El pensadero de Roboto (II)

Pierre disuelve con un discreto golpe de muñeca una de las muchas nubes de humo que ambientan el Café Bourbois, mientras le pregunta al barman por la actuación de un joven de mirada perdida que intenta provocar la sonrisa con sus versos libertinos, consiguiendo en la concurrencia el efecto contrario de un llanto sereno e íntimo.

- Cuando un hombre sufre, sólo tiene dos caminos: hacerse poeta o hacerse cómico. Él ha elegido los dos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.