La estatua de la isla

Durante varios años pasé la noche de los jueves pegado a la pantalla de televisión siguiendo las desventuras de los supervivientes del vuelo de Oceanic 815. Por ello, cuando en mi exilio canadiense surgió la oportunidad de ver la última temporada de la serie entre compañeros, y aun así amigos, de trabajo, me apunté sin dudar.
En el lujoso salón del adosado de uno de ellos, nos reunimos siete personas, conjeturando algunos lo que nos encontraríamos en la isla, mientras otros intentaban poner los subtítulos para enterarnos de algo de lo que dijera Desmond (aunque luego resultó que no tenía mucho que decir) No se si aquí será igual, pero en los USA/Canadá hay algunos canales que ofrecen subtítulos en "tiempo real" incluso en los anuncios, aunque muchas veces en lugar de "Mr Roboto´s dick is a masterpiece of the Creation", lo que se lee es "Mr. 4fdty dfck 3fmfsf...."

Una hora después, con la imagen aún fundiéndose al negro, guardamos silencio por un instante; un silencio roto cuando uno de nosotros tiró el borde de la pizza que degustaba y exclamó: "Vaya mierda" (el capítulo, no la pizza) Quedamos bastante decepcionados pero albergábamos la esperanza de que aquello mejorara. No fue así y a lo largo de la temporada nuestro grupo fue menguando hasta quedar reducido a tres valientes para cuando llegó la season finale.
No sabría decir si teníamos mucha fe si simplemente no queríamos despegarnos de la rutina agradable de quedar a comer y beber algo juntos y luego comentar cómo es posible que los guionistas dejaran que sus madres hicieran la calle. Y no solo eso, todos llevábamos años compartiendo nuestras miserias y nuestras alegrías con el devenir de aquella serie cuyo cutre y patético final nos hizo sentir estafados.

Y se acabó. Como decía el agente Smith: Todo lo que tiene un principio tiene un final. Todo el mundo lo sabe, pero aun así, mientras seguíamos a Locke por la jungla, simplemente disfrutábamos del momento, no pensábamos que algún día terminaría, y menos de aquella manera.

A partir de ese día renegué de la serie. No podía ni ver los anuncios de sus reposiciones que daban por televisión, cuando veía las temporadas a la venta en las estanterías de la FNAC pegaba a un gafapasta (por aquello de tener alguna excusa), sus protagonistas antaño admirados me causaban rechazo. Juré que no volvería a involucrarme tanto nunca más. Pero siguieron sacando series y algo había que hacer ¿no? Lo pasé bien con otras, comentando algunas incluso, pero nunca fue lo mismo. Nunca es lo mismo.

Y el tiempo pasa y un día estás aburrido, tu mente empieza a divagar o escuchas una canción que te recuerda a ella, y no puedes resistir más y corres hacia los buenos momentos guardados en DVD que escondías en lo más profundo del armario y no puedes evitar sonreír al recorrer caminos pasados y mientras los contemplas en tu monitor, te dejas llevar por sensaciones que pensabas olvidadas. Pero, y maldices porque haya un pero, no es lo mismo, porque tú tampoco lo eres; los misterios que tratabas de dominar ya no lo son o directamente no importan. Lo que sientes se oculta tras la pantalla invisible del pasado, inaccesible.

Y apagas el monitor, apesadumbrado, con la certeza de que no encontrarás nada que te haga sentir lo mismo.

Este post no va de Lost

3 comentarios:

  1. Gracias por la acalaración final, máxime cuando no consigo dar al play del reproductor "gogear" que has colocado y escuchar la anhelante tonada.

    Yo me quedé en la segunda temporada de "los serrano de la isla", y quizá guarde un buen recuerdo de ella. Algún día vi episodios sueltos de las siguientes temporadas y no sólo no entendía nada sino que además echaba a faltar algun personaje que emulase a Jesús Bonilla.

    A todo esto ¿Que opinas de Alcatraz? Tengo el temor de que alguien se despierte en la serie...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Buff desde el cierre de Megaupload he dejado de ver series y películas. Si las ponen en la tele me distraigo facilmente, incluso con "Torchwood", que me gustaba bastante.

    Por lo que he visto en los anuncios de "Alcatraz", la premisa me llama bastante la atención, aunque sabiendo quién está detrás de la serie, me temo lo peor...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. A veces, lo importante no es cómo termina la historia, es cómo la disfrutamos por el camino.

    Lost ha sido la única serie que he visto entera y me ha enganchado y creo que siempre le tendré un cariñito especial.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.