Lezley Zen

Decir mamada y Lezley Zen es todo uno para todo aquel que haya tenido la oportunidad de ver en acción las mandíbulas afanosas de esta actriz americana nacida en Carolina del Sur.

Espero que nadie se ofenda por utilizar el término mamada en detrimento del más estiloso: felación. Es un termino vulgar, si, pero el sexo no es fino ni siquiera cuando lo practica Pitita Ridruejo.

Su técnica no alcanza la profundidad de Heather Brooks ni la fogosidad de las grandes felatrices, pero mirar hacia abajo y ver los verdes ojos de Lezley (cuyo nombre deriva de "lesbiana") mientras te proporciona un placer desbordante con su lengua, debe ser una de las experiencias más gratificantes del mundo. Espero ahorrar lo suficiente en el menor tiempo posible, para cumplir ese sueño, porque los años pasan para todos y la señorita Zen comenzó a ser conocida por su rol de MILF pese a sus escasas 33 primaveras. Absolutamente memorable es su actuación en Cheating Housewifes 2, un film imprescindible para todo pornófilo que guste considerarse como tal.

Sin embargo, Lezley Zen comenzó su carrera con La orgía romana de Serenity, rodada en 2001. Fue un novio que conoció tras divorciarse de su primer marido, y las deudas que la acuciaban, las que la introdujeron en el mundillo del cine para adultos para regocijo de todos nosotros. Tras este inicio, protagonizó distintas producciones soft para Playboy Tv y HBO, entre otros, siendo nominada en distintas ocasiones a los premios de la AVN (los oscars del porno) alzándose con el galardón de mejor actriz de reparto en 2005.

En mi opinión, esta actriz se merecía haber ganado todo premio al que se hubiera presentado, pues representa la esencia pura de tan digna profesión. Una actriz porno no es un cuerpo bonito, ni lo que se deje hacer ante una cámara, es la actitud, y ella es capaz de sorberte el tuétano con la mirada únicamente. Pocas actrices tienen esa capacidad.

Como curiosidad, dice tener sangre cherokee en un 60% y caucásica en un 40. Supongo que se lo sacarían en uno de los múltiples análisis de sangre que se realizan los actores para comprobar que están sanos.

Toda su filmografía la podréis encontrar en la imdb.


Por algo odio la letra Z

4 comentarios:

  1. Jo, qué sabio te veo en según qué temas... XDDDD
    No está mal la muchacha, nop.

    ResponderEliminar
  2. esto...no esta bien...nooooooooo...la sóla imagen de la correosa Ptita dandole al tema poblará mis pesadillas hasta el final de mis dias!!!

    ResponderEliminar
  3. Por fortuna, lo único que recuerdo de Pitita, es el nombre :P y lo recuerdo porque así bauticé a una chica que se solía sentras tras de mi en el autobus universitario, muy finolis ella, aunque guapa eso si.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.