My tailor is rich and my neighbour is a bitch

Este barco llamado España se hunde sin remedio en las frías aguas del Ártico. La banda sigue tocando y mientras los pasajeros de primera clase arrian los botes en silencio para que su salida permanezca inadvertida, las ratas abandonan en tropel la nave.

Como aspirante a rata que soy, me vi en la necesidad de mejorar mi inglés, adquirido a lo largo de años de visionado de películas de dudoso gusto y capítulos de Lost; por ello lo único que entiendo bien cuando me hablan es "deeper, harder" y "we must save the island Jack" frases ambas que dudo mucho vaya a escuchar en el futuro, a no ser que me haga cowboy de medianoche (cosa que no descarto)

Por ello, busqué todo tipo de material en la lengua de Shakespeare, encontrando en la red el que probablemente sea el metodo más ineficaz de acostumbrarse a la lengua, pero aún así, es el más seguido por millones de personas (anglosajones incluidos)

Cuando escuchas el nombre de María Orlova, presentadora de los pequeños videos del canal Hot for words de Youtube, no confias en que una rusa sea la más adecuada para enseñarte inglés. Cuando la ves en pantalla, aprender el idioma será lo que menos te importará, cuando semana tras semana acudas a su página en busca de una nueva lección.

Y es que si la Orlova participara en un concurso de belleza, la expulsarían por dopaje. Si me hubiera dado clase en el instituto, en lugar de la hija de Margaret Thatcher (que también me ponía dicho sea de paso. La hija, no la madre) hoy día hablaría mejor la lengua de la pérfida Albión que el idioma patrio. Si hubiera un poster suyo en la entrada de la cárcel, le robaría el bolso a una vieja para que me metieran entre rejas. Todo esto es para decir que está muy buena.

Su método es sencillo. Elige una palabra, o deja que sean sus seguidores los que la escojan, y explica su significado y su origen, todo ello en un inglés perfectamente entendible, siempre que se cierren los ojos.

Con más de cien lecciones a mis espaldas, no puedo decir que haya mejorado mis conocimientos sobre la lengua, pero he tenido suficiente ración de tetamen para aborrecerlas...

Podeis dejar de reiros.

En el otro extremo de la enseñanza, tenemos a un inglés canoso, rondando la cincuentena, sentado tras una mesa, con un monitor detrás, un micrófono años 50 y una taza a lo Pepe Navarro. ¿Un late show? Nada de eso, es Vaughan en vivo, programa de televisión presentado por Richard Vaughan, que por lo visto creó hace treinta años un método infalible para aprender el idioma: El Vaughan systems.

No sé muy bien en qué se basa pero su éxito ha sido tal que ha llegado a lanzar un canal de televisión. Para todos aquellos que no puedan recibirlo, tienen la oportunida de verlo en VeohTv todos los domingos por la mañana, a eso de las nueve: el momento idoneo para estudiar.

Lo más destacable de su estilo, es su voz aterciopelada con la que parece querer invitarte a un jerez para posteriormente hacerte una visita turística por su habitación, y poner en práctica lo de "Deeper, harder"



Millones de hombres desearían deshacerse de su Karma, para reencarnarse en un mísero post-it

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.