Oido en el bar

- Hoy día se lleva ser maricón, decirle: ¿Cómo estás cariño? ¿Necesitas algo?


Semejante afirmación, que haría palidecer a una sufragista, provenía del típico habitual del bar del pueblo junto al que pasaba en aquel momento, gañán, inculto, de dudosa higiene personal y pensamiento retrógrado, anclado en el tiempo, fiel reflejo de la sociedad española actual pues tras escuchar semejante declaración de intenciones, sus amigos le jalearon entre trago y trago a sendas cañas de cerveza.

No seré el primero en apuntar el carácter irracional, esquivo y a veces anárquico de las mujeres pero por encima de todo eso está la educación. Vale que lo único que quería el Casanova del bar sería un encuentro furtivo en su casa con hipoteca a 40 años con una choni de discoteca de similar talla intelectual, pero preocuparse por ella es lo mínimo. Y no por ello se es "menos hombre". Vamos, digo yo.

2 comentarios:

  1. Si ya lo digo yo: Eres todo un gentleman de esos!!!
    No deseperes amigo, volveremos a estar de moda y el espiritu de Arturo Fernandez cabalgará de nuevo!!!

    un abrazo y hasta dentro de un rato que quiero leer el post de la diosa Natalie Wood!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo que hay que hacer por un poco de sexo gratis y acompañado, ya ves :)

    Yo ya casi que me he retirado del juego. Me he vuelto asexual, como Miguel Bosé, pero sin las orgías que se monta.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.