Grandes westerns gays

. Siete novios para siete hermanos
. The man who loved Liberty Valance
. Solo ante el armario
. Rio Rosa
. Locazas del desierto
. Rio Loba
. El bueno, el oso y la mala.
. El ojete pálido
. Johnny Guitar
. La salida del armario tenía un precio.
. Murieron con las plataformas puestas.
. Dos hombres y un matrimonio.

El chat, cinco años después

Todo cambia. Y en el mundo de los computadores el avance es imparable. Desde los 70 un modelo de ordenador ha seguido a otro sin tiempo a afianzarse en la memoria del usuario medio. Con Internet ocurre lo mismo y ya nadie recuerda servicios como Gopher, las News o los FTP. De aquellos inicios en que los pioneros se abrían paso por las grandes llanuras de la red a lomos de sus vetustos modems procede también el chat.

En sus buenos tiempos, millones de personas conectaban a servidores como IRC-Hispano usando infinidad de clientes, muchos de ellos modificaciones del mítico Mirc (Messiah o X-Cript entre otros) Las aventuras que viví en aquella época quedaron retratadas en otro lugar, en otro tiempo. El caso es que hace poco más de un lustro decidí desconectar de la gran sala de conversación global, justo cuando Terra pasaba a ser un webchat en exclusiva.

En la actualidad, muchos años después de mi último "Hola ¿qué tal?" decidí volver para tomar el pulso a esa parte canalla de la sociedad digital.

Lo primero que me llamó la atención fue que seguía existiendo. Con el Messenger instalado en el PC de todo Cani y Jenny que se precie, con Gtalk en el de los Geeks y los modernos y Facebook en todos ellos, un servicio que está destinado a conectar a gente desconocida entre si, pareciera no tener mucho sentido.

La realidad me hizo cambiar mi perspectiva. Puede que la concurrencia no fuera tan apabullante como antaño, pero distaba mucho de ser la propia de un servicio en decadencia como Myspace o Lycos. Puede que sean menos, pero tienen más "calidad". Los bots anunciando productos o sitios webs de dudosa reputación son una anécdota y el sexo de quien se esconde tras un nick suele corresponder con el género de éste. No encontraremos fornidos camioneros haciéndose pasar por jovencitas vírgenes cachondas dispuestas a entregar su flor a través de una webcam.

Durante unos minutos observé el canal principal. Dos chicas entraron al mismo tiempo. Luna21 saludó con el típico "Hola", Patri43 deseaba unas buenas noches a todos los chateadores. A Luna le respondieron al instante cuatro tipos intentando obtener su atención. No fue hasta un par de minutos más tarde, que una amiga de Patricia se percató de su presencia. Obviamente por mucho que se diga y que pase el tiempo, el chat sigue orientado a un único tema: el fornicio.

Eso por parte de Ellos. Ellas no se cansan de buscar algún hombre que no esté salido y tenga una conversación interesante. No piden mucho. En la vida real debes tener unos buenos pectorales, un rolex o un puesto de funcionario para que te hagan caso. Sin embargo en el canal de Amistad no encontrarán a alguien que dedique unos minutos de su vida a otra cosa que no sea intentar verle los senos. Claro que estoy seguro que ellas son conscientes de que no pueden encontrar a alguien maravilloso, porque esa clase de hombres no suele perder un instante delante de una pantalla de ordenador. Es por esto que existe un grupo de féminas cuya búsqueda es más especializada. Ellas los prefieren abogados, médicos, trabajadores sociales, fontaneros, policías y en general todo aquél pagafantas digital del que puedan sacar algún provecho. ¿Cómo? exclamarás escandalizado ¿Mujeres intentando utilizar a los hombres? Si claro y los tíos solo piensan en sexo cuando le abren un privado a una chica...

Excentricidades como esa también se suelen dar en una noche cualquiera en el chat. Dos en especial me llamaron la atención. Una chica pedía que alguien le describiera una ducha. Lejos de chistes sobre perroflautas, le pregunté qué era lo que le motivaba a hacer semejante petición. No me respondió, certificando de esta manera una de las grandes tragedias del chat en la actualidad. Todo el mundo busca una conversación interesante pero cuando conocen a una persona alejada del interés por los genitales y su modo de empleo, no saben qué decir, quedando en un eterno silencio que sirve como reflexión final sobre la gran incomunicación que asola a la sociedad.

Suerte que una joven cachonda pasaba por allí para sacarme de mis aburridas elucubraciones. Con su atrevido nick "Muestrotetasxvotos" pretendía que todo aquel de ver sus mamas tersas y orgullosas le votaran como muy sexy en una página del estilo "Sexy o no". Y es que al final todo en esta vida se reduce a eso: Tetas.

27 de septiembre del año 2010

Saludos hombre del futuro:

Ayer recibí un mensaje de parte de una amiga reciente que en principio no era muy importante en mi vida. La conocí en un chat, no hace más de un mes, una tarde en que necesitaba intercambiar unas palabras con quien fuera. Sin embargo, al leer las escuetas palabras de ánimo que me dedicaba, el saber que se había molestado en pensar en mi y regalarme unos instantes de su tiempo para hacer que me sintiera mejor, me dio un subidón de alegría como hacía mucho que no sentía.

Por desgracia no duró mucho. El tiempo justo de darme cuenta de que a centenares de kilómetros, la que fuera el amor de mi vida podría estar recibiendo en ese mismo instante un mensaje similar, sintiendo la misma dicha que yo sentía en ese instante por el mensaje de otro. Y sin más, me eché a llorar como un estúpido.

Juegos Reunidos: El Sherlock

Nº de jugadores: 2 o más. Modalidad de un solo jugador recomendada para personas con trastornos graves de personalidad o aficionados a hablar solos o con Dios y/o extraterrestres.

Material: Grandes dotes de observación y perspicacia (¿qué no sabes lo que es? búscalo en la enciclopedia muchacho) No estar ciego es un plus, a menos que seas un freak como el Daredevil y veas mediante ondas o algo así en cuyo caso partes con ventaja, por lo cual deberás vendarte los ojos.

Valores que fomenta: El sentido crítico, el método científico, las dotes de observación (que se exige un mínimo para jugar, pero aún así se aprenden también. Nunca se tienen suficientes) y el hijoputismo.

Lugar donde practicarlo: Sitios frecuentados por personas de cualquier pelaje, a ser posible con una salida de emergencia visible por si escuchan tus conjeturas.

Reglas: Dos personas eligen un objetivo al azar de entre el río humano que se desplaza ante sus ojos y deben intentar adivinar sus circunstancias personales por medio del análisis de sus vestimentas, su forma de andar, su voz... una vez realizado el estudio sobre el objetivo por parte de los jugadores, se procederá a abordarla de forma amistosa, para que no nos tome por delincuentes y se le preguntará por dichas circunstancias personales. Aquél que haya acertado más o no se lleve un bofetón, gana el juego.

Ejemplo:

Jugador 1: Bien, aquí estamos jugador 2, dispuestos a demostrar cómo se juega.

Jugador 2: ¿Por qué no me llamas Paco como todo el mundo?

J1: Como iba diciendo... Jugador 2...

J2: Para ti la perra gorda.

J1: Vamos a enseñar cómo sería una partida típica del Sherlock. Para ello vamos a usar una foto. No es muy recomendable porque se pueden manipular por lo que nuestro juicio podría ser erróneo.



J2: Veamos qué tenemos aquí... Podemos observar que se trata de una mujer.

J1: ¿Por qué lo deduces?

J2: Por los grandes pechos.

J1: Elemental, claro que podría ser un transexual japonés.

J2: Creo que eso es lo que está tratando de dilucidar el señor "Suerte que el bañador es ancho" Y si nos fijamos en su expresión a medio camino entre el asombro y la repugnancia, la retaguardia de la "señorita" debe esconder algún secreto... ¿He oído decir "Ace Ventura"? Ahí lo dejo.

J1: Adonde hemos llegado que ya dudamos del sexo de un ser humano con tetas...

J2: El progreso lo llaman... trae consigo ordenadores, cosechas eficientes y sexos indefinidos.

J1: Supongamos que definitivamente es una mujer. Por la posición de sus extremidades al caminar, bien podría decirse que posee un aire marcial. ¿Un elemento de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado o el ejército?

J2: No creo. Nunca he visto a un soldado con unos senos tan firmes. Yo creo que más bien adopta un aire de pasarela. Quiere mostrarse, lucirse ante los hombres o las señoras con buen gusto, por eso lleva las gafas de sol en la mano, rollo "casual, paseando por la playa".

J1: Además yo creo que es una modelo frustrada. No pudo conseguir su sueño de desfilar en las pasarelas más importantes del mundo. No ya solo por su expresión hosca y dura, sino por su poco gusto a la hora de combinar la ropa. Fíjate si no, en lo desjuntada que van las dos prendas del bikini con colores que parecen similares pero no lo son. Por no hablar de los pendientes estilo boquerón que lleva.

J2: La composición de la foto dice mucho de ello. En un principio la intención era conseguir una imagen que pudiera usar en su book de fotos del Facebook pero la "fotógrafa" le hizo una buena jugada. En lugar de retratarla como la chica escultural que se piensa que es, no esperó a que el hombre del bañador ancho saliera del plano, sino que le inmortalizó para que horas después, cuando estuviera revisando las instantáneas junto con su amiga, pudiera reírse de ella un poco. Y digo que fue una mujer la que hizo la foto porque una mujer así no tiene amigos y si hubiera sido su novio el que portaba la cámara, en lugar de retratar como el tipo repasaba el culo de su pareja, hubiera corrido hacia él para partirle la cara.

J1: Bien, creo que como ejemplo es suficiente. Podríamos haber hablado del origen del exhuberante moreno de la chica o de dónde es originaria la imagen, pero eso se lo dejamos a ustedes queridos lectores. Espero que se diviertan.

La verdad sobre Independence Day

Creo que quienes echan pestes del lunes, lo hacen motivados por la reacción instintiva del rebaño, sin haber pensado fríamente la cuestión. Siendo ya lunes, el tiempo juega a tu favor. Si, los lunes son malos pero tienen algo bueno, se van terminando a medida que la manecilla del reloj continúa con su caminar inexorable. Sin embargo el domingo... ay el domingo... antesala de la vuelta a la rutina semanal, a los atascos, la bronca del jefe, los madrugones, las aburridas clases o las colas interminables frente a las oficinas del Inem.

Los domingos por la tarde los creó Dios para castigarnos por nuestros pecados. Lo hizo cuando todavía no existíamos, de forma preventiva porque Él lo sabe todo y ya antes de modelarnos de un trozo de arcilla con forma de simio, sabía que nos comportaríamos como hijos de una hiena. Y es que no hay nada peor que las horas previas de espera a un hecho no deseado. No se puede disfrutar ese tiempo porque la congoja se acerca irremediablemente a nosotros, mientras somos empujados hacia ella por los recuerdos del sábado noche (mejor momento de la semana según un prestigioso estudio de alguien)

Para no deprimirme mucho, decidí recordar viejos tiempos echando mano de un éxito veraniego de principios de los 90: Independence Day, la obra culmen de Roland Emmerich hasta que pergueñó 2012. Como quiera que es un film que he visto en infinidad de ocasiones, decidí darle un nuevo enfoque al visionado, buscando un mensaje más profundo que el de "típica americanada fascistoide y absurda en la que meten un virus en un ordenador extraterrestre" con el que todo el mundo se quedó, pese a que es harto conocido que C es el lenguaje universal. Y vaya que si lo encontré.

Hay que tener en cuenta que los distintos protagonistas representan distintos estamentos de nuestra sociedad: Bill Pullman, presidente de los USA representa el poder político (obviamente), la ciencia tiene en Jeff Goldblum su máximo exponente y el ejército cuenta con Will Smith entre sus filas. Los ciudadanos de a pie están a su vez representados por los familiares de los mencionados personajes. Emmerich no deja títere con cabeza.

El presidente la caga una y otra vez. Incluso en la batalla final es incapaz de detener la nave nodriza que amenaza la existencia del último reducto de democracia que queda en el país, teniendo que sacarle las castañas del fuego un miembro de esa generación que fue repudiada por los suyos, por haber sido enviado a luchar a una guerra que nadie entendió. El caso es que nadie sabe cómo después de no haber hecho absolutamente nada útil en todo el metraje, termina siendo vitoreado por esa masa perpetuamente acrítica que es el pueblo, que es el que ha hecho gran parte del trabajo sucio.

La relación de los políticos con la ciencia también se ve reflejada en la escena en que Bill Pullman reta a Golblum con la frase: "A ver si eres lo inteligente que todos esperamos que seas".... Gracias a su indecisión millones de vidas se han perdido y ahora tiene los santos cojones de vacilar al tío que le ha salvado el culo en el ultimo momento. Solo un político podía comportarse así. Exigir a los demás un esfuerzo mayor para solucionar un problema mientras ellos no hacen nada, para luego llevarse todo el mérito.

El científico no sale bien parado tampoco, como en la estúpida pataleta ecologista que se pilla cuando tiran una bomba nuclear de nada, después de mas de 6000 explosiones controladas durante las últimas décadas. Da igual, mientras destroza equipos al borde del llanto, se lamenta por la destrucción de la capa de ozono, la tala del Amazonas y demás consignas perroflautas que no vienen a cuento cuando tienes a unos bichos que quieren exterminar a toda la raza humana en poco mas de un día.

Por cierto, breve inciso, la capa de ozono y derivados solo afectarian al ser humano y las formas de vida que ha conocido, pero para algo está la evolución, para que la vida se abra camino una y otra vez. De ahí la estupidez del ser humano por cavarse su propia tumba. En cualquier caso nada de lo que este perroflauter con gafas grita, acabaria con la vida en la tierra, aunque queda muy comprometido.

Luego están los civiles, a los que durante la película no se les presta atención más que para ver cómo sufren, aunque como hemos dicho, al final con su esfuerzo y su sangre son los que acaban con la amenaza planetaria. No es extraño que en las guerras haya tantos carteles de propaganda para encorajinar a las masas. De ellas es el poder ciego que debe ser dirigido por la élite para ser aprovechado correctamente.

Por ultimo tenemos a los militares... basta decir que están representados por Will Smith y un puñado de payasos que no piensan por si mismos. Alguno estará diciendo: Vaya novedad. Bueno, esto no es el foro del 20 minutos. Tu opinión sobra. De todas formas hay unos cuantos que parecen normales.

Además están la apología del tabaco y del judaísmo quedándonos una película redonda con la cual entender las sociedades de finales del s XX y principios del XXI

Sin embargo el mensaje más profundo tiene como protagonistas a los veteranos del Vietnam, representados por el estereotipo de borracho con problemas psicológicos producto de las circunstancias que les tocó vivir, y que tienen ocasión de redimirse al fin en una "buena guerra". Con todo, la realidad vuelve a tomar las riendas con la estampa final en la que el poder político, los científicos y el ejercito aparecen plasmados victoriosos ante la adversidad ante una sociedad civil sumisa e indefensa (representada por la familia: mujeres, niños y un viejo) de los protagonistas, mientras los verdaderos héroes permanecen en un segundo plano, lejos del faro que ilumina los senderos de la historia.

War is hell

No ha sido un día especialmente agradable ¿Pero cual lo ha sido desde que llegaste a este agujero infecto alejado de la escrutadora mirada del Señor? Aun no te ha dado tiempo de echarte sobre el catre cuando la alarma inunda cada rincón de la base. Todo el mundo parece tener un ataque de histeria. Corren de un lado a otro, gritando y haciendo aspavientos... Seguro que eso piensan tus vecinos sentados frente a su televisor a miles de kilómetros de distancia, cenando mientras degustan las imágenes que recoge el cámara que está a tu lado. Pero para el que está en el meollo, los gritos se tornan órdenes y los aspavientos señalan a tus camaradas los helicópteros que están a punto de trasladaros a un puesto de avanzada a 50 kilómetros al norte de vuestra posición, la cual está siendo ferozmente atacada por el enemigo. Y tú pensabas que podrías dormir tranquilo...

Esto es Vietnam y así nos lo muestran los chicos del estudio checo Pteronodon en uno de sus mejores títulos: Vietcong, uno de los pocos juegos que muestran la realidad de la guerra en el país asiático.

Al contrario de lo que mucha gente piensa, los americanos no perdieron Nam, renunciaron a ganar. El número de bajas enemigas y las derrotas nordvietnamitas en todas y cada una de las batallas así lo atestiguan. Los motivos de la derrota son demasiado complejos y se alejan del análisis de un videojuego, pero esta produjo un sentimiento de vergüenza que ha hecho que salvo excepciones, los hechos que acontecieron en aquel conflicto no hayan sido revisados y/o recreados con fruición, al contrario que con la 2ª guerra mundial.

Muchos señalan a este olvido voluntario de la humillante retirada de la antigua Cochinchina como el motivo de que no haya muchos juegos sobre Vietnam. Pero yo no estoy de acuerdo. Con Nam pasa igual que con la 1ª guerra mundial y en general, las guerras del pasado. No es posible encontrar en estos conflictos un numero significativo de diferentes situaciones que recrear en una pantalla sin caer en la repetición.

En Vietcong, encontraremos las típicas patrullas por la jungla, misiones de rescate de prisioneros, paseos en helicóptero sobre posiciones enemigas, exploración de los túneles del Vietcong y como no podía ser menos, el típico asalto final a nuestra base por parte de los malditos Charlies. En efecto, lo mismo que se puede encontrar en títulos como Shellshock: Vietnam o The Hell in Vietnam, por decir algunos. Y es que no hay más. En Vietnam no hubo desembarcos anfibios épicos, lucha entre francotiradores, grandes batallas de tanques, operaciones especiales más allá de las que se muestran en los típicos juegos, ni toma de objetivos importantes en cuanto a tamaño, pues la mayor parte de la guerra se llevó a cabo en territorio amigo.

No quiero que parezca que Vietcong es un titulo prescindible. Al contrario, es un fps correcto donde iremos acompañados en muchas de las misiones por los miembros de nuestra unidad dándonos la sensación de estar en una de las muchas escaramuzas que se vivieron. A ellos ayudan los gráficos, alejados de las virguerias técnicas de la actualidad (no en vano es de 2003) pero que cumplen a la perfección haciéndonos creer que estamos en medio de una jungla vietnamita que los enemigos, no muy variados, usan para cubrirse y atacarnos mientras nos insultan o delatan nuestra posición a sus compañeros.

Otro punto a destacara es su sobresaliente banda sonora, con temas de Hendrix o Deep Purple entre otros. Con uno de ellos nos despedimos; con unas notas que nos transportan al interior de un helicóptero sobrevolando un arrozal tras otro mientras los aldeanos nos ven pasar sobre sus cabezas como ángeles de la muerte directos a la batalla.






7 de septiembre del año 2010

Saludos hombre del futuro:

Anoche soñé con ella. En mi, debería decir más bien, pesadilla, venía a pasar las vacaciones a mi casa en compañía de otro chico que ella llamaba su novio. Por si fuera poco la humillación de que viniera a mi casa a restregarme que ya se había olvidado de mi, él era más joven que yo, cuando siempre me dijo que a ella le gustaban mayores. Que yo fuera la excepción me había llenado de un estúpido orgullo aun tiempo después de que nuestra relación se fuera a pique.

Despertar fue extraño porque han pasado varias horas desde que sonó el despertador y todavía me parece verla en el salón, riendo mientras  me priva de su mirada, dirigida a los ojos de ese impostor... que en otro tiempo fui yo.

No me lo puedo creer. Tres años y todavía pienso en ella como si hubiera sido ayer cuando nos despedimos con las lágrimas anegando nuestros ojos y el corazón roto por mil partes... supongo que es lo normal. El primer amor nunca se olvida. Me dicen que tengo que hacerlo, que hay que pasar página y todos esos tópicos, el de los peces incluido. Dios como me revienta ese... Me lo dicen como si yo quisiera sentir este dolor de forma voluntaria, como si disfrutara con su ausencia... Acabo de leer un estudio que dice que el cerebro puede permanecer enamorado por años... creo que me voy a meter en la cama.

Youtube Stars: Hanna Minx

Inauguramos sección sobre esa gran web que revolucionó el uso de Internet tanto como lo hizo en su día Facebook o Putalocura: Youtube, la página de vídeos de la que todo el mundo ha oído hablar y que todo el mundo usa para ver gente dándose piñazos.

Pero no todo son golpes en la entrepierna o animales haciendo monerías, Youtube esconde todo un mundo de genialidad y talento a la espera de ser descubierto por un azaroso click del destino. La protagonista de hoy es Miss Hannah Minx, una joven universitaria de voluptuosas formas y estética anime, que parece sacada de un comic hentai, con sus grandes y expresivos ojos azules y sus aún más grandes e igualmente expresivos senos.

Porque amigos, no importa que la señorita Minx nos enseñe vocabulario japonés, nos hable de la cultura del país del sol naciente, realice pequeños gags con más o menos gracia. Si uno se suscribe a su canal es para ver cómo sus pechos fuerzan las leyes de la física y la resistencia de la tela que los recubre. Es toda una delicia para los sentidos ver esos senos llenar toda la pantalla e imaginar dormir entre ellos.

En un principio pensé que se trataba de algun tipo de viral comercial. Al fin y al cabo ¿a cuantas frikis amantes del manga conocéis que estén tan potentes? Yo a ninguna. Si acaso alguna ligera de cascos pero más fea que un clon de Julio Savalas. En definitiva, un canal absolutamente recomendado para todos aquellos amantes de Japón y el porno soft.





Ah, he dejado lo peor para el final: Es lesbiana.
Con la tecnología de Blogger.