Ande yo caliente, juego con mi Tente

Los refranes nos retrotraen a la época del antiguo régimen, con los nobles terratenientes que poseían las riquezas negadas a los trabajadores que tenían que dedicar sus míseras vidas a labrar la tierra. Vamos, a cuando no había tele.

En aquellos tiempos en que la escolarización universal era menos tangible que el Santo Grial, la sabiduría de los pueblos residía en un compendio de sentencias con su moraleja o lección intrínseca. Hoy día, aunque todos conocemos a alguien que podría mantener un diálogo de duración prolongada usando únicamente refranes, la juventud se ha desentendido de ellos por el manto caduco que los cubre. Por ello, he aquí una serie de dichos modernizados para que bakalas, canis, jennys, emos, góticos y demás jóvenes puedan demostrar que gracias a la Logse aprendieron algo más que a liarse un peta.

. Si en el Facebook no te admite, no es tu amigo, no te irrites: viene a decir que hay hechos que no se pueden cambiar y no merece la pena preocuparse por ello. Es como cuando llevas a tunear tu Seat Panda al mecánico y este se niega por objeción de conciencia. No le destroces el local al pobre hombre. Acéptalo y continúa con tu vida.

. Si un Apple el primero quieres probar, más tarde otro modelo tendrás que comprar: llama a reflexionar sobre el modo de actuar que debe regir tu vida. Decían los hedonistas que había que privarse de un placer menor para conseguir uno mayor en el futuro. Por ello antes de gastarse un dineral en la nueva ichorrada ten en cuenta que a las mujeres les impresiona más un Rolex. Además no compreis productos Apple que los ensamblan osos pandas chinos internados en un campo de concentración construido con acelgas y vigilado por los hermanos de Mourinho.

. No le pidas un ataque acuático a un Pikachu: El Principito en su viaje por las estrellas llegaba a un planeta donde habitaba un Rey que solo daba órdenes que se podían cumplir. ¿Cuantas veces le has pedido a la Yure que te enseñe los pechos por la webcam? ¿Y cuantas veces te ha dicho ella que no tiene ordenador siquiera? No hay que obcecarse con cosas imposibles y a ver si te enteras de una vez que el microondas no es la pantalla de un portatil.

. Nadie da gratis una expansión del WoW sin tener que pagar cuota mensual: Las cosas cuesta conseguirlas. Por todo tienes que pagar: con tu tiempo, tu dinero, tu esfuerzo o, si eres un gótico, con tu sangre. Así que la próxima vez que alguna mulata despampanante en el Skorpia te invite a ir un callejón para darte una alegría, ten en cuenta que allí te puede estar esperando su chulo o una banda de Latin Kings dispuestos a desvalijarte.

. El que duerme con un blogger, con un post sobre su vida se levanta: Hay que tener cuidado con quién te relacionas. Puede que en un principio esa morena tan simpática y liberada te parezca la mujer de tu vida, alguien con quien pasárselo bien y en quien poder confiar. Pero los meses pasan y ella insiste en iros a vivir juntos, pero no de alquiler que eso es tirar el dinero. Y dedicais las tardes en las que podríais estar retozando en el sofá, a visitar una casa tras otra, todas con grandes posibilidades. Y al final, cuando ya has cedido tu vida al banco, te dice de ir a comprar unos visillos. Y entonces te das cuenta de que has arruinado tu vida.


. ¿Dónde vas Ramoncín? A donde hay un festín: Por muy bien que vayan las cosas siempre puede surgir algún imprevisto, como que aparezca un agente de la SGAE en el botellón de la plaza y exija sus emolumentos por ese cd de Pastis y Buenri que está atronando al vecindario. O mucho peor aún, que aparezca el mismo Ramoncín dispuesto a versionar algún tema de Metallica o Mago de Oz. Con el tiempo Ramonción se convertirá en un ser mitológico del que se dirá, era capaz de matar con el sonido de su voz.

2 comentarios:

  1. jajaja, ¡GRANDIOSO!

    "...la próxima vez que alguna mulata despampanante en el Skorpia te invite a ir un callejón para darte una alegría, ten en cuenta que allí te puede estar esperando su chulo o una banda de Latin Kings dispuestos a desvalijarte."
    O la tercera via: que la mulata tenga "pepino" de serie y te propine con el susodicho alguna que otra "puñalada de carne"...

    En los tres casos el desenlace es fatídico.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, cierto! No sé cómo se me pudo pasar. De hecho la tercera vía es la más común. Eso me han contado :P
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.