IDDQD

Desde aquella película de Super Mario donde Bowser era un tío que se convertía en dinosaurio y Luigi se ligaba a la princesa, las adaptaciones de videojuegos al cine han caído en picado. Sólo los generosos pechos de la Jolie consiguieron mantener a flote efimeramente a la que estaba llamada a ser la contraparte femenina y moderna del viejo (y nunca mejor dicho) Indiana Jones. Ni siquiera U2 pudo adecentar un bodrio como La cuna de la vida.

Podría hablar de las risibles Street Fighter, Doble Dragón o cualquiera de la inquietante filmografía de Uwe Boll, pero no; lo que vi el otro día fue ni más ni menos que: Doom. Un nombre que al pronunciarse cubre de tinieblas tu habitación mientras a lo lejos se escucha el rugido de un cacodemon dispuesto a sorberte la sesera.

El archiconocido videojuego de John Carmack cuenta con una reciente adaptación protagonizada por La Roca (que pese a lo que muchos digan, es un actor), un puñado de secundarios típicos de toda peli de acción (religioso incluido) y una rubia maciza para animar la vista de los adolescentes a los que se enganche con la campaña de marketing previa al estreno.

Yo al juego nunca le vi mucha historia más allá de liarse a tiros. La capacidad narrativa del programa era nula o igual yo solo me concentraba en la violencia, que todo puede ser. Según parece, todo gracias a la wikipedia, un marine era enviado a una de las lunas de Marte donde se habían abierto las puertas del infierno (literalmente) por las que se colaban toda clase de demonios y políticos. Por mucho que he visto la película, no he visto un solo demonio, y esto no lo considero un spoiler sino un favor al afortunado que aún no la ha visto.

Con el auge de la carrera espacial, con cohetes surcando el cosmos y hombres tirando basura en la luna, Hollywood pensó que la gente estaría mas interesada en sus historias, si estaban ambientadas en el espacio. Surgieron así títulos como "Los siete magníficos del espacio", "El astronauta" o "Apollo negro", una curiosa blaxpoitation sobre un vecino de Harlem que llegaba a la luna tras fumarse una sustancia extraña.

Con Doom, parece que la industria ha retomado ese camino, porque más parece un Resident Evil en el espacio... bueno, ni siquiera eso, porque si de la ambientación de la película se tratase, bien podría haberse desarrollado en un sótano de Citruenigo.

Como guinda a la pétrea actuación de La Roca y el bello rostro de la rubia de adorno, el guionista introduce de refilón una cuestión a la que aún hoy, los filósofos no han sabido dar una respuesta. ¿Existen hombres buenos y malos per se? y lo que es más inquietante ¿Viene determinado en nuestro código genético?

Preguntas, sin duda, a la que no hallaremos respuestas en un titulo pasable cuando no tienes otra cosa a mano.

2 comentarios:

  1. Efectivamente, tildar de muy floja esta peli es hacerla un gran favor, me la ví en 18 minutejos a base de dar al FFW y aun así me aburrí; sospecho que este bodrío fílmico fue un reclamo para promocionar el DOOM III, muy bien hecho pero igualmente tedioso.
    La Roca...¿Es hermano de Vin Diesel o fue a la misma escuela de mimica?

    Un abrazo!!!

    P.D.:Una peli con el DUKE NUKEM, eso si que estaría fetén!!!

    ResponderEliminar
  2. Creo que sospechas bien Tortlon. El juego no lo he probado por causa mayor. No me arranca ni la instalacion.

    Yo voy mas lejos de tu teoria. La Roca y Vin Diesel son la misma persona, una en verano, y el otro en invierno!! Tampoco se les ha visto juntos nunca!!!

    Seguramente fuera un bulo, pero en su dia, escuche que iban a hacer la pelicula de Duke Nukem, con bruce willis de protagonista. Seguro que cuando saquen Duke Nukem Forever, hacen la peli!!!

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.