? ¿se le intenta dar los dos besos lo más cerca posible de la comisura de los labios para que se de cuenta de tus intenciones? ¿se la abraza fuertemente hasta sentir sus prietos senos contra tu pecho?.

. Cómo decir a alguien que te gusta si es un amor imposible: no lo hagas o prueba con cantarle una serenata bajo su balcón acompañado por la tuna de la facultad de medicina de Salamanca. No conseguirás nada pero alegrarás el día a sus vecinos y a los tunos, que los pobres sólo comen en Mayo. Te recomiendo la de "Mocita tengo un clavel, colgando entre las patas..."

. Donde les duele más los tatuajes a las mujeres: en la pupila. O en el alma si lo tatuado es el nombre de un Ex.

. Payasos en Fuengirola: en el ayuntamiento encontraras algunos, cuando sea el carnaval por supuesto... por nada del mundo he querido yo insinuar otra cosa y así lo deben de entender los abogados que intenten querellarse contra mi persona.

. Juega a matar a Michael Jackson: no sé que tendrás contra él, pero lamento informarte que no existe dicho juego. Como mucho puedes probar el Moonwalker de Megadrive y dejar a la versión virtual de Michael estático mientras unos trajeados esbirros le dan una paliza.

. Qué decir a los compañeros: pues eso, que decir.... que sois los mejores, que os echare mucho de menos y que os llevare siempre en el corazón (a continuación te largas con el billete de lotería premiado que comprabais entre todos al Caribe quedando como un señor)

. Técnicas para ligarse a una chica siendo feo: tienes que ponerle una vela a los siguientes santos: San Eufrasio, San Atanasio, San Ambrosio, San Juan Nepomuceno, San Rigoberto y (que no se te olvide este) San Ludovico; enviarle un fax al Papa y quemar un par de ejemplares del Código Da vinci. Si todo eso no funciona: Cirugía.

Visteme despacio que tengo prisa

En mi época estudiantil, a la hora de hacer un examen, siempre pecaba de precipitación a la hora de comenzar a responder las preguntas. Leia someramente el enunciado sin entrar en muchos detalles, y me lanzaba a una vorágine creativa que a veces me llevaba a atribuir a Cristobal Colon como el primer hombre que vio tierra americana y cosas por el estilo.
Bien, de nuevo me ha pasado. Esta vez con un concurso literario en el que pedian trabajos de menos de 200 palabras, lo cual yo entendí por "200 palabras o menos". Por ello, mi participación en dicho certamen del cual no daré más datos, fue efímera: hasta que el contador de palabras del word marcó el fatídico número de 200. Vaya, que me han echado por pasarme en una simple, misera, solitaria, desafiante, anarquica, desolada, desamparada, aislada y puñetera palabra.
Para ser sinceros, el relato no es nada del otro mundo, es más, es demasiado cursi, pero oye, que fastidia. Aquí lo teneis:

Desapareció de la noche a la mañana. Siempre estuvo ahí, necesario, solícito a sus deseos. Llegaron a perdonarle las malas acciones que tenia para con ellos, al fin y al cabo, nadie les proporcionó jamás tanta felicidad.
Al principio la gente no se dio cuenta de su ausencia. Hacía tiempo que habían empezado a dejarlo de lado, visitándolo únicamente en contadas ocasiones, cada vez más espaciadas en el tiempo. Quizás fue esa la causa de que se fuera o puede que alguien lo matara vilmente, como sólo se puede destruir lo puro.
Sucedió que un día, alguien tuvo una riña con otro alguien y se le buscó para que mediara entre ellos, pero no estaba. Comenzaron a buscarlo (no todos, pues había quien decía que vivía mejor sin él) por cada rincón oscuro, cada agujero profundo, cada pliegue donde hubiera podido esconderse..
En los periódicos se publicaban extensos artículos, donde se preguntaban qué seria de sus vidas sin él, quejándose amargamente por haberlo ignorado… Como último recurso, se reunió una asamblea de científicos, pero ni toda la sabiduría del universo bastó para dar con él.
Pese a que se escondía en sus corazones, nadie supo encontrar de nuevo el amor.

Oido en la calle

"Por si no te veo ya, Feliz año nuevo"

Así se despedian dos amigas el jueves pasado tras varios minutos de insulsa charla en mitad de la acera. Además lo hizo efusivamente pues llegó a mis oidos, en lo más profundo de la sala de estudio de la biblioteca, a traves de la ventana; a la cual corrí con la intención de ponerle cara a la autora de tan lapidaria frase.
La verdad es que la señora era bastante mayor pero se la veia con buena salud, al menos la suficiente para llegar a comerse las uvas. Si a esto le añadimos que Fuengirola no es precisamente San Francisco y que saliendo a la calle raro es que no te encuentres a quien sea, tenemos que la señora lo que venia a decir es que esperaba no ver a su interlocutora por un prolongado periodo de tiempo.

Un día friki cualquiera

Un nuevo amanecer daba el pistoletazo de salida a lo que yo esperaba, iba a ser un gran día. El zumbido inconstante del canario de mi vecina, más propio de R2D2 que de un pájaro, ejerció de natural despertador, ante el fracaso estrepitoso de mi mp3, el cual había programado la noche anterior para que me despertara no bien dieran las 8 o´clock, a ritmo de "Fly me to the moon".

Pero bueno no importaba, ya se lo daría a algún compañero geek de la facultad para que me lo arreglara. Lo metí en la mochila junto a varios dulces que no tenían nada que envidiarle a las lembas, los apuntes y una guia completa de Ank-morpork, y a la velocidad del hipogrito huracanado, salí de casa dispuesto a comerme el mundo.

No se cuantos intentos de atropello habré inmortalizado en el blog, pero el caso es que a punto estuve una vez más de acabar aplastado en mitad de la calle como una vulgar rana.

Y es que fue muy raro, porque al ir a mirar a los lados, no pude ver coche alguno que amenazara mi paso; sin embargo en mitad de la calzada sentí el agudo chirrido de un nazgul, producido por los frenos humeantes de un turismo, que se había detenido a escasos centímetros de mi entrepierna

-¿Qué es eso, un coche o una nave klingon?- le grité al conductor presa del terror por haber podido perder la vida sin llevar encima un óbolo para caronte y además ¡¡¡siendo virgen!!!

Tan truculento episodio no menguó mis ánimos lo mas mínimo, no sabia que en la facultad me esperaba un examen sorpresa (lógico por otra parte).

Entre cuarenta compañeros más, me hallaba sentado, estirando el cuello con la esperanza de que el cuello se me alargara lo suficiente como para poder ver el examen del empollón de la clase, que se hallaba dos filas mas adelante.

- Sr Gutierrez, haga el favor de dejar en mi mesa su examen inmediatamente.

La voz del profesor me había dejado helado. Por fortuna había pillado a otro. Gutierrez se levantó y nos miró con cara de "¿cómo me ha podido pillar?

- Debe de haberlo visto con su sharingan- comenté a los de mi alrededor, lo cual suscitó murmullos de aprobación, que no tardaron en ser atajados por la voz firme y asmática del profesor.

- ¿Ven este cuaderno negro?- dijo enarbolando una gastada libreta de tapas negras- a todos los que apunte en ella, suspenderán en 40 segundos, el tiempo que tardo en decidir entre poner un 0 o un 4,99 así que mantengan sus cabezas agachadas sobre sus folios.

Tras endosarme un 4,98 por creer que intentaba copiarme de una chica que se sentaba a mi lado cuando lo único que hacía era mirarle el escote y recibir una salva de insultos en klingon por mi parte (de los cuales: Hab SoSlI' Quch! fue el más inocente), decidí pasarme por la cafetería para ahogar las penas en grog, pero no les quedaba tinte rojo nº 2, así que me tuve que conformar con un vaso de agua.

Ya que era gratis, sugerí al barman que no se hiciera el roñoso con el chorro y me lo llenara hasta el borde. Me miró raro, pero el caso es que así lo hizo y a velocidad absurda, me lo lanzó por la barra, con tan poco acierto, que gran parte del agua fue a parar al torso de una pobre chica que al contacto con el frió liquido se transformó. Pasó de bella amazona a sirenita tras un maremoto.

Presto y galante como el caballero del zodiaco que me gustaría ser, cogí unas cuantas servilletas y procedí a secarla con cuidado.

- Muchas gracias- me agradeció con una amplia sonrisa.

- No hay de que - respondí yo- y ahora, ¿podría ver tus senos?

Ella se me quedó mirando con cara extraña, como si no me entendiera.

- Es la ley de equivalencia- le dije, pero no coló y cuando a continuación le comenté como quien no quiere la cosa que mi cola no tenia nada que envidiarle a la de Goku, me agarro de una llave, me hizo un molinete culminado en una sillita eléctrica y me quitó las ganas de entablar conversación con chicas por una temporada.

Cosas que no me hacen gracia (IV)

Después de leer el último libro de Iker Jimenez que lleva por nombre el alegre y optimista título de "Camposanto", ya comprendo por qué se dedica a investigar fenómenos paranormales e historias de terror: para no asustarse tanto cuando lee lo que escribe.

Todo aquel que empiece a leer el libro, pronto dudará si está leyendo una novela o el guión de Milenio 3. Y es que Iker escribe como habla y eso no puede ser. Si yo hablara del modo en como me expreso por escrito, me pegarían por la calle (ya hablé de mi barrio en un post)

De la historia no puedo decir mucho porque no pude terminarlo, algo sobre un investigador muerto y una orden religiosa de esas que están tan de moda últimamente, con un personaje que desde la primera frase, evocara en la imaginación del lector la figura del propio Iker. El hecho de que el nombre sea distinto, no hace sino desorientar. Ah bueno, también habla del Greco, cuya paranoia mental desconocía. Iker debería dedicarle un monográfico en su programa a su libro dentro de la sección "Inexplicablemente han publicado esto".

C´est interdit d´interdire

Primero fueron por los cigarrillos, pero no me preocupe,
yo no soy un tubular montón de hierbas resecas envueltas en papel barato
Más tarde fueron a por las chocolatinas, pero seguí tranquilo
yo no soy un amasijo de azucar y sustancias comenzadas en E-
Luego fueron a por las hamburguesas y tampoco me preocupé
al fin y al cabo en mi composición no hay un gramo de carne de origen dudoso.
Pronto vendrán a por mí, pero ya será demasiado tarde.
Tendreis que comer Soylent Green.

Brecol Bretch

Alyson Hannigan

¿Quién me iba a decir que la ratonil figura de esta pelirroja de bote, que se dio a conocer a las masas (pese a protagonizar "Mi novia es una extraterrestre") por primera vez en un capítulo de Buffy Cazavampiros, pudiera llegar a convertirse con el tiempo en una mujer deseable?

Es el cuento del patito feo o de Betty la fea hoy día. De empollona que empinaba el codo a fuerza de libros, ha pasado a empinar poll... bueno eso, con solo una mirada.

Aparte de la mencionada participación en la serie de Buffy, en la cual se volvía lesbiana para regocijo de los hormonados adolescentes seguidores de la serie, protagonizó ese bodrio infumable, grotesco y escatológico hasta decir basta como es "Date Movie" de la cual se salva la escena final de Carmen Electra ligando con King Kong (después de Dennis Rodman, todo es posible) De hecho me tragué la película entera esperando dicha escena. No, no recordé que podía usar el avance rápido.

Otro papel "estelar" es su aparición en la trilogía (si, suena a chiste) de American Pie, en cuyas cintas se puede constatar la metamorfosis sufrida por la actriz, con impagables momentos como cuando confiesa que es capaz de introducirse una flauta travesera, no en la boca precisamente.

Por desgracia, desde que sufrió ese cambio de estética los tíos se pegaron para acercarse a ella, siendo el vencedor otro actor de Buffy.. concretamente el vigilante Wesley (típico pardillo inglés con gafas y que actuaba también en Angel) con el que se casó en 2003, aunque antes estuvo saliendo con el batería de Marilyn Manson (se ve que la serie acentuó su gusto por lo siniestro)




Espero que la seguridad social me pague el collarín

El amor en los tiempos del Lineage

Amada DarkElve:

Parece que fue ayer cuando nuestros destinos se cruzaron al sur del lago Innadril. Al principio no supe quién me estaba ayudando a matar a un inesperado Minotauro de nivel 65 que me habia salido al paso por sorpresa, tan concentrado andaba intentando sobrevivir; pero con tu ayuda no tardó mucho en morder el polvo.

Y fue entonces cuando te vi: la elfa oscura más bonita que habia visto nunca y mira que he visto unas cuantas en la taberna de Gludio (que ya no frecuento) en la que se daban cita gran parte de ellas. No se qué fue lo que me cautivo más de tí, si tus ojos de obsidiana que haria palidecer la luz de la luna ó (para que veas que soy sincero) tus espectaculares curvas, enfundadas en ese traje de cuero negro que espero aún conserves y que resaltaba tus prominentes senos.

Para cuando me acostumbré al fulgor de tu belleza, ya marchabas colina arriba en busca de más enemigos con los que subir de nivel. Apenas me dió tiempo de decirte gracias, a las que respondiste con una escueta sonrisa. En cualquier caso: ¿Por qué iba a interesarse una elfa oscura (nivel 68 según calculé), en un paladín novato de nivel 40 como yo?

Aún así al día siguiente volví al mismo lugar con la esperanza de encontrarte allí. Tras varios minutos de abatimiento y de recorrer la zona, te encontré en la linde del bosque repeliendo el ataque de varios guerreros orcos Tunath... bien acompañada.
El derrotismo se apoderó de mí, cabizbajo lo único que pude hacer fue sentarme bajo un árbol para contemplar tus graciles movimientos, deleitado con los quedos gemidos que salian de tu boca al lanzar el hechizo "confusión", aunque de vez en cuando apartaba la vista de ti para mirar con envidia al oráculo elfo que combatía junto a tí.

Estaba claro que todos tenian más suerte en el amor que yo. Entonces, vi como te dirigias hacia mí. El corazón me dió un vuelco y me puse más colorado que una poción de curación; y aún más cuando me preguntaste por qué no me unia a la pelea.
Yo claro, no quería molestar, tres son multitud, pero jamás olvidare la alegria que se apoderó de mí cuando me confirmaste que el elfo simplemente pasaba por allí; alegría que solo se vio superada cuando me propusiste hacer una party. En ese momento toqué el cielo.
Las semanas siguientes fueron como vivir en el paraiso (sin todo ese rollo de estar muerto) Alternabamos las frenéticas luchas con momentos de descanso en las praderas de Giran que aprovechabamos para conocernos mejor, sentados bajo el tenue brillo de las innumerables estrellas.

Bajo ese halo de misterio y tu escultural cuerpo, descubrí a una elfa amable, simpática, encantadora, inteligente... De la simple atracción, llegué a enamorarme perdidamente de tí.
No se si tú habrás visto algo en mí, pero por tí me adentraría en el piso 11 de la torre de la Insolencia armado únicamente con la daga de la fatalidad; rendiria el castillo de Gludio y te lo ofreceria en bandeja como regalo de aniversario; domaria una manada de guerreros Turak con las manos desnudas. En definitiva: te quiero más que a mi propio clan. Es por ello y mucho más, que quiero preguntarte: DarkElve, ¿te quieres casar conmigo?

La dominación de Felicia (II)

Todo comenzó un par de años antes, como siempre una noche en que andaba aburrido trasteando por el chat, canal mazmorra como podeis imaginar. Fue entonces cuando la conocí. La historia podeis encontrarla aquí.

Empezar una relación nunca es fácil, empezar una relación virtual mucho menos y si es una relación AMO/sumisa virtual, ni os cuento. En un principio queria conocerla más alla de sus datos personales; queria saber qué le hacia llorar, qué le hacia sonreir, qué le disgustaba, qué limites se habia impuesto. Claro que tambien le pedí fotos desnuda, que para eso andaba por esa época más caliente que la despedida de soltera de Britany Andrews, pero ella con bueno criterio se negó. Así que los primeros mails (ya que era muy complicado que coincidieramos en el chat) fueron para conocernos mejor, pues ella tampoco quería entregarse a un completo desconocido. Como deseaba que el conocimiento fuera más alla del personal, le envié un cuestionario o más bien una lista de juegos para ver que le gustaba en cuanto a prácticas sexuales y D/S en particular. La lista es la siguiente:


Donde pone realizada tienes que poner si, si lo harias y
NO: nunca lo harías salvo forzada , las que harias tienes que puntuarlas
0: no te gusta pero lo harías al menos una vez como muestra de entrega
1: te es indiferente pero lo harías por obediencia
2: divertido pero no placentero

3: sientes curiosidad sin garantizar como responderás
4: te gusta y te excita pensarlo
5: te mueres por hacerlo, placer total


--------------------------------------------------------------------------------
Tarea Realizada Puntuación Comentario
--------------------------------------------------------------------------------

Sexo


Dar masajes a tu amo
Dar masajes a otros
Recibir masajes
Penetración vaginal
Penetración anal
doble penetración
Realizar felaciones a tu amo
A otros
Recibir sexo oral de tu amo
De otros
Fisting Anal/Vaginal
Inserción de objetos
Sexo telefonico
Cibersexo
Orgias
Lesbianismo


Sado

Tirones de pelo
Azotado ligero
Azotado severo
Solicitud de azotes
Collar o símbolo de pertenencia
Ser atada/esposada
Vestir prendas de cuero
Látex
Permanecer amordazada
Ojos vendados
En público atada o esposada
Bolas chinas
Inmovilización
Abusos inmovilizada
Lamer botas/zapatos
Rasurado
Adoración de pene
Sumisión de tu indumentaria
Exhibición pública
Corsé/cinturón de castidad
Botas/tacón de aguja
Vestir únicamente lo anterior
Castigo con tacón de aguja
Castigo con fusta/caña
Castigo con cinturón
Látigo
Pinzas
Calor
Cera

Sumisión/dificultad

Ordenes verbales
Desnuda donde/cuanto se ordene
Permanecer/recibir de rodillas
Permanecer/dormir en el suelo
Dormir atada/vendada
Meter en la boca lo ordenado
Beber semen de tu amo
De otros
Beber fluidos de tu amo
De otros
Beber fluidos propios
Marcas corporales temporales
Marcas permanentes
Ser prestada
Ser alquilada
Ser utilizada como criada
Ser utilizada como mueble
Ser utilizada como cenicero
Ser utilizada como mascota
Utilizada como juguete sexual
Humillación en público
Humillación en privado
Fotografías/video


Se trata de una lista estandar sacada de una página web, a la que se puede añadir todo lo que las desviadas mentes de los participantes imaginen. De hecho tuve que borrar unas cuantas "actividades" porque eran demasiado repugnantes (y en una lista en la que aparece "ser utilizada como cenicero", no sé si os podeis imaginar cómo pueden ser las peores) algunas sin embargo las dejé porque queria saber si verdaderamente le iban aquellas cosas (lo citado del cenicero) o por el contrario abominaba de ellas.

Sus anotaciones no las he incluido, pero a modo de resumen diré que su perfil era más cercano al de mujer sexualmente hiperactiva que al de sumisa tradicional. De hecho todos nuestros juegos únicamente tenian connotaciones sexuales, nada de dolor ni humillación.

I´m a sweet travesti from Transexual, Transilvania

Como un niño con zapatos nuevos me encontraba aquél día. Durante una visita a mis abuelos a mediados de los 80, había tenido que ir a la librería de su barrio y allí me habia encontrado con un ejemplar de Micromanía, la revista sólo para maniáticos, que no había dudado en comprar, iniciandose así mi afición por los videojuegos. El juego estrella de aquél número era: The Rocky Horror Picture Show, en su versión para Spectrum. Una videoaventura en la que controlabas un indefinido sprite con forma humanoide por los pasillos de una extraña mansión. Por desgracia, para mi MSX no habia disponible ninguna versión, así que ahí quedo todo.
Cual no sería mi sorpresa, cuando al hace zapping meses despues, di a parar con el antecesor de Dias de cine cuyo presentador hizo un comentario sobre una película que ostentaba el mismo nombre que aquel juego tan extraño. En cuanto de su boca salió la palabra: musical, perdí todo interes, puesto que por aquella época mi concepto de musical era "la verbena de la paloma", y a mi Vicente Parra siempre me cayó gordo.

No es de extrañar por tanto, que cuando al bajar por error The Rocky... en lugar de "Where boys aren´t 15" (cosa que se está haciendo demasiado frecuente, quizás una maniobra de las productoras porno quien sabe) no la borrara de súbito presa de la frustración, ví la oportunidad de comprobar qué tenia esa película para que todo el mundo hablara de ella.

La película empieza bien, con unos carnosos labios pintados con carmín escarlata, interpretando una canción en la que se hace un repaso a la filmografía de serie B de los años 50 y 60.
Tras acabar la música y limpiar la pantalla del televisor de babas, se inicia la historia de Brad y Janet (papel que protagoniza la perenne anciana Susan Sarandon). Tras la boda de unos amigos, deciden casarse ellos, pero antes van a invitar a un viejo profesor de instituto, en cuya clase se conocieron y dieron rienda suelta a su amor.
No sé que manía tiene la gente de hacer viajes largos durante las noches de tormenta, pero el caso es que ellos tambien lo hacen (como no podia ser de otra manera en un film que parodia las viejas películas de terror y sci fi). La típica averia del coche en la típica carretera perdida en mitad de ninguna parte tambien hacen acto de presencia, pero cuando la pareja se dirige en busca de ayuda a la típica mansión siniestra situada sobre una colina, los tópicos desaparecen.

La casa pertenece al estrambótico Dr Frank´n´Furter, que ha reunido esa noche a varios invitados, para dar a conocer su última creación: Rocky, un hombre musculado y apuesto con el que hacer más llevaderas las frias noches del medioeste americano.
Momentos llenos de humor, canciones pegadizas, personajes imposibles, todo se da cita en esta historia, que no dejara indiferente a nadie, por su notable contenido sexual y cierta irreverencia ya perdida con el paso del tiempo y el éxito de Ru Paul.

De las numerosas canciones, destacaria dos: "Time Warp", pegadiza y marchosa y "I want to be dirty", por su picante contenido y porque mientras la Sarandon la canta se va despelotando, y no está mal la mujer, lo que me sorprendió bastante; pero no tanto como comprobar que el Dr Frank estaba interpretado por Tim Curry, al que únicamente conocía por su papel de recepcionista en Solo en casa 2 y de romano histriónico en una pésima versión de Atila.

Aún hoy se sigue proyectando en salas de medio mundo en pases especiales en los cuales los asistentes acuden disfrazados como los personajes de la película, para seguir un divertido ritual a medida que se desarrolla esta y antes de que comience, con la tradicional cacería de vírgenes (actividad de capa caida en estos tiempos)



Cosas que me hacen gracia (XII)

¿Por qué todas las previsiones de futuras catastrofes son para dentro de 50 años? La última, la que dice que dentro de 42 años exactos, ni uno más ni uno menos, no habrá un sólo pez que pescar en ningún lugar del mundo, ni siquiera una mísera sardina. En 50 años además se extinguira un número obsceno de especies animales, el deshielo de los polos habrá ahogado a la mitad de la población mundial, mientras la otra mitad habrá sido calcinada por los nocivos rayos de sol que la defenestrada (dentro de 50 años) capa de ozono no habrá podido absorver y todo gracias al cambio climático, cuyos efectos nos costarán trillones de dolares (¿qué importan las vidas humanas?) de aquí a 50 años.
Los que lanzan este tipo de avisos ejercen de un bienintencionado Pedro, que lo único que consigue es que la gente deje de temer al lobo, total, de aquí a 50 años todos calvos.

La dominación de Felicia

Era una aburrida tarde de verano, a esas horas en que salir a la calle es un desafío al sol, que siempre acabas perdiendo. El día no era especialmente caluroso, pero si lo suficiente como para que ir a la playa no fuera la mejor opción, so pena de morir de insolación por el camino.

Me tumbé en mi cama a la sombra del techo de la habitación y pronto mi divagante vista fue a parar a una bobina de cd´s que andaba acumulando polvo junto al monitor.

Sin nada mejor que hacer, me puse a indagar en el contenido de los discos, olvidados allí desde hacia meses: Música, juegos, libros, algo de porno.. lo de siempre, pero una de las carpetas se abrió paso entre las demás hasta golpearme y dejarme sin respiración. Estaba allí, oculta de las miradas indiscretas entre la discografia completa de Led Zeppelin y varios libros de Conan. Apenas unas cuantas letras: Felicia...

Aún no la había olvidado por completo, pero hacia tiempo que había formado a pasar parte de un segundo plano en mi memoria, convertida en un eco lejano de pasiones desbordadas e inconclusas.

Abrí la carpeta con cierta expectación. ¿Qué podía haber guardado en ella?.

Cuando lo nuestro terminó, me había asegurado de borrar toda la información referente a ella, pero por lo visto no todo se había perdido. En aquella carpeta había conservado varios vídeos de nuestros encuentros virtuales, etiquetados con la fecha en que se grabaron. Por una simple cuestión de azar, puse el vídeo de su "despedida", aunque en aquel entonces no tenia ni idea de que lo fuera.

La ventana del reproductor ocupó toda la pantalla, y en ella: Felicia. Vestida de colegiala, gafas de pasta y su pelo azabache recogido en dos coletas. Con la camisa abierta dejando al descubierto sus dulces pechos y la falda de cuadros remangada en la cintura, frotaba su clítoris con celeridad, intentando alcanzar el orgasmo cuya venida le estaba haciendo jadear de placer en el menor tiempo posible, tal y como le había ordenado en aquella ocasión.

Al echar la cabeza para atrás y arquear su espalda como una gata supe que al fin se había corrido. Mirando fijamente a la cámara, fue chupando los dedos que hasta entonces habían estado dentro de ella, uno por uno con una lujuria que traspasaba la pantalla.

Cuando terminó, una gran sonrisa iluminó su cara, y entonces, la eché de menos.
Con la tecnología de Blogger.