Literaturae Economicae

El otro día, me desplazaba en el tren de cercanias de vuelta a casa, cuando se sentó a mi lado un señor mayor, que habia superado ampliamente el medio siglo. Vestia a la manera tradicional del lugar y portaba varias bolsas que colocó entre sus piernas con cuidado.

Debo hacer cara de ladrón o traficante de armas, porque tras repasarme de arriba a abajo, comprobé indignado como se dirijia a una mujer que teniamos sentada enfrente. Le preguntó si era aficionada a eso de la lectura, y entonces mi indignación se tornó en ira, pues si hay algo que haga bien, eso es leer.

La mujer le respondió que sí, y entonces, introduciendo sus trabajadas manos en una bolsa, sacó de ella un libro, el cual invitó a la pobre señora a que le echara un vistazo. Por educación más que nada, pues apenas lo hojeó, le comentó que estaba muy bien, y entonces vino el hachazo, el señor mayor trató de venderselo por diez euros. Resultó que un día se había decidido a compilar unos poemas y diversos relatos de cosecha propia y los habia editado para colocarlos a quien quisiera compartir su arte.

Como es natural, la mujer devolvió rapidamente el libro a las manos de su dueño y se levantó tras desearle suerte, para perderse posteriormente en el fondo del vagón.

En ese momento, quedó el escritor frustrado. Ni siquiera tuvo ánimos para seguir buscando nuevas victimas en aquel tren. Me quedé mirandolo un buen rato y me vi reflejado en él, cuando hace unas semanas intenté colar un libro a un par de editoriales, para recibir una distante negativa por respuesta. De pronto, la buena persona que hay en mí, esa que ayuda a cruzar a las ancianas la calle con la esperanza de que al otro lado las espere una sobrina buenorra, salió al exterior, y durante unos instantes, pensé en quedarme yo con ese libro.

Pese al buen precio del ejemplar y que un libro nunca sobra, no lo compré, y no porque sea aficionado a no pagar (más que nada porque no tengo con qué) sino porque, simplemente, no me interesaba.

Quizás me perdiera la obra de un nuevo Lorca o un Machado, pero la verdad es que suficientes versos melindrosos y nostálgicos tuve que padecer en la secundaria como para fustigarme con unos nuevos.

La situación de ese anciano en el tren, es una metáfora del mercado literario español. Escritores que intentan colar al gran público, con escaso éxito, sus neuras, sus problemas y sus convicciones personales, amén de su versión de la guerra civil, como no podia ser menos.

Así no es de extrañar, que las nuevas generaciones pasen de la literatura española, como de una Atari 2600. Sin embargo, los libros de Harry Potter, por poner un ejemplo, se venden como churros; los empollones disfrutan con los relatos de Phillip K Dick entre compilación y compilación y los más valientes, trasnochan de la mano de Stephen King.

No existe contraparte hispana de estas personas. No existe un Tom Clancy español, un Ken Follet, un Michael Crichton o una Agatha Christie. Como en el cine, sólo existe el autor vanidoso guerracivilista, o al menos esa es la imagen que quieren dar las grandes editoriales, porque hay muchas y muy buenas excepciones.

No existe una industria capaz de abrir nuevos mercados, sino un chiringuito endogámico con poca capacidad de desarrollo. Y si el público se mantiene estancado, no existe la posibilidad de crecimiento, no ya económico, que es lo de menos, sino sobretodo cultural.

Ni el humor, ni la fantasia, ni la ciencia-ficción, ni el género de aventuras están consolidados en España y eso repercute en el resto de las artes, como el cine. En America tuvieron a Conan, nosotros a Beldar, ese bárbaro tirillas de El corazón del guerrero. No hay más que añadir.

Y mientras esto siga así, el señor mayor seguirá bajándose en su parada con su libro por vender.

6 comentarios:

  1. La industria es lo que tiene. Para jugarsela con algo nuevo cuando puedes seguir aumentando tus ingresos con lo de siempre?
    Pasa en la literatura, en el cine, en la musica, en el entretenimiento electronico, en la television... Desde el momento en que un proyecto pasa a ser un producto, se pierde la ilusion. Lo unico que se puede ganar es dinero. Lo se de primera mano.

    ResponderEliminar
  2. No estoy muy de acuerdo con lo que dices. Cierto es que cada vez se venden menos libros pero sí tenemos a grandes escritores españoles, eso sí.

    Yo tampoco hubiera comprado un libro de poemas, soy bastante antiverso y no me da vergüenza reconocerlo pero, de haber sido un libro de otro género, igual también yo habría ayudado a cruzar la calle a la anciana en pos de un nieto buenorro.

    Y creo que el problema del señor no es tanto que su obra no se venda por ser poesía, más bien no se vende por que tenemos fobia a los asaltos. Cualquier cosa que pretendan vendernos sin que nosotros hayamos pensado en comprarlo (es decir, que te asalten en cualquier lado) es dificil de encolomar.
    El no saber vender, el que te venga un señor mayor y te diga ¿Te gusta la lectura, me compras un libro? Me parece demasiado directo. La venta en frío es chuuuunga, chunga.
    PEro de ahí a que no tengamos grandes autores como los americanos, discrepo a voces.
    Es más, mis autores favoritos son españoles.

    Y que una editorial te diga que sí es todavía más dificil que que el abuelo venda 3 libros en un día. Ten paciencia, seguro que lo consigues.
    Y cuando lo hagas, avísame. Te buscaré por los trenes para que, además de que me lo vendas, me lo dediques. Yo creo que sí vales. A mí me gusta como escribes.


    Y tal.
    Besos literarios!

    ResponderEliminar
  3. Es cierto Slayer, se usa mucho lo de "si funciona, para que tocarlo" es el mal endemico de este pais y el que nos mantiene perennemente atrasados. En la cultura empresarial no existe la palabra "riesgo" como sucede en otros lugares. Asi nos va...

    Bueno Fle, si que hay buenos escritores, pero no son los más reconocidos, en el sentido que apenas los leen gente.
    Pero si se venden pocos libros es porque los escritores "apadrinados" por la industria, no logran conectar con la gente. De Harry Potter se han vendido en España una burrada de ejemplares, pese a que un gran porcentaje de potenciales compradores o bien conocia el final o bien se lo habia leido en la traduccion en castellano que circuló pocos dias despues de salir a la venta en inglaterra.
    En España, con suerte se apuesta por otros temas, cuando"rompen" en el exterior, como por ejemplo la legión de libros sobre sociedades secretas, que surgieron tras el exito de El codigo Da vinci. Pero muchos otros temas ni siquiera se tratan.
    Cuando digo que no hay autores como los anglosajones, me refiero a que en España, la industria no apuesta por ellos. Se le da más bombo a los escritores de siempre con sus historias de siempre.

    Totalmente de acuerdo, a mi si se me acerca alguien en el tren de la forma en que se acerco ese señor, no le compro ni un arbol que de billetes de 500 euros.

    En cuanto tenga publicado un libro, ire a entregartelo en mano si hace falta :D Gracias!!!!!

    Besos y abrazos!!!!

    ResponderEliminar
  4. Zafón ha vendido la hostia y más. El tipo este de la Catedral del mar tampoco se ha quedado atrás. Marías, tanto dentro de España como fuera de ella (sobre todo en Alemania) vende como churros...

    Cierto es que los americanos tienen mayor tirada pero creo que ya no es sólo un tema de literatura como tal, es sobre todo un tema de traducción. Si no se traducen a otros idiomas, cómo van a darse a conocer?

    Y aún así, sigo pensando que a nivel escala, la literatura española no va taaaan mal.

    Esperaré a que llegue ese libro, que llegará, seguro! :)

    Besos.
    !

    ResponderEliminar
  5. JO, SI ES QUE ES NORMAL, EL ÚNICO MOTIVO NATURAL DEL ALTRUISMO (LLAMESE CRUZAR UNA ANCIANITA DE ACERA) ES AGUARDAR UNA ERÓTICA RECOMPENSA, ESTO ES ASI Y LO DEMÁS SON MILONGAS.
    LOS ESCRITORES, ESOS QUE EN LA FOTO DE LA SOLAPA DE SUS LIBROS SE MESAN LA BARBILLA COMO SUGIRIENDO INTELIGENCIA/GENIALIDAD DEBERÍAN SER FUMIGADOS, Y LOS GUERRACIVILISTAS, ESCAVECHADOS POR CANSINOS, QUE ANDA QUE NO HABRÁ TEMAS HISTORICOS PATRIOS A LOS QUE SACARLE PUNTA.
    ROBOTO, GUARDAME UN EJEMPLAR!!!

    ResponderEliminar
  6. Si Fle, la verdad es que se vende mucho, Gala es otro de los superventas cada vez que saca libro o Perez Reverte. Precisamente este, es un autor paradigmatico. Alatriste, se salia de la norma editorial española, presentando una historia de aventuras en el siglo de oro, que triunfo totalmente, precisamente porque hasta entonces, apenas se habia apostado por ese tipo de historias.
    El problema no es que haya buenos escritores, sino que tienen que amoldar sus historias a lo que las editoriales piensan que se va a vender mejor; que bueno, por ahora les funciona, pero dudo mucho que en un futuro vaya a ser asi.

    Jajaja tienes razon tortlon, uno solo es altruista si puede ligar en el intento. Es triste, porque no suele funcionar, pero es asi.
    Besos y abrazos!!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.