¿Por qué es mejor Telegram que Whatsapp?

Este no es un mero ejercicio de proselitismo hacia una app de mensajería instantánea. Es una llamada al sentido común y la sensatez de todos aquellos que pierden su tiempo y sus datos haciendo uso de un programa defectuoso, cuando hay opciones mejores que se ajustan mejor a sus necesidades. Otro día hablaré del Tachocao y ese polvo de yeso coloreado llamado Cola Cao.

La primera razón por la que deberías instalar Telegram en tu terminal y condenar al olvido al icono verde de la muerte, es que es gratuito; pero de verdad, no esa falsa gratuidad enmascarada en la petición anual de un "mísero" euro, lo cual me parece una ordinariez, dicho sea de paso. Si vas a cobrar algo, que no sea una cantidad ridícula y que sea obligatoria, para que no se te quede cara de acelga cuando venga tu cuñado y te diga que él sigue usando Whatsapp porque se le renovó la licencia automáticamente sin haber pagado un céntimo.

. No pertenece a Facebook: A mí, Mark Zuckerberg me cae como una patada en el culo. El casting para La Red Social, la película que narra la creación, o mejor dicho, plagio, de Facebook, fue todo un acierto porque el actor que hace de él me cae como una patada en los cojones. Por si no fuera suficiente, Facebook se encargará de rastrear tus conversaciones y el contenido de tu móvil para cruzar posteriormente los datos, gracias a los cuales podrá gratificarte con certeros anuncios. Para colmo, pondrá un foco luminoso sobre tu cabeza y todo aquel con el que hayas hablado alguna vez conocerá tu cuenta de Facebook. Y recuerda: tus fototetas están todas guardadas en un oscuro servidor en el agujero más inaccesible de Kentucky, en espera de ser vendidas a los pornógrafos asiáticos.

. Solo te espían los rusos: y estos no tienen ninguna red social con la que cruzar datos, al menos para venderte algo o restregarte la cara del nuevo novio de tu ex, más feliz desde que te dejó. Otra cosa es que te cruces en su camino, en cuyo caso piratearán Facebook y sabrán hasta el porno que guardas en la carpeta "Museos del mundo en 360º".

. Las conversaciones están cifradas. Ya ningún hacker con sombrero de lana ridículo podrá leer en tiempo real cómo pones verde a la Amparo por llevar fundas fluorescentes al entierro del abuelo de La Puri (true story). Si, es una característica que ha implementado WA recientemente, o al menos eso dicen, pero en Telegram está presente desde el primer día. Obviamente ninguna conversación es segura. Volvemos al punto anterior. Nadie está libre de la venganza de un ruso ni de las ofertas de un americano.

. No mucha gente lo tiene instalado, ergo menos gilipollas que hay que aguantar.

. Stickers: una característica que vio la luz en Line y que luego ha sido copiada por los demás. Los stickers son emoticonos de un tamaño sensiblemente superior, de temática variada. Puedes hacerte los tuyos de una forma sencilla y rápida. Aprovecho para recomendar un pack de mi creación: Piao Pack 1, con la futura mascota de las Olimpiadas de Madrid 2036: el pollo Piao. Es totalmente gratuito. Existe además una versión porno, pero solo se distribuye bajo demanda.

. Es un comienzo nuevo. Quizá en algún momento triste de tu vida, borracho como un lémur o cegado por el amor, le diste tu teléfono a una loca, tu cuñado o una novia a la que dejaste por otra con las tetas más grandes y ahora tienes que permitir que puedan ver tu foto de contacto o peor aún, molestarte por cualquier tontería. Instala Telegram y elige cuidadosamente con quién quieres mantener el contacto. Deja WA para la gente que no merece la pena. Quizá vuestros amigos o parejas sean reticentes, pero si no se instalan Telegram por ti, es que no te quieren. No pierdas el tiempo con ellos.

. Se pueden borrar los mensajes una vez enviados. Si tienes la suerte de que el receptor no lo haya visto, podrás borrar, en las siguientes dos horas, cualquier desliz motivado por litros de alcohol corriendo por tus venas o la desesperación más absoluta. Y meteos en la cabeza que no debéis intentar volver con vuestras ex.

. Es más robusto y rápido. Hasta ahora no me ha dado ningún problema de cuelgues o cierre inesperado de la aplicación, cosa que no puedo decir de otros. Además, los mensajes se envían y reciben al instante. Pues como en todos, estarás pensando equivocadamente, pues a mí WA me hace esperar de 10 a 40 segundos antes de enviarlos, segundos cruciales en según qué situaciones.

. Y por último, porque quiero irme a jugar al Warcraft III, los bots. Si bien estos son tan veteranos como el legendario Messenger de Microsoft, es en su versión móvil donde brillan especialmente. Los bots son programas con una determinada función que te pueden ayudar a mejorar tu inglés, recomendarte libros o, en el caso de @parejabot, el mejor bot de Telegram, y no porque sea mío, darte temas de conversación con los que amenizar esas aburridas tardes de domingo con tu pareja, durante el período refractario o mientras esperáis a que caiga la noche, si lleváis ya algunos años juntos.

Me dejo en el tintero otras características, como que no es necesario dar tu número de teléfono a nadie, la aplicación de escritorio, que defeca sobre la de WA (y cómo tiene que ser para que haya usado por primera vez en los casi 11 años de existencia de este blog dicho término), los canales, una suerte de híbrido entre grupos de WA y Twitter y muchas, muchas más. Así que, ¿qué estáis esperando? Comenzad a usar mi bot y que se corra la voz.
Con la tecnología de Blogger.