Help: Especial Apocalípsis

Hace algunos años, cuando la gripe aviar saltó a los medios de comunicación de masas, según algunos para desviar la atención de la sangría en Irak, escribí un breve post sobre el tema, para tratar de calmar los exaltados ánimos. Teniendo en cuenta que no me leía nadie en esa época, fui muy ambicioso. Lo titulé "El capitán Trotamundos" el nombre coloquial que recibía una cepa de supergripe que acababa con el 98% de la población mundial en "La danza de la muerte" de Stephen King o como también se llamó a su revisión extendida: "Apocalipsis" Tengo un refinado humor negro. Está mal que yo lo diga.

Hoy, cuando los casos por la "gripe porcina" en México comienzan a hacerse un hueco de nuevo en los titulares, no dejo de recibir visitas buscando información sobre el mencionado capitán. Aunque las cifras en principio no parecen dar pábulo a las alarmas, las medidas leoninas adoptadas por el gobierno mexicano, que comienza a bordear el estado de sitio, si que lo hacen. Y es que la velocidad con la que se desarrollan los acontecimientos es escalofriante y recuerda a tantas y tantas películas catastróficas en las que la humanidad sucumbe a un pequeño virus. Por fortuna, este nuevo microbio no hace que sus víctimas se levanten de la tumba y comiencen a devorar a los sanos.

La gripe mata a mucha gente todos los años. No serían en principio nada especial las apenas 100 muertes confirmadas. Sin embargo hay varios hechos que no llaman a la tranquilidad. La primera es que este brote surge fuera de temporada, afecta sobre todo a adultos sanos (un denominador común con SARS y H5N1) se transmite con extrema facilidad (como lo demuestra que poco tiempo después de la alarma, se estén registrando casos en distintos puntos del globo) y es una mezcla genética nunca vista de dos variantes de virus H1N1, virus porcinos y de aves (lo que hace pensar a muchos que es algo "fabricado").

Cuando el H5N1 estuvo en su momento álgido, se temió que se recombinara con otro tipo de virus, en animales como los cerdos (así lo reflejé en un post anterior) y formara una especie de supervirus que solucionara el problema de la superpoblación de un plumazo. Parece que finalmente ha ocurrido, aunque no con dicha cepa.

La coincidencia de que Obama se reuniera hace unos días con uno de los primeros muertos por la enfermedad ha dado alas a toda clase de teorías conspiranóicas que hacen que los fans de Expediente X estén muriendo de gusto en sus butacas. Dichas teorías van desde el comienzo del plan para erradicar a un alto porcentaje de la humanidad para solucionar los problemas económico-sociales del planeta, un refinado intento de magnicidio, un ataque de los Estados Unidos para lograr la gran unión americana y darle salida al Amero, una nueva moneda; una cortina de humo para estabilizar México a las bravas sin que nadie se queje... y la siempre perenne hipótesis Gaia, dispuesta a vengarse de esos microorganismos que le hacen perrerías, llamados "humanos".

En los foros y blogs de medio mundo, se suceden los comentarios de personal sanitario y presuntos habitantes de ciudades mexicanas afectadas, en los que comentan que la situación es peor de lo que admiten las autoridades, nuevos focos no reportados, el fallecimiento de personal sanitario y transmiten su temor por ser infectados. Parece un guión de Hollywood ¿verdad?

Sin embargo hay algo raro en todo este asunto. En una ciudad de ocho millones de habitantes, ¿cómo han podido entrar en contacto los turistas de New York, España, Israel, Canadá, etc, con alguno de los 1000 pacientes confirmados? Igual uno de esos infectados trabajaba en el aeropuerto, supondrá alguien. De ser así, en los siguientes días veremos un rosario de nuevos casos por todo el globo.

¿Es hora de que mandes todo al garete y te líes con esa vecina casada que tanto te pone, sin pensar en el mañana ni en la escopeta que guarda su marido tras la puerta del dormitorio? ¿Ganará in extremis la liga el Barça pese a que se ve a todas luces que de seguir así, la perderá en el último partido? ¿Es este el final? casi que no; pero lo que es inquietante, es que parece que de un tiempo a esta parte, no dejen de aparecer nuevos virus con una peligrosidad mayor que el anterior. A ver si va a tener razón el sargento de artillería Highway cuando dice que hay que cuidar la ecología...



Para calmar los ánimos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.