Back to the USSR

Internet en sus comienzos era un poderoso fuente de comunicacion entre el pueblo llano y las prominentes celebridades en multitud de disciplinas. Tan pronto podia consultar al médico que "ideó" la amniocentesis mis dudas sobre dicha prueba, como podia solicitar al chef Gustav de "Le petit Cochon", su receta del salmón a la baviera. Lo más asombroso de todo, es que te respondian de forma no insultante.

Uno de los personajes con los que mantuve correspondencia, fue J.R. Nyquist. Analista de inteligencia para unos, pirado para otros, que sostenia la original teoria de que la caida de la Unión Soviética no era mas que un engaño de los comunistas para que occidente bajara los brazos, momento que aprovecharian las hordas rojas para borrar a los USA de la faz de la tierra.

A mediados de la década pasada, con Rusia en manos de un borracho mujeriego, con un presidente guay en los USA y con el envio al desguace de toneladas de material militar, poca gente podia creer tan descabellada historia.

El bueno de Nyquist debe estar ahora saltando por su acolchada habitación gritando a quien le quiera escuchar "Os lo dije" una y otra vez. Basta echar un somero vistazo a los periodicos importantes, para comprobar el viraje ruso hacia posturas y acciones propias del antiguo imperio sovietico.

Primero silenciaron a los medios de comunicacion criticos con el gobierno o "comprados por la oligarquia pro occidental", luego fue el acoso a los grupos de la oposición: Kasparov se lleva más "tablas" a sus espaldas en una sola manifestación, que en toda su carrera profesional. Junto a otras, eran medidas internas que no alarmaban a casi nadie. Los rusos han sido muy propensos siempre a cierta opresión; pero entonces se conjuraron dos factores clave: a expansion hacia el este de la OTAN (tacticamente acertada) y la brutal inyeccion de capital producto de la venta del oro negro, cuyo precio se ha disparado en los ultimos tiempos y del que Rusia disponia en abundancia para consumo interno.

Esto le ha permitido una capacidad de desarrollar de nuevo su ejército sin tener que estrecharse el cinturon y una excusa ante la opinion occidental (la unica que cuenta mal que les pese a muchos) para iniciar una ofensiva en todo el globo, con el objetivo de recuperar el prestigio y la fortaleza internacional de antaño. En ella se enmarcan sus aspiraciones polares, el reinicio de los vuelos estratégicos de bombarderos nucleares y la confrontacion con los USA en oriente medio, con la ayuda a Iran y demás paises enemigos, y el reciente anuncio de la vuelta al mediterraneo de la flota rusa, usando las antiguas bases sovieticas en Siria, que pretenden reutilizar.

Y por si todo esto fuera poco, en unos recientes juegos de guerra conjuntos entre rusos y chinos, Putin califico la relacion con ese pais, como un "Pacto de Varsovia 2". Asi pues, ya estan casi colocadas en el tablero mundial las piezas para comenzar una nueva confrontación.

Sólo el tiempo dirá si volveremos al terror nuclear de la segunda mitad del siglo pasado o afrontaremos algo mucho peor. De lo que no cabe duda, es que el espejismo de paz de los 90, se ha diluido para siempre.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.