La aventura tiene un nombre

Calleja es el que no tiene pechosAmérica tiene a Steve Rogers como encarnación viviente de los elevados valores de la patria. En España no tenemos algo así, quizás Manolo el del Bombo. Si, somos un país triste. Pero hay una comunidad que se resiste a ser identificada con un músico orondo: Castilla y León, como no podía ser menos teniendo en cuenta su historia, tiene a su propio icono personal: Jesús Calleja.

Tras este nombre común, que bien podría definir a un oficinista o al dependiente del estanco de la esquina, se esconde el mayor héroe de acción que ha dado esta tierra en los últimos años.

El héroe americano comparte con el patrio su pelambrera rubia y... bueno eso ya los hace especiales y si no, decidme, ¿cuando fue la última vez que visteis un rubio andando por la calle?

Yo desconocía la existencia de este hombre hasta que una mañana apareció en un programa de la cadena de televisión Cuatro, anunciando su nuevo programa el cual llevaba por trepidante nombre: Desafío Extremo.

En un principio me pareció una suerte de copia más o menos descarada de "Al filo de lo imposible" pero cuando puse el televisor, tuve que tragarme mis prejuicios. Si por algo no me gustaban los programas de aventuras, era por su seriedad. Si , los alpinistas se juegan la vida para que yo vea la cima del Aconcagua desde mi mullida butaca, pero podrían ponerle algo más de gracia y eso es lo que viene a ofrecer Calleja en cada una de sus expediciones.

En su documentales no hay sufridos escaladores temblando en sus frías tiendas, con el gesto grave y la mirada perdida en un horizonte que temen no volver a ver aunque no comparten el sentimiento con nadie, por temor a que cuestionen su hombría; a él no le duelen prendas en reconocer que tiene miedo, hace bromas con los porteadores, habla un inglés macarrónico con los lugareños, se divierte.. es un showman de la montaña que humaniza la aventura con sus caras desencajadas al alba y su estética alejada del típico montañero rudo y corpulento; incluso llegó a plantar un pino en el polo norte con la cámara por testigo, algo al alcance de muy pocos...

Junto a sus rizos dorados, lleva siempre su simpatía y a su Castilla y León, que debe patrocinarle a base de bien pues la pegatina publicitaria que suele llevar en su abrigo no se le despega ni aunque le caiga un monzón encima.

Y si dudáis de su arrojo, contemplad la foto que amplia el post y asombraos ante el valor sobrehumano que debe yacer en su interior, para salir al Polo Norte con una ropa interior tan hortera.

Recordad, todos los domingos a las 21:30 en Cuatro. Que yo también busco un patrocinio...

6 comentarios:

  1. Pues a mí su ropa interior me parece sexy...


    (ya es por seguir la tradición xDD)

    ResponderEliminar
  2. Yo es que es verlo y echarme a reir (con lo que me cuesta estos días...) así que sexy...bueno, para gustos los colores y los gayumbos de flores :)

    ResponderEliminar
  3. jajajaja, afortunadamente en los gayumbos (por otro lado incipientemente abultados...) no figura el logo de Castilla y León, aunque cosas peores ha patrocinado la Junta.

    Prefiero a Manolo como icono patrio, el tal Jesús me cae simpático pero se me parece un poco a Pocholo sin pastis. La moza del bikini morado tambien merece un programa, digo yo...
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  4. Bueno Tortlon, ¿quién te dice que el logo de la junta no está en "la cara oculta de la luna"? :P

    ResponderEliminar
  5. Un culo esponsorizado!!! que marketing más audaz!!!

    ResponderEliminar
  6. Conozco a... bueno mejor no sigo que luego me llueven las denuncias :P
    Eso si, aprovecho para decir que pongo el mio en alquiler. Como objeto publicitario, aclaro.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.