Oido en televisión

En clase de literatura nos machacaban lo de los pseudónimos de los escritores, de lo que no me acuerdo es qué escribió este hombre.

Un concursante a propósito de Azorín y su verdadero nombre

Veinte años de educación española, resumida en una sola frase. No me gustan los concursos, no le encuentro interés alguno a ver cómo la gente gana dinero, a no ser que lo haga de la forma más ridícula posible, pero el otro día fuí a deleitarme con los encantos de Nikki Cox en "Las Vegas" cuando comprobé que habia sido sustuida por un concurso con luces de neón, presentador de sonrisa profident y chistes de tercera, y un cuerpo de bailarinas, con muy buen cuerpo, valga la redundancia. Por ellas resistí hasta que en un lance del concurso, le preguntaron al simpático andaluz que jugaba en esos momentos, por el verdadero nombre de tan insigne autor español, del que seguro más de uno recuerda la fecha de nacimiento, donde nació, dónde se tomó un carajillo antes de coger el tranvia a la calle Preciados y cuando murió; pero, al igual que el afortunado concursante, seguro que no conoce siquiera el nombre de uno de sus libros y de saberlo, seguro que le es desconocido el significado de su obra, qué quiso plasmar en cada una de sus lineas, qué le movia a escribir.
Valga este post para reivindicar a mi último profesor de literatura, al que todo el mundo criticaba por no enseñar toneladas de datos que "valdrian" más tarde en selectividad, pero que introdujo en la tozuda mente de más de uno, el amor por la literatura y el gusto por escribir.

11 comentarios:

  1. Vaya pues tan rendido homenaje y extendámoslo a todos los profesores y profesoras de literatura que consiguieron algo parecido.

    Es una pena que no podamos escribirles actualmente y darles las gracias.
    Aunque a mí, si mi profe (maría trepat, se llamaba) me ve lo que escribo, igual me catea a día de hoy! :P

    En fin, que tienes razón, Nikki valía mucho más la pena que esos repeinaos. Ande va a parar! :P

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Si mi profesor (Jose Eduardo) leyera lo que escribo.... bueno eso mejor te lo cuento en privado y me evito las denuncias por difamacion :P
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Adoro las letras, las palabras, las frases...y todo lo que puedo conseguir con ellas. Me enriquezco con ellas y disfruta en su compañia.

    Yo debo agradecer al Mercadé mi devoción por Neruda, su lectura lenta y profunda... (el tío era un despistao de narices, pero se ponía a recitar....y los pelos de punta me ponía).

    ResponderEliminar
  4. Literatura es la asignatura que peor se me dio siempre despues de dibujo tecnico.

    La culpa fue de los profesores por no saber enseñarnos.

    Nunca olvidare al "Botijo",el de Literatura de segundo de bup,la ultima vez que di literatura,luego al año siguiente ya emigre a las ciencias puras.Le llamabamos asi,como supondreis,por su reducida estatura y redondeces laterales.

    Para los frikis del cine español de la dictadura,decir que era igualico igualico que el actor Alfonso del Real.Pero clavao

    ResponderEliminar
  5. Nikki Cox...que sana se la ve ,o mejor, se la veia).
    Yo tb me apunto al sentido homenaje a la figura del profe de literatura del instituto. Con el mio conservo la amistad. va por tí Miravalles!!!

    ResponderEliminar
  6. Me uno a vosotros en este sentido homenaje y os presento a Adorada, mi profesora de literatura en el instituto.
    También ponía los pelos de punta y la nota que quería en los exámenes... benditos años de felicidad hormonal...

    ResponderEliminar
  7. Sí, al fin y al cabo así debería ser un buen profesor: inculcar en el alumno el amor por la literatura

    ResponderEliminar
  8. Siento disentir, amigo Roboto, pero creo que el planteamiento quirúrgico de la enseñanza de la literatura en nuestro sistema lo único que provoca es que no amemos lo suficiente las palabras. No nos enseñana a amar la lectura y si nos acribillan con datos que pueden salvar alguna tarde de trivial o dárselas uno de culto ante los demás. En mi caso, empecé a amar la literatura cuando dejé de estudiarla.

    Salud!!!

    ResponderEliminar
  9. Estoy totalmente de acuerdo contigo Harry, igual me exprese mal en el post :P El profesor de literatura al que hago mencion, dedicaba sus clases a recitar monologos de shakespeare, a contar historias y animarmos a que contaramos las nuestras. Sólo una vez en dos años nos puso un examen y ni lo corrigio (por suerte para mi, pues era sobre un libro que ni siquiera llegue a comprar) por ello recibio las criticas de alumnos y asociaciones de padres que veian que sus hijos no sabian nada de la generación del 27.
    Si, la educacion hoy dia va enfocada a ganar las partidas del trivial, no es de extrañar que la filosofia y la critica (la de verdad, no: "fulanito es malo y el que yo apoyo mola mazo) esten de capa caida: el pensamiento esta muriendo!! pero bueno esa es otra historia.. :)
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  10. qué pasa con la filosofía!!!? eh? eh?
    a los profesores de filosofía sí que tendrían que dedicarles un post en condiciones ... ;)

    ResponderEliminar
  11. De los profesores de filosofia ya hablare en otro post catecolamina. De las anecdotas de mi profesor de bachillerato se podria sacar una enciclopedia.
    Besos!!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.