¿Quién soy?

La página de Yahoo se cargó en un instante. Pulsó nerviosa el enlace que la llevó al formulario de entrada al webmail y escribió la dirección de correo de Joaquin, el chico por el que suspiraban todas en su clase.

Colocó el cursor sobre la casilla del password y se detuvo un instante, pensativa. ¿Si yo fuera él, qué habría elegido como contraseña? Se devana los sesos mientras tamborilea los dedos sobre el escritorio. Entonces recuerda que Joaquín no deja de hablar del Real Madrid. Prueba con el nombre del equipo. Incorrecto. No se da por vencida, lo intenta con el nombre del gran capitán. Tampoco hay suerte. Entonces le viene a la memoria una discusión que tuvo la semana pasada con unos alumnos de último curso, sobre quién era el mejor portero del mundo. Excitada, escribe con cuidado "Casillas" y un click después está husmeando en la bandeja de entrada de Joaquín, dispuesta a desentrañar sus secretos.

Esto no es más que una versión burdamente novelada de un hecho que se lleva a cabo cada día en numerosas ocasiones. Es un ataque de ingeniería social bastante básico pero una muestra de lo vulnerables que podemos ser frente a este tipo de agresiones.

La información es poder y en la era de Internet, no hay otro poder comparable. Por ello debemos preservar nuestra información a toda costa. Si, no todos somos perseguidos por la CIA, hacienda o la mafia, pero existen dos enemigos que todo ser humano tiene: Las personas de nuestro entorno y la publicidad.

Las empresas gastan auténticas fortunas en mejorar el target de sus productos, para hacerlo lo más preciso posible, lo que llamo un "smart spot". Para ello, compra bases de datos de páginas conocidas y redes sociales como Myspace o Facebook con el fin de conocer los gustos del individuo. Y cuando no las venden, son las mismas páginas las que hacen uso de la información personal que se les da.
Sin habérselo pedido, Google guarda mi historial de búsquedas en su web, desde ¡¡noviembre de 2006!! Puedo ver qué busqué el 6 de febrero de 2007 por ejemplo: series de policías, cronología de Star Wars y sinónimos de tetas. Con toda esta información Google crea una matriz de gustos y te endilga la publicidad apropiada a tus gustos. Ahora me explico por qué tantos anuncios de Victoria Secret. Por ahora estas grandes corporaciones sólo usan nuestros datos para cubrirnos de spam, pero ¿qué pasará si un día los gobiernos presionan a estas empresas para ceder sus datos en beneficio de la seguridad nacional? En China los de Google ya han pasado por el aro. ¿Tendrémos aquí que cuidarnos alguna vez de buscar las obras de Adam Smith?

Luego están las personas de nuestro alrededor, no necesariamente conocidas. Imaginad que tenéis un vecino pesado al que nunca habéis dirigido la palabra pero que bebe los vientos por vosotros en la oscuridad de su salón. Le basta escribir vuestro nombre en páginas como 123people, y tendrá con un sólo vistazo, información importante sobre lo que hayamos colgado en Internet, como fotos, blogs, perfiles en redes sociales, números de teléfono, direcciones de correo, etc. En el mejor de los casos, os estará dando la matraca en el Tuenti hasta que os canséis de él.

Así pues, debemos interiorizar que Internet es el reflejo digital de la sociedad, en este caso de una sociedad en la que todo el mundo es malo mientras no se demuestre lo contrario y en el que la tranquilidad tiene un precio: no ser molón como el resto de tus amigos.

Un último consejo a las chicas sin prejuicios que se dejan filmar por sus promiscuos novios: Cuidado con quién maneja la cámara, pues como diría Ian Malcolm: "Las fotos guarras se abren camino"

7 comentarios:

  1. Si señor, toda la razón. Cualquiera nos puede hacer daño donde más nos duele.

    De todas formas, como individuos tendemos a creernos demasiado importantes -"somos el ombligo del mundo" y me incluyo, por supuesto- cuando el poder está en el grupo. Pero el ser humano es egoista por naturaleza.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, no me había dado cuenta hasta ahora.

    ¡¡Ha vuelto Roboto!!

    ResponderEliminar
  3. Es verdad que tenemos tendencia a creernos el ombligo del mundo y en algún momento de nuestras vidas puede que lo seamos para alguien. Imagina que en tu blog hablas mal de los murcianos y dentro de un año te echas una novia de alli y le enseñas tu blog o lo conoce ella de antes. Como mínimo te ganaras una de esas discusiones absurdas a las que son tan aficionadas las mujeres.

    Además podemos ser victimas también de la aleatoriedad del sistema, ahora que por ejemplo la SGAE está comenzando a denunciar a diestro y siniestro. Primero empezaron con los locales, luego con páginas web y seguirán con personas anónimas (al estilo de la RIIA) Con un gobierno como el que tenemos, aficionado al beso negro, no me extrañaría que en un futuro se pudieran pedir los datos de cada usuario a los proveedores de internet. En Suecia uno de los proveeedores está destruyendo los datos de sus clientes en previsión de que el gobierno de allí pueda pedirselos, por el rollo de Pirate Bay.
    En fin, ahora entro en el terreno de la paranoia, pero los políticos han demostrado con creces que no sirven al pueblo que los elige. Por si alguien lo dudaba, esta crisis lo está dejando bastante claro. Y si no están con nosotros, están contra nosotros. No debemos darles ningún arma que usar contra nosotros.
    Por cierto, uno de los motivos, si no el único, por el que ha vuelto Mr Roboto, es este tema de la privacidad :P
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. jejeje, eso que acabas de decir sobre las pataletas femeninas es una verdad más grande que el ego de Isabel Gemio.
    Estoy muy disgustado con el 123people pues no muestra los desperdicios y basuras del personal!!!

    ResponderEliminar
  5. Jajaj, lo de las mujeres lo he dicho de tapadillo para que no me peguen mucho :P Pero sí. Me rio yo de los que dicen que el mundo sería más pacífico si gobernaran las mujeres. Y más después de terminar de leer "Y, el último hombre"
    La página esa es la versión española de una americana y está en pruebas como quien dice. De todas formas eso quiere decir que los que conoces son cuidadosos, porque yo he encontrado bastante de más de uno :S
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. pobre jim carrey/truman, tener que elegir entre laura linney o natascha mcelhone.

    ResponderEliminar
  7. Pues si Key, es una decisión muy complicada. Yo personalmente me quedaría con Natascha. Tiene un rostro único.
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.