Las Olimpiadas de Internet

El otro día leí que el término "Olimpiada" está registrado por el comité olímpico internacional para evitar que se haga mal uso de él. Las olimpiadas es el periodo de tiempo que transcurre entre juego olímpico y juego olímpico pero eso a la gente le da igual y sigue usando dicha palabra para nombrar competiciones más o menos pretenciosas como las Olimpiadas de la Nocilla o las Olimpiadas del Buen Gusto. Por ello uno mi espíritu renacentista y ese toque de rebeldía que he decidido incorporar a mi personalidad, para crear las reglas de las primeras: Olimpiadas de Internet (de momento es rebeldía nivel usuario), solo por llevar la contraria al COI.

Uno de mis proyectos de siempre fue crear las míticas Olimpiadas del Sexo de las que sentamos las bases Tortlon y yo, pero aún quedan algunos detalles por retocar así que mientras se termina de perfilar esta, de seguro divertida, competición, me he entretenido en definir el que será el encuentro entre deportistas por excelencia dentro de un par de décadas, cuando el deporte físico haya sido abandonado por la población que mantiene la nariz pegada en sus smartphones. Soy consciente de que este blog lo leéis tres y un señor de Santander que nunca me comenta por lo que todo quedará en un ejercicio teórico y una pérdida de tiempo, pero aquí queda para la posteridad.

Reglamento de Las Olimpiadas de Internet (Marca pendiente de registro)

De los Participantes:

. Podrán participar en la competición todas aquellas personas que tengan acceso a Internet, ya sea desde un ordenador, un móvil moderno, una consola de videojuegos, una tostadora o una mano futurista como la de Desafío Total, sin distinción de raza, edad, religión o sexo (aunque cuanto más mejor) Cada uno representará a su país, real o ficticio.

. No se permite la participación a Administradores de los servicios, redes sociales y blogs en los que se desarrollan las pruebas, ni a sus familiares o amigos en caso de que tuvieran de estos últimos, que lo dudo.

De la periodicidad de las Olimpiadas:

. Como es posible que en cuatro años ninguna de las redes sociales, webs o servicios mencionados sigan existiendo, excepto el Blog del Dr Moriarty que permanecerá mientras siga Internet enchufada aunque tenga que actualizarlo con palabras sin sentido (como viene siendo la tónica habitual por otra parte), se establece la periodicidad de los Juegos Olímpicos de Internet en dos años entre uno y otro. Si hubiera una demanda popular por la realización de los mismos (que cosas más raras se han visto) antes del período establecido, se deberá consultar con el presidente del COI II (Comité olímpico de Internet)

De los Premios:

. Para las gratificaciones materiales estamos pendientes de la búsqueda de patrocinadores. Sin embargo aquellos vencedores recibirán la gloria eterna y el reconocimiento de sus congéneres en diversos tuits con el hashtag #follarnofollareperosoycampeonolimpico. Los tres primeros clasificados recibirán además distintas distinciones.

Ganador: Banner de Oro y una foto de un millón de dólares compartida en Facebook.
Perdedor: Banner de Plata y la alcaldía de su casa perpetua en Foursquare.
2º perdedor: Banner de Cobre y un viaje a Rumanía con Google Earth.

. Los que cumplan determinados objetivos más allá de la comprensión y las capacidades humanas, pasarán a formar parte de la distinguida lista de Héroes Olímpicos, que será anotada en papel del bueno para que cuando la tontería de Internet haya acabado las generaciones futuras puedan seguir adorándoles.

De las pruebas:

. Se realizarán diferentes pruebas según la modalidad en la que se participe. Estas tendrán un componente de resistencia, velocidad, ingenio, poca vergüenza o fuerza.

. Los deportistas podrán inscribirse en tantas pruebas como piensen que puede resistir su cerebro y su reputación.

. Se establecen la distintas modalidades:

Modalidad IRC:

. Speed Flirting: Consistente en entrar en un chat y ver quién liga antes. En categorías de :

 . Media hora: El objetivo aquí será que un miembro de un canal de chat elegido por sorteo, conceda su cuenta de messenger, skype o email al participante. No está permitido pedirla directamente.

 . Una hora: El objetivo es conseguir una foto del objetivo en cuestión sin que el participante la solicite.

 . Dos horas: Conseguir quedar para tomar un café con el objetivo en cuestión. El que consiga quedar para follar en esta modalidad, entrará a formar parte del panteón de Héroes Olímpicos de Internet.

Se recomienda llevar una acreditación de participante de las olimpiadas de Internet por si tu novia/o novio (que no soy nadie para juzgar si te van los pepinos) te pilla ligando por la red. Acreditaciones pendientes de diseño.


Modalidad Twitter:

. Conseguir RT de un famoso en Twitter: El que sea, entendiendo famoso como todo aquel conocido por el 70% de la población del país en el que ejerza su trabajo o resida el famoso en cuestión. No está permitido hacer promoción del famoso en cuestión ni mencionar "Extraterrestre" en caso de que querer llamar la atención de Nacho Vigalondo.

. Retozar con un/a usuario/a de tu timeline que no conozcas de otro lado. Los participantes deberán aportar como prueba un log con todos los mensajes intercambiados y un vídeo del encuentro en HD con un plano general del lugar donde decidan llevar a cabo el encuentro.

. 10 favs del ingenio: El ganador deberá recibir 10 favs por parte del público asistente a la competición con un solo tuit en el menor tiempo posible.

. La Parca: Hacerse eco en el timeline de todos las defunciones de celebridades acontecidas en el año de celebración de las Olimpiadas.


Modalidad de Descarga: En Categoría de:

. Canción
. Película
. Juego

Los participantes deberán buscar, encontrar y descargar en un formato aceptable, las películas, canciones y juegos elegidas por los árbitros de la competición en el plazo de una hora. El ganador será el primero en conseguirlo.

Modalidades Libres:

. Ser baneado de un foro: Lo único no permitido es insultar al administrador o administradores del mismo. Prueba de velocidad, el que consiga el menor tiempo en ser expulsado de la comunidad gana.

. Conseguir trabajo gracias a Infojobs: prueba de resistencia de larga duración. Los que consigan uno pasarán a engrosas las filas de los Héroes Olímpicos directamente.

. Mantener la foto de tu culo en tu perfil de Linkedin el mayor tiempo posible. El que aguante más tiempo gana. El que consiga un trabajo gracias a ello será declarado Rey de Internet y Mis / Mister Culo bonito de las Olimpiadas de Internet.

. 200 metros blog: Carrera de doscientos metros en un circuito urbano mientras se bloguea desde el smartphone del participante las sensaciones que se tuvo al ir al baño la noche anterior.

Modalidad Instagram:

. Subir a Instagram diez fotos de cafés, que no sean del Starbucks. El jurado, formado por ex-trabajadores de Saimaza puntuará a los participantes según la originalidad, la composición y el aroma.

. Subir a Instagram diez fotos de gatos haciendo cosas de humanos. El jurado, formado por una soltera  y el presidente de Whiskas puntuará a los participantes según la monería, el pelaje y la composición.

Modalidad Menéame:

. Conseguir ser llamado fascista por 25 usuarios. No se permiten comentarios directos ni el uso de palabras como: rojo, franco, fascista, gato, Goodwin, Hitler, etc.

. Conseguir que una noticia tuya llegue a portada sin sobornar, hablar mal de Apple, criticar la barba de Stallman o sin relación alguna con hechos extraordinarios realizados por gatos.

Modalidad Facebook:

. Organizar una fiesta y que acudan 3 intelectuales (o que sean considerados como tal si en el país de los participantes no existieran intelectuales de verdad). Si acude Juan Manuel de Prada, el ganador pasará a formar parte de la comunidad de Héroes Olímpicos, siempre que en dicha fiesta no haya buffet libre.

. Hacer que te agreguen 15 amigos a Facebook en un tiempo record. No está permitido enseñar partes del cuerpo como tetas, abdominales o extractos bancarios.

. Yo soy Herodes Antipas: Comentar las fotos de los niños de tus contactos con el texto "Uy, que niño más... simpático". y conservar la amistad de dichos contactos. En caso de empate habrá una segunda ronda en la que el texto con el que comentar dichas fotos será: "¿Te has comprado un peluche de un Gremlin?".

Las reglas están abiertas a sugerencias y podrán ser ampliadas en un futuro. Espero que algún día pueda emular al Barón de Coubertin y pueda subir una foto de la llama olímpica a Tumblr para dar comienzo a los primeros juegos olímpicos de la era antigua de Internet. Y que lleguen los sobornos para ver en qué blog se albergan los siguientes, claro.

El Pequeño País

Cuando era niño era pobre. No es que ahora mi economía sea  boyante pero cuando eres un tierno infante parece como más dramático  y ya si te hacen vender cerillas en las heladas calles de Viena o cantar en un musical junto a Shirley Temple, las lágrimas afloran en los ojos de la concurrencia y la gente escribe cuentos sobre ti o te nominan a los Globos de Oro, aunque no te lo dan porque siempre está por ahí Tom Hanks para quitártelo.

Yo no vendía cerillas, aclaro, y entre mis aficiones no se contaba la música, pero si los cómics. Para saciar el hambre de tebeos que me atenazaba, sin tener una perra gorda en mi hucha ni poder pedir un préstamo como hacen los niños de ahora, tenía que comprarlos al peso en un mercadillo que solían montar los domingos en un supermercado llamado "Hiper Europa", en un momento en que España se encontraba fuera del mercado común y apartada con un palo para que no se acercara, lo que demuestra la firme vocación europeísta de la localidad de Las Lagunas (¿ Pensabais que iba a decir Los Boliches? Pues no, en mi pueblo no hubo supermercado hasta 1998 cuando el zapatero bajó una mañana a por tabaco y se dio de bruces con un Supersol en los bajos de su edificio. Hay quien dice que siempre estuvo ahí. La verdad, nunca la sabremos)

Los tebeos que se vendían en el improvisado poblado chabolista que constituía el rastrillo, apenas se salían de los cánones de Bruguera: Mortadelo, Filemón y otros chicos del montón, generalmente Zipi y Zape o Pepe Gotera y Otilio; sin conocer otras formas de entender esta expresión artística más allá de los cómics sobre un karateka con ictericia que leía mi primo.

Hasta que descubrí "El Pequeño País" que acompañaba todos los domingos al diario "El País" obviamente. Me atrevo a decir que este cuadernillo de siempre escaso número de páginas, es el mejor suplemento infantil-juvenil que ha existido y existirá en la historia de la prensa nacional. En sus páginas podías encontrar reseñas sobre videojuegos de Spectrum, gags de apenas una viñeta y sobre todo historietas de distintos autores, muchos de ellos de aquí. Así a bote pronto lo primero que se me viene a la cabeza es "Leo Verdura" que recuerdo que era más flojo que un muelle de lana y que influyó tanto en mi carácter que, bueno, explicarlo sería muy largo. También estaba el Mot de Azpiri, Goomer de Nacho y Ricardo o Kareto de Perera. No es que se pudiera disfrutar de los grandes genios del cómic pero se agradecía algo de aire fresco tras la sobredosis de Ibañez que llevaba encima y lo más importante, motivaba para seguir descubriendo el mundillo.

Yo me enganché a la segunda etapa, con el "coleccionable" de Héroes del cómic en portada, cuyos dibujos cuando menos dejaban que desear (al que dibujó al Capitán Trueno lo metía en un cubo de brea y no lo sacaba). Poco a poco se fue transformando, cuando los niños dejaron los tebeos por el Supertetas (cuando podrían haberlo simultaneado como hice yo) o se pasaron al cómic americano, mucho más maduro, con sus luchas internas sobre si comer cocido o fabada antes de ir a rescatar a Ángel de garras de los morlocks.

Finalmente desapareció, en el 2009 creo, cuando ya no era ni una sombra de lo que llegó a ser. Ni los padres compraban periódicos, así que los niños que nacieron enganchados a una consola, menos. Intentó resurgir luego pero el invento duró poco. Incluso en Internet surgió un movimiento parecido con un enfoque tan gafapasta y aleccionador que únicamente podía fracasar estrepitosamente. Una pena para los niños y para los amantes de los tebeos.


No me digáis que no haríais lo mismo

Colaboración ciudadana

Busco un artículo, un libro más bien y por donde quiera que lo haya buscado no he sido capaz de encontrarlo. Básicamente porque no recuerdo cómo se llamaba. Creo que aquí todos somos unos hijos de la E.G.B., de la antigua, de justo después de que los curas dejaran de repartir amor con la regla y antes de que los profesores de Filosofía y Plástica se convirtieran en unos fumetas (o dejaran de ocultarlo al menos) así que puede que sepáis de lo que hablo.

Durante el ciclo medio (creo) esto es: 3º, 4º o 5º, teníamos en clase para la hora dedicada a la lectura y la prosodia un libro de texto compuesto íntegramente por historias variadas de distinto pelaje. Se hablaba desde el vuelo de Valentina Tereshkova hasta la lista de parques nacionales de España y todo estaba adornado con coloridas ilustraciones.

Las historias no ocupaban más de dos páginas y las hojas tenían ese peculiar aroma a nuevo que coloca ligeramente si las olisqueas durante algunos minutos. Por si alguien lo ha pensado, no se trata de los famosos "Senda", lo he comprobado. Creo recordar que la editorial era Santillana (algún día debería ser contada la rivalidad entre Santillana y Anaya, comparable solo a la existente entre Coca-Cola y Pepsi, o Hobby Consolas y Superjuegos)

Si hubiera un Memory Call en mi barrio iría para intentar recuperar ese recuerdo y elegiría a una pelirroja tetona que me acompañara a la búsqueda del título mientras huimos de la Fundación Cani; pero los chinos de mi barrio lo único que tienen montado es un restaurante (donde, no es por ser cotilla, pero no entra nadie desde hace meses), así que recurro a vuestra sabiduría para ver si sabéis de qué os estoy hablando. Os estaré muy agradecido pues gracias a ese libro comencé a amar a la literatura y de paso gano una apuesta, que, oye, nunca viene mal el dinero.
Con la tecnología de Blogger.