La noche de los pitidos largos

Todas las rotativas se habrán detenido en seco esta noche para poder plasmar en las páginas que imprimen la noticia de la que todo el mundo hablará mañana: ¿Quién demonios pensó que Lasa puede ser comentarista de televisión? Suerte que José Ángel de la Casa fue jubilado in extremis, pues juntos, el ex-jugador de Real Madrid y él hubieran formado el verdadero Dream Team de las retransmisiones deportivas; no por su profesionalidad superior a la media, sino por su capacidad de adormercer a los espectadores con su parsimonia y sus comentarios extraidos del libro de Perogrullo.

Pero me da que nadie hablará de este tema cuando el sol vuelva a salir anunciando una nueva jornada pre-estival, sino de la pitada y simultanea censura de la misma por parte de TVE. No hay mucho que decir del tema, sólo que me resulta curioso que algunos silbaran el himno que representa al tipo que está tirando petardos a veinte metros de mi casa para celebrar la victoria del Barça. Y yo no vivo en Vilanova i la Geltrú precisamente...

2 comentarios:

  1. Lo primero que se me vino a la cabeza escribir era demasiado ofensivo, pero luego recordé que dentro de nada comienza la finale de Lost y se me ha pasado todo :P

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.