Yo me llamo Ralph

Leo con estupor la noticia de que en Barcelona le han puesto de nombre de pila a un niño: Goku. En realidad se llama Goku Ceferino, pero me es imposible comentar el nombre completo, la risa no me deja. Por lo visto lo de Ceferino es un homenaje a uno de los abuelos de la criatura. La noticia no aclara si el padre se llama Son Gohanda, pero apostaría mi brazo izquierdo a que ya le gustaría.

Cataluña de por sí es un lugar proclive a los nombres raros, donde tan pronto se comen una letra, como en Antoni, como le añaden otra, ahí están los Josep; el caso es diferenciarse de los demás, como esos adolescentes que cogen el rotulador Carioca negro de su hermano pequeño y se pintan los párpados porque les falta imaginación. Sin embargo, nunca se había visto algo parecido. Las consecuencias son imprevisibles para el chaval. Una cosa es segura: cuando sea mayor no se hartará de follar, precisamente. Pues si bien en la actualidad los personajes de Dragon Ball gozan de cierto reconocimiento gracias a los nuevos videojuegos que salen al mercado y a la serie que comenzó su emisión hace unas semanas, para cuando Goku Ceferino (jijiji) cumpla la mayoría de edad, Goku será un personaje como El Cid o Jesús Gil, solo conocido por un puñado de frikis o por el segmento de población por encima de los 60 años, que no es el público de un postadolescente a la hora de mojar la brocha.

Y es que no hay duda de que cuando un fan pretende llevar a su realidad parte del mundo de ficción que venera, pueden suceder cosas extrañas. Yo tengo una piedra basáltica que me regaló la dependienta de una librería llamada Dr. Zhivago (la piedra, no la dependienta) Desconozco el nombre de pila del doctor, pero me da miedo mirarlo en Internet, no vaya a ser que se llame Macario, que siendo ruso difícil tenía que ser; aunque ahora que lo pienso, más de un Pope ortodoxo ha habido llamado así. Pocas bromas con los Macario. Le puedes poner un nombre molón a una mascota, a tu primo el de las paletas como escarpias, tu roca ígnea, la chica junto a la que te has despertado y que conociste hace unas horas o tu suspenso en matemáticas, pero de ahí a llamar a un niño Goku o Macario hay un trecho, que los niños son personas también.


Imagina las paj¡EL DR. ZHIVAGO!

Y, mira, si al final te da igual los traumas que puedan sufrir tus vástagos por un nombre mal elegido, ahí están las Jennys ingenieras y los Paco bailarines de ballet llenando las clínicas psiquiátricas, pues hay bastantes nombres más molones que escoger.

He aquí mi lista de nombres chulos para chicos:

. Godzilla
. El torpedo de Acapulco
. Juan Carlos II
. Doctor Moriarty
. Mothma
. Mark Lenders
. Picolo
. Ricardo Corazón de Coliflor
. Papá Pitufo (para poner este hay que ser especialmente cabrón)
. Manolo
. León-O
. Waldo
. Minion
. 50 cm
. Don Carlos Marx
. Macario
. Alucard (cortesía de la pizpireta Eriwen)
. Grande-Marlasca (sugerido por Tortlon, que como nombre chulo también valdría)

Y si tienes gemelos:

. Los Sacamantecas (la única razón por la que me alegraría de tener gemelos. Estoy por comprarme otra piedra y cambiarle el nombre a la que tengo)

Para terminar, nombres chulos para chicas:

. Marisleisis
. Vaitiare
. Crystal
. La de Pretty Woman (este tiene anécdota que no puedo contar porque me perseguirían los Gypsy Kings)
. Kimera
. Lady Ga Ga
. Anchoa
. Imperator Ruidosa
. La Vane
. Guillermina
. Laperra Jackson
. Bkind
. Katy Perra (doblete de Tortlon)
. Kira
. Luisa Lanas
. Elsa la de Frozen (todo junto, que hay otras Elsas que no son nadie por ahí pululando)
. Hillary (y que si no llega a ser por Gordipé se me hubiera olvidado por completo)
Con la tecnología de Blogger.