El futuro y un señor de Albacete

No pensaba escribir este post de No-despedida porque a lo largo de estos años he escrito tantos textos similares que podría recopilarlos todos en un libro que haría sombra a cualquier título de Ken Follet en el que no salgan nazis, que no sé si os habéis fijado pero siempre son los más escasos de páginas.
Sin embargo, en mi diaria visita a las estadísticas del blog, por temas de SEO y demás historias que no tienen nada que ver con el cotilleo, me he percatado de que en los últimos tiempos hay un señor (o señora) de Albacete o alrededores que visita cada día el blog en busca de nuevas aventuras de este que os escribe, con escaso resultado, pues los habituales ya sabéis que mi ritmo de actualización ha bajado tanto como el escote de... no sé, estoy muy desconectado del Star system para poder ofrecer un ejemplo de pechugona de referencia.  Acaso no lo haya... En estos tiempos de mediocridad y hastío todo es posible.

Quizá ese presunto señor de Albacete sea uno de vosotros y la geolocalización me esté jugando una mala pasada, pero por si acaso, me veo en la obligación de ahorrarle al desconocido lector esos preciados segundos en los que tarda en teclear el nombre de la web, y que podría usar para piropear a su amada o rascarse la oreja. No quiero que pase como con el misterioso señor de Santander, que tras meses de visitas infructuosas sin recibir un mísero chiste o relato picantón como recompensa, abandonó para siempre estas, otrora soleadas, costas digitales para no volver jamás.

Y es que, lo dejo. En realidad no lo dejo. Voy a seguir escribiendo, sigo escribiendo, pero he llegado a la conclusión de que hacerlo para el gran público no tiene sentido, por lo cual si se me ocurre algo lo primero que hago es guardarlo en mis archivos personales y ya si eso...

No tiene sentido lanzar al océano mil botellas con sus correspondientes mensajes para que estas pasen junto a las chalupas de los navegantes ocasionales y sean ignoradas o en el peor de los casos robadas y reutilizadas en páginas de recopilación de chascarrillos, a mayor gloria y beneficio de los usurpadores.

¿Significa eso que no habrá nunca más posts aquí publicados? No, los seguirá habiendo como hasta ahora, con una frecuencia que va desde lo ridículo a lo delictivo, pero la mayor parte de mi... "producción" será recopilada en diversos libros que iré publicando a lo largo de los años.

Empecé a escribir en Internet para ver plasmadas las paridas que salían de mi mente en un soporte... agradable a la vista y funcional. Y para quejarme también. Siempre escribí para mí, que a los demás le interesara algo fue una agradable y sorprendente consecuencia. Sin embargo, con los modernos avances en la autopublicación y la publicación en demanda, prefiero ver todo lo que escriba en un libro o un ebook, en su defecto.

Seguiré, además, con otros proyectos, como mis interminables novelas, mis videojuegos horteras, mis apps inútiles y la edición del primer número de la mítica, y clandestina pues las fotos son "tomadas prestadas", revista "SúperTetas"; de los cuales iré informando aquí a medida que vayan saliendo a la luz.

Sin más, recomendar al señor de Albacete que lea el blog desde sus comienzos o que pinche en los múltiples enlaces a blogs y otros proyectos que podrá encontrar en la página. Y si algún día me invita a ir a su tierra, que sea pronto porque me queda poco para alcanzar la tercera edad.
Con la tecnología de Blogger.