Lo importante es el interior...

Estoy pasando por una crisis creativa. Debe ser grave porque me ha dado por ver "Bea la fea", titulo que a mi parecer, se ajusta más a la serie que el inocuo "Yo soy Bea".

Para qué engañarnos, no ha sido la primera vez que la he visto. Recurro a ella en cuanto el hastío me invade y no hay una telenovela con sudamericanas buenorras en otra cadena. Aunque por suerte o por desgracia, siempre suelo tener algo mejor que hacer a las horas a las que la emiten, como por ejemplo dormir la siesta.

Así pues, desconocia gran parte de la trama, la cual está siendo estirada como un bubblegum kilométrico (obteniendo la misma calidad que el chicle). Por lo visto ahora, hay dos maromos tras los pasos de la poco agraciada secretaria.

Toda serie medianamente longeva, suele llegar a un punto en que la historia descarrila de los cauces narrativos lógicos, para tratar temas más "fantasiosos". Le ocurrió a Médico de familia con la incorporación del Rulas y tambien a Compañeros con la llegada de la kosovar (que por esas casualidades de la vida, interpreta a la fea)

Con "Bea" ya se ha alcanzado ese punto, y no me refiero a que una americana se pueda liar con un cateto cañi o a los trabajos en plataformas petroliferas en el mar del Norte. Si no más bien a que dos hombres, en teoria atractivos, se mueran por los huesos de tan desastrada compañera de trabajo. Porque vale que para que te guste alguien, no es necesario que tenga un cuerpo diez, ni siquiera que sea guapo/a, pero es que la protagonista, carece de las cualidades sustitutivas de la belleza. No es muy simpática que digamos, es una estirada relamida, pedante, sin carisma y para colmo no está salida; vamos, que lo tiene todo. Su única virtud es que es honrada, lo que al menos te asegura que no sale contigo para cenar gratis.

Asi que el interes hacia su persona solo puede deberse a a un poderoso filtro de amor o un encantamiento de atracción nivel 7, pronto se destapará que detras de tan inexplicable hecho, se encuentran las malas artes de Cayetana, que quiere quitarse de enmedio a la fea recluyendola en la cama de alguno de los dos hechizados ejecutivos.

Atención posible spoiler: o los guionistas son muy malos, o el abogado es un topo metido ahí para destapar los trapos sucios de la revista y si no, ¡¡al tiempo!!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.