No estais soooolos...

¿Cómo resumirlo brevemente?... acojonante. Mejor no se puede definir la última adaptación de una novela de Stephen King, con nombre de fenómeno meteorológico.

En un pueblo del interior de los USA, donde los adinerados de la gran ciudad suelen pasar sus vacaciones, se expande una misteriosa niebla que arrincona en un super, a un grupo de personas que hacia acopio de provisiones. Todo aquel que sale del local, muere violentamente por las extrañas criaturas que deambulan por el exterior.

Con la aparición de militares al comienzo de la cinta, y tres soldados en el grupo del super, es imposible no pensar que la niebla asesina es un experimento militar descontrolado, como el de Piraña o Barack Obama.

Más adelante, en efecto sabemos que han sido ellos, pero (Spoilers) ¡¡a causa de haber abierto un portal dimensional!! Bichos asesinos, militares y otras dimensiones... ¿A qué os recuerda? En efecto, al prota sólo le falta salir con una barra de hierro en la mano, para que pensemos que nos encontramos con un spin-off de Half-Life, de hecho los "monstruos" recuerdan poderosamente a los de la saga de videojuegos.

Tremendo giro es suficiente para tenerte enganchado el resto de la cinta. La historia suele descolocar bastante a nivel de relación de personajes, pues muchos de los que en principio considerariamos imprescindibles (aunque fuera para morir antes del final) van desapareciendo.

En La Niebla, a mi juicio lo que menos importa es el miedo que pueda producir en el espectador, o la tensión por la aparición súbita y predecible, del monstruo de turno, es la sensación que te deja en el cuerpo, las ganas que te entran de gritarle al dependiente que dispare de una vez a la fanática religiosa y el subidón de adrenalina, cuando finalmente cae abatida; la desolación que congela tu aliento a pocos minutos de un final que te dejará con la boca abierta. Gran película para ver sentado en el sofa con un bol de palomitas y una barra de hierro. Nunca se sabe...

4 comentarios:

  1. Mira que yo fui a verla al cine sin muchas pretensiones de diversión, y al final me sorprendió gratamente... Verdaderamente angustia, engancha. Me metí tanto en la peli que yo misma habría acabado con la pava religiosa esa, que ya me estaba quedando sin uñas por su culpa.
    Y el final... bueno, yo lo predije ^_^ Pero supongo que es que soy mujer, y la perspicacia va innato en nosotras :P:P xDD
    Besicos, Roboto!

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que deberiamos ir al cine, sin mucha idea de lo que vamos a ver. Si, te expones a ver muchos rollazos, pero las sorpresas serían mayores.

    La parte de la religiosa, es la más intensa que recuerdo, en película alguna. Y respecto al final, en un momento dado se ve claro que va a pasar lo que va a pasar, pero lo del instante despues... eso ya te deja shockeado.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  3. Ains, que ganas de verla madre mia (con "spoiler destripador" leido y todo).
    Me he reido un montón con lo de Obama y me da que pensar que los pechos de Carolina Alcazar tambien son fruto de un experimento similar.
    Que miedo debe dar esa peli, seguro que Carmen de Mairena tambien puebla esa sanguinaría niebla, sólo espero que Gordon Freeman le atine un buen zurriagazo con la palanqueta, que, todo sea dicho de paso, es el mejor arma jamas concebido en un shooter.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Ops, se me pasó el superspoiler :S lo siento!! Bueno, al menos el final si que no lo he contado :P De todas formas, te recomiendo verla.

    La palanqueta es un arma muy chula y muy práctica. Tan pronto te sirve para abrirle la cabeza a un alienigenia, como para abrir la caja de un mueble del Ikea...

    Luego me enteré de que Half Life, está basado en el relato de Stephen King, que sirve de guión a la peli. El director hizo bien su trabajo.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.