Cuando el viento sopla

Todo el mundo tiene una película especial que visiona de forma masoquista en los momentos de bajón, para animarse ante las desgracias de mayor magnitud que se desarrollan en la pantalla. La mía no trata de las dificultades para que triunfe el amor, ni de la decadencia de clanes familiares, ni siquiera está protagonizada por actores de carne y hueso, se trata de una película de dibujos animados: Cuando el viento sopla.

Recuerdo haberla visto por primera vez, no se me olvidará nunca, un jueves por la noche en la segunda cadena (todavía no era la 2). Yo apenas había rebasado la decena de años y los problemas del mundo me eran totalmente ajenos.

Ante mi se desarrollaba la historia de un matrimonio de ancianos, que vivían en algún lugar de la campiña inglesa, alejados de todo y de todos, que hacían frente a una guerra nuclear con la tranquilidad que da la ignorancia y la confianza ciega en un gobierno, que da consejos absurdos y contradictorios sobre como actuar ante el estallido de la bomba.

Por aquella época no entendía nada de guerras, bombas o los efectos secundarios de la radiación, pero la historia me conmovió mucho. El saber que no habría final feliz y peor aún, el saber que aquello podría pasar de verdad, me dejaron una comezón en el estomago que me duró semanas.

El film está basado en la novela gráfica del mismo nombre dibujada por Raymond Briggs, encargado también del guión. Técnicamente innovadora en su tiempo, con un decorado real sobre el que se dibujaron a los personajes, cuenta con una banda sonora de primer nivel a cargo de grupos como Génesis, Pink Floyd o David Bowie, autor de la canción principal.

La película es demoledora, descorazonadora y el final abre en tu corazón las puertas de un abismo insondable de soledad, impotencia y tristeza, que sólo cierras cuando apartas la vista de la pantalla, para posarlas en el frondoso árbol que asoma tras la ventana o en la chica que sonríe a tu lado. Si tenéis oportunidad, no la veáis.

12 comentarios:

  1. Fantabulosa pelicula, pardiez. Por alguna extraña mencion mi mente me remite a Genesis y Catastrofe (Roald Dahl) cada vez que me la mentan...

    ResponderEliminar
  2. Tambien la ví de crio, aunque saqué lecturas bastante desconcertantes: creia que la pareja eran hermanos (por el increible parecido físico), y el triste final, el cual no me acabé de creer...¿como va ha ser dramática una peli de dibujos?

    ResponderEliminar
  3. habrá que poner la mulita a trabajar

    ResponderEliminar
  4. A mí me pasa algo parecido a lo tuyo con otra peli de dibujos; La tumba de las luciérnagas. Fua, me dejó clavada en el sofá, aferrada al kleenex chorreante y con el corazón comprimido a más no poder.

    Es triste, triste, triste.

    En fin.

    ResponderEliminar
  5. Genesis y catastrofe debe ser de lo poco que no he leido de Roald dahl, que por cierto, buscando a ver si podia descargarmelo, me acabo de enterar de que el guion de "Solo se vive dos veces" es suyo :S
    Tortlon, desde luego es una de esas peliculas que si las ves de pequeño te marcan durante toda la vida, sobre todo por eso de que no esperas que una peli de dibujos trate temas serios. Por desgracia los niños de hoy dia ven cada burrada dibujada que estan insensibilizados totalmente.
    Raquel, pase lo que pase, que no la vean tus hijos :S
    Reina, ahora mismo pongo la tumba de las luciernagas a descargar, ya te contare cuantos paquetes de kleenex he gastado.
    Besos para ellas, abrazos para ellos!!

    ResponderEliminar
  6. vaya,veo que has cogido la forma escribiendo,que bien....


    yo no la vi,y vaya,haces que den ganas de verla diciendo que no la veamos,que raros somos los seres humanos,verdad?

    ResponderEliminar
  7. A mi me la dejaron ver mis padres cuando era pequeño pensando que como eran dibujos sería para niños. Nada más lejos de la realidad. Sólo sé que cuando acabé de verla me pasé una semana enrabietado pensando como los adultos podían ser tan gilipollas por haber creado un arma tan destructiva que produjese tanta tristeza.
    Haré caso de tu consejo y no la volveré a ver, ahora mismo se que me pondría de muchisima más mala hostia que entonces.

    ResponderEliminar
  8. Yo tambien la ví en cineclub, que así es como se llamaba ese espacio de cine de los jueves por la noche en la segunda cadena en el que se ponían cosas como los siete samurais o amarcord en ciclos del más variopinto pelaje. Esos si que eran programas de televisión ,había mucha gente que lo veía y tampoco parecía nada extraordinario ¿Cuanta gente vería a día de hoy una película como el tambor de hojalata?. Por cierto, no hace demasiado tiempo que leí en la carcel de papel que el cómic se había publicado tambien en españa en su momento.
    Y no jodas morcilla, no compares los niveles de angustia de cuando sopla el viento y la tumba de las luciérnagas, la primera es triste, sí, pero es que la tumba de las luciérnagas es para cortarse las venas ¡Es la única peli de ghibli que no he acabado de ver!

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que ver la pelicula hoy dia, quizás transmita diferentes sensaciones. Per se la película es triste y agobiante, por lo que me contais seguramente la tumba de las luciernagas lo sea aun mas, pero hay que tener en cuenta el momento en que la pelicula salió a la luz: la crisis de los euromisiles estaba en su máximo apogeo, habia miles de cohetes apuntandose y el peligro de que todo se fuera a tomar por saco era obscenamente alto. Cada pelicula tuvo su momento supongo.
    La version española del comic corrio a cargo de Rosa Montero, afincada en Fuengirola por cierto. La pelicula es un calco, unicamente tres viñetas no se ven reflejadas en ella.
    No me acordaba del nombre del programa, gracias Doc. Amarcord fue otra de las peliculas que vi en ese programa y que me marcó, a cualquiera no le marcaron esas tetas vaya :)
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  10. Ja,ja, si, lo de la estanquera es la hostia. Ah! Y curiosamente la música del programa era la banda sonora de Amarcord.

    ResponderEliminar
  11. Ni de coña la pienso ver, gracias por darme las señas para que la evite, en mi estado actual quizás terminaría llorando tres días.

    Lo que acabas de hacer es una obra de caridad =)

    ResponderEliminar
  12. Tengo que poner a descargar Amarcord, la de buenos recuerdos que tengo de esa peli... :)
    Jajajaj, ya sabes Eriwen, ni te acerques, yo la vi hace una semana y todavia tengo el cuerpo malo. Besos!!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.