El futuro y un señor de Albacete

No pensaba escribir este post de No-despedida porque a lo largo de estos años he escrito tantos textos similares que podría recopilarlos todos en un libro que haría sombra a cualquier título de Ken Follet en el que no salgan nazis, que no sé si os habéis fijado pero siempre son los más escasos de páginas.
Sin embargo, en mi diaria visita a las estadísticas del blog, por temas de SEO y demás historias que no tienen nada que ver con el cotilleo, me he percatado de que en los últimos tiempos hay un señor (o señora) de Albacete o alrededores que visita cada día el blog en busca de nuevas aventuras de este que os escribe, con escaso resultado, pues los habituales ya sabéis que mi ritmo de actualización ha bajado tanto como el escote de... no sé, estoy muy desconectado del Star system para poder ofrecer un ejemplo de pechugona de referencia.  Acaso no lo haya... En estos tiempos de mediocridad y hastío todo es posible.

Quizá ese presunto señor de Albacete sea uno de vosotros y la geolocalización me esté jugando una mala pasada, pero por si acaso, me veo en la obligación de ahorrarle al desconocido lector esos preciados segundos en los que tarda en teclear el nombre de la web, y que podría usar para piropear a su amada o rascarse la oreja. No quiero que pase como con el misterioso señor de Santander, que tras meses de visitas infructuosas sin recibir un mísero chiste o relato picantón como recompensa, abandonó para siempre estas, otrora soleadas, costas digitales para no volver jamás.

Y es que, lo dejo. En realidad no lo dejo. Voy a seguir escribiendo, sigo escribiendo, pero he llegado a la conclusión de que hacerlo para el gran público no tiene sentido, por lo cual si se me ocurre algo lo primero que hago es guardarlo en mis archivos personales y ya si eso...

No tiene sentido lanzar al océano mil botellas con sus correspondientes mensajes para que estas pasen junto a las chalupas de los navegantes ocasionales y sean ignoradas o en el peor de los casos robadas y reutilizadas en páginas de recopilación de chascarrillos, a mayor gloria y beneficio de los usurpadores.

¿Significa eso que no habrá nunca más posts aquí publicados? No, los seguirá habiendo como hasta ahora, con una frecuencia que va desde lo ridículo a lo delictivo, pero la mayor parte de mi... "producción" será recopilada en diversos libros que iré publicando a lo largo de los años.

Empecé a escribir en Internet para ver plasmadas las paridas que salían de mi mente en un soporte... agradable a la vista y funcional. Y para quejarme también. Siempre escribí para mí, que a los demás le interesara algo fue una agradable y sorprendente consecuencia. Sin embargo, con los modernos avances en la autopublicación y la publicación en demanda, prefiero ver todo lo que escriba en un libro o un ebook, en su defecto.

Seguiré, además, con otros proyectos, como mis interminables novelas, mis videojuegos horteras, mis apps inútiles y la edición del primer número de la mítica, y clandestina pues las fotos son "tomadas prestadas", revista "SúperTetas"; de los cuales iré informando aquí a medida que vayan saliendo a la luz.

Sin más, recomendar al señor de Albacete que lea el blog desde sus comienzos o que pinche en los múltiples enlaces a blogs y otros proyectos que podrá encontrar en la página. Y si algún día me invita a ir a su tierra, que sea pronto porque me queda poco para alcanzar la tercera edad.

9 comentarios:

  1. Yo voy a echarte de menos aún más, no te vayas del todo, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiré por aquí siempre :) Más visible o menos pero no llegaré a irme.
      Besos!!!

      Eliminar
  2. Pasa por aquí de vez en cuando, aunque sea por el señor de Albacete, que la gente de Albacete es muy maja...

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he tenido el gusto, fíjate. Durante una época llegué a pensar que era Albacete era una marca publicitaria, como Hacienda, pero bueno... ahora dudo que sea de Albacete el tal señor porque tú me apareces afincada en Francia. Va a ser que la geolocalización no va muy bien...
      Besos!!!

      Eliminar
    2. Aprovecho para comentarte que los comentarios en el post anterior no funcionan y por eso no pude responderte, pero sí, Batman mola mil :)

      Eliminar
  3. "Señor de Albacete"13 de enero de 2016, 0:18

    ¡Me ha pillado! ¡Maldigo a Statcounter y similares! Perdone usted si, día tras día (excepto los de resaca, que no cuentan), visito lugares que debido a su calidad y tono de escritura, me sirven de buen entretenimiento. ¿Resulta compulsivo mi comportamiento? Tal vez. ¿Debería dedicarme a mi propio proyecto? Puede. Mientras lo sigo meditando, permítame decir que me sorprende que mi paseo casi diario le perturbe hasta el punto de dedicarme parcialmente una entrada (bueno, a mí el rastreo me perturba, pero habrá que aceptar las reglas del juego). Tómeselo como un halago, no como una presión. Por supuesto, apoyo su decisión de seguir escribiendo, cuándo y dónde quiera; de hecho me gustaría lanzar una propuesta: que un lector de cada provincia se dedique a visitar diariamente el blog; elevemos el ánimo y, ya de paso el posicionamiento, de este escritor.
    Por cierto, está usted invitado a visitar Albacete cuando le plazca, antes o después de saltar la frontera de la tercera edad, que la ciudad es muy accesible para ir con andador.
    Sin más, un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Estimado señor de Albacete:
    Antes de nada, agradecerle su comentario. Normalmente, en estos casos, es el silencio la única respuesta que recibo. Decirle a continuación, que no es que sus bienvenidas visitas me perturben, al contrario, me alegra saber que hay más gente a la que interesa las palabras aquí expuestas, pero sí que es verdad que me sirvieron como excusa para dar señales de vida y hacer algo de promoción encubierta, que nunca está de más.

    Además, hubo otro señor antes, cántabro en general y santanderino en particular, que ejecutó el mismo patrón para, un día triste, desaparecer sin más, dejando un vacío en mi corazón y un misterio irresoluble. Semanas después de su desvanecimiento, un señor me siguió durante varios minutos por la dársena del puerto de Santander, pero esa es una historia que será contada en otra ocasión. En resumidas cuentas, no quería perder otro lector, habida cuenta de lo que cuesta conseguir uno.

    En cuanto al acoso digital, informarle para su tranquilidad de que lo estoy dejando. Ya no rastreo IPs, ni investigo en el registro civil, cuentas de Linkedin, Facebook o IRC. Me limito a un vistazo somero al informe de Statcounter y con eso queda saciada mi curiosidad (aparte de la medicación, claro está).

    Sin más, agradecerle de nuevo sus visitas y animarle a que siga pasándose por aquí con la frecuencia que desee, faltaría más. Soy el menos indicado para hablar de visitas compulsivas, pues si Facebook avisara de quién visita el perfil de cada uno, mi ex me hubiera denunciado por acoso hace años.

    Reciba un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  5. Que maravilloso punto de encuentro que este blog, nunca dejaré de revindicarlo.

    De Albacete -lamentablemente- tan sólo conozco la estación de autobuses, en la que miccioné raudo durante un trasbordo.
    La presión de la aviesa fauna que deambula por vateres publicos y el temor a quedar en tierra precipitaron mi estancia en tierras albaceteñas. Una pena, lo sé.
    También vi con cívica desaprobación desde la ventanilla del bus como un "graciso" había agregado con torpe caligrafía bajo el letrero que anuncia el término minicipal "Ni cagues" (omitiré la tan manida soéz coplilla que sobre dicha capital castellano-manchega recitan mentecatos y pablo-motistas varios).

    En cuando a geovisitas debo señalar que desde hace un montón de años recibo una desde una recoleta localidad malagueña, y hasta en ocasiones situada a algún que otro kilómetro de la costa: ¡¡¡Amigo Roboto, que callado te tenías lo de ese submarino nuevo que te compraste!!!

    Abrazos submarinos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajja estoy por ir a Albacete solo por ver con mis propios ojos tan útil advertencia!! Lo de mi submarino es algo que pensaba mantener en el anonimato pues lo uso para el contrabando de cintas de gasolinera inglesas con Gibraltar, ya que existe un gran mercado de jubilados ingleses que no tienen acceso, por ejemplo, al último trabajo discográfico de Stuart Marron, el Ruiseñor de Leeds. Algún día contaré las mil y una anécdotas al respecto.
      Un abrazo enorme!!!

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.