GOTY

Una noche tuve un sueño: yacia desnudo en un mar de cuerpos voluptuosos, de chicas de todas las razas. Cuando me desperté, un impulso febril se apoderó de mí: plasmar una idea a la que llevaba dando vueltas desde hacia varios meses.

Aún hoy me pregunto por qué no cogí mi cartera e hice una visita a la Expo´92, una barra americana, conocida por sus exóticas chicas. Debe ser que estoy madurando o que no tenia ni para una cubana (en cualquiera de sus dos acepciones)

Si cuando escribí "Jim del espacio exterior", comenté que no volveria a acercarme en un buen tiempo a un lápiz, en esta ocasión, será el pc al que aborrezca temporalmente.

La segunda parte de las aventuras del policia más macarra del universo, da el salto a vuestros monitores, en formato de videojuego o para ser más exactos, de novela visual ligeramente interactiva.

¿Una novela qué? os estareis preguntando. Si sois varones de raza blanca o asiática, rondais la treintena y buena parte de esos años los habeis pasado frente a un ordenador, estoy seguro que conocereis un tipo de juegos hentai, cuya mecánica consistia en pulsar el ratón a traves de innumerables frases en perfecto japonés que se suponia contaban una historia, hasta que aparecía la sugerente estampa de una bella oriental dibujada como su madre la trajo al mundo (algo más "abultada" e incitando al sexo con sus posturas para mayores de 18 años)

Pues bien, más o menos de eso trata Jim del espacio exterior 2: Atravesando el pórtico del tiempo, sólo que sin japonesas desnudas, unicamente alguna caucásica y por exigencias del guión.

No desvelaré nada de la trama, mejor probadlo. El juego está libre de virus, Chuck Norris acabó con ellos y luego Norton y Nod32 lo confirmaron, pero como soy algo paranoico, os recomiendo que lo escaneeis con vuestro antivirus favorito; puesto que no me hago responsable de lo que pueda pasar. Eso si, si vuestro pc se estropea, me comprometo a rezar por él y enviaros el Virtual Girl totalmente gratis.

Sin más, podeis encontrarlo en descarga directa más abajo en su versión beta, casi final, así que si podeis avisarme de los fallos os lo agradeceria. También podreis encontrarlo en el emule, en la versión recomendada por el Luismi, y bajo el sugerente título de "Pervertidas tetonas se lo montan con sus alumnas universitarias"; por supuesto en un futuro se podrá encontrar en bittorrent, a fin de extenderlo todo lo posible y que me caiga un buen puro por violar los derechos de autor de mucha gente; que me han dicho que en la carcel se come bien, no tienes que dar un palo al agua y te dan dinero para terminar la carrera. En principio es compatible con el sistema operativo Windows, desde el 98 hacia arriba, pero también hay versiones para Mac y Linux, previa demanda eso si.

Descargas:

. Jim del Espacio exterior 2 (Beta): Juego, enlace 2

.Extras, Enlace 2(17,7 megas)





Nº 1 en ventas en Emule, nº 3 en Bittorrent


"Sus excelentes texturas de última generación son comparables unicamente a la generosidad del equipo de marketing"

Hobby Consolas

"Otro gran juego que se perderán los usuarios de Wii"


Meristation


"Para liberar a Elvira, tienes que mirarla a los ojos durante 10 segundos seguidos"


Fehergón

"Cómpratelo o te pego un palo que te habio"


Superjuegos

"Ponga aquí su anuncio"

Micromania

"Mira mis pechos saltarines y no compres ese juego de la competencia"

EA Tv

La noche más ilusionante

Ni la de los reyes magos, ni la de nochevieja, ni la noche de bodas siquiera, produce tanta ilusión como la vigilia del sorteo de navidad. Por todos los rincones de nuestra España, se hacen planes que llevar a cabo con el dinero del premio. Al tradicional cambio de coche o tapada de agujeros, se les ha sumado nuevos deseos propios de los tiempos que corren: un aumento de pecho o un viaje a Cuba.

En la comida del dia anterior, todos se reunen delante de los décimos en los que confian su suerte, y, como antaño se reunian nuestros ancestros alrededor del fuego, se exponen los deseos más anhelados.

Cuando estas fechas se acercan, los programas de televisión de media mañana, se pueblan de expertos en estadística en paro, para advertir a la gente que es más probable que le caiga un rayo a que le toque la loteria. Sin embargo, de todos es sabido que el mensaje de los cientificos no es escuchado hasta que cualquier desgracia ha hecho trizas casas, coches y demás posesiones, por lo que, no sólo la gente sigue comprando loteria, sino que sale a la calle con objetos metálicos los días de tormenta.

El principal argumento para despreciar las leyes de la probabilidad, es casi místico: "Las posibilidades son casi nulas, pero a alguien le toca" sin embargo, uno nunca piensa en que siempre hay alguien a quien roban o que tiene un accidente de tráfico. Eso es algo impensable, "a mí no".

Sea como fuere, mucha suerte a todos los que jugueis. Si me toca a mí, me voy al caribe.

Viajus interruptus

Mi periplo por la ciudad del viento ha terminado. Tenia pensado escribir una minicrónica de mi estancia en Barcelona, visitar aún más la ciudad, sacar muchas fotos, quedar con la Reina Morcilla y por encima de todo estar al lado de mi chica, pero todo se ha visto truncado por la aparición en el horizonte de una oferta laboral que tengo que intentar conseguir como sea.

Durante estas semanas el ritmo de producción de posts ha bajado escandalosamente, incluso más de lo que os tengo acostumbrados. Tengo una mala noticia y otra buena. La mala es que la escasez persistirá dos semanas más. La buena... en el post de mañana la conocereis.

Soy leyenda

Tantos años mirando porno en internet, tenian que dar sus frutos. Alguna ventaja debia tener contemplar los cuerpos lascivos de las modelos que enseñan sus virtudes a anónimos navegantes. Según un estudio realizado por cientificos alemanes que necesitaban justificar ante sus esposas su afición a mirar los pechos de las suecas en las playas de Ibiza, realizar este acto (mirar tetas, las que sea, no hace falta que sean suecas) durante 10 minutos al día, alarga la vida de los hombres cinco años más. Supongo que si miras durante más tiempo, se alarga la vida más años, lo que nos deja con que viviré ciego sí, pero ¡¡seré inmortal!!

Los famosos...

... no toman drogas, toman sustancias prohibidas.
... no van a la carcel, hacen servicios sociales para dar ejemplo. Los que saben leer contratan a un abogado y se libran incluso de eso.
... no ponen los cuernos, enriquecen su vida en pareja.
... no montan orgías, organizan reuniones sociales a la europea, con gente desinhibida y prostitutas.
... no son gays, son sexualmente indefinidos.
... no trabajan, tienen un hobby por el que les pagan.
... no terminan sus estudios, de hecho muchos ni los empiezan.
... no roban, son esclavos de la cleptomania.
... no comen en hamburgueserias, apoyan el american way of life.
... no editan su lista de reproducción del mp3, sacan un disco al mercado con sus canciones favoritas.

Sé faraón para esto....

Le sacan de su tumba milenaria. Le roban hasta la lápida. Le manosean. Le abren en canal. Le exponen en un museo como si fuera la momia de Lenin... Y no contentos con eso, le ponen la cara de....



Lewis Hamilton.
¿Es que no ha sufrido ya suficiente el pobre Tutankamón?

Muera la inteligencia

Aún a riesgo de parecer integrado en esa entelequia llamada "comunidad bloguera", he de hacerme eco de una noticia que está recorriendo los blogs de todos aquellos que piensan que el conocimiento sirve para ligar (aunque yo personalmente recomiendo un Rolex)

Los supertacañones de la televisión pública han decidido eliminar de la parrilla de la 2, el único programa en que una pregunta puede durar más que una pausa publicitaria: Redes, dirigido por el carismático Eduard Punset. Según sus palabras, la dirección de la cadena le ofreció variar el formato para hacerlo más dinámico y divertido, con el fin de que fuera más asequible para todo el mundo; y él no ha querido pasar por el aro.

Alguien deberia decirle a los mandamases del ente, que igualar por debajo sólo lleva a un camino: Marruecos y su deslumbrante cantera de científicos.

Imagino yo que el deseo de cambiar el rigor y la seriedad que aportan los entrevistados de Punset por algo más "fresco", viene a remolque del irregular éxito de programas de presunta divulgación científica como: Brainiac, Cazadores de mitos o Clever; que sólo buscan la espectacularidad y que acaso lo más que consigan, sea paliar de manera superficial las carencias del sistema educativo español.

Y luego quieren aumentar el presupuesto para I+D... más valdria que empezaran por reformar las escuelas. Que a estas alturas de la película, haya que hacer demostraciones de que dos objetos caen a la misma velocidad independientemente de su peso, hace llorar a Galileo.

Redes es ciencia con mayusculas, al menos todo lo que se puede ser en un medio como el televisivo. Desde luego, será el programa menos visto que más gente eche en falta.

I want to be a porn superstar

Hace bastantes meses, fui finalista en cierto concurso, del cual quedó constancia en el blog, en su momento. El premio correspondiente era un lote de libros, a elegir. Aparte de los titulos que me recomendasteis, decidí escoger uno, del cual habia oido hablar mucho, por el relativo escándalo que generó, tras su publicación en los Estados Unidos. Se trataba de "Como hacer el amor igual que una estrella del porno", una biografia de la porno star Jenna Jameson, reina del cine para adultos de finales de los 90. Desconozco la cara que pondrian los encargados del concurso al ver tan explicito titulo entre mis peticiones, pero no me importó.

Ni que decir tiene, que cuando recibi los volumenes, deje a un lado todos los demás, para empezar a leer el libro de Jenna. No me duró ni tres días pese a sus más de 500 páginas; muchas de ellas sin fotos.

Y es que la historia de esta desdichada rubia de Las Vegas, engancha desde las primeras páginas. Digo bien, desdichada. Su vida es un reguero de desgracias, fortuitas y buscadas, del que intenta salir para luchar por un sueño ya conseguido: ser famosa.
Jenna empezó desde lo más bajo. Fue bailarina de strip tease en diversos clubs, luego dio el salto a la fotografia erotica y finalmente recaló en el porno. Aunque tras leer el libro, queda la sensacion palpable de que para ella era solo un peldaño mas para alcanzar la fama como actriz "tradicional".

El libro es un compendio de historias biográficas, retazos de su diario personal, pinceladas sobre la industria y un somero repaso a las relaciones que se suelen dar entre los que conforman ese mundo, fascinante para el que lo contempla desde fuera, pero que se vive de una forma diferente, una vez que has entrado en él. El que busque cotilleo puro y duro, lo encontrará, aunque no en tanta cantidad como uno espera a priori. A destacar que, según Jenna, Undertaker es en su vida normal, como el personaje que representa en la WWE.

Un libro altamente recomendable, para todo aquel que quiera profundizar en la psicologia de una actriz porno y ver fotos de tias en pelotas.

Qué es necesario para escribir una columna de opinión en un diario

. Escoger un tema de actualidad y mostrarse totalmente indignado, ya sea un atraco o el cumpleaños de Paquirrin.

. Citar a los autores clásicos, cuanto más antiguos mejor, para demostrar lo cultivado que está uno. Porque ya lo dijo Lope de Vega: al que muestra su sabiduria, le hacen caso hasta los de Almeria.

. Utilizar palabras del castellano antiguo (pre-televisivo), como "ciscar". Alguien deberia soplarle a Perez Reverte que tambien se puede decir "cagar", no tan elegante, pero más efectivo.

. Recordar a una vieja y célebre amistad, y las confidencias que se contaron frente a un café o un whisky. Si lo de cultivado falla, al menos parecer importante.

. Describir alguna zona del Madrid viejo de la posguerra.

. Para los poco imaginativos, basta con poner a caer de un burro a su personaje fetiche: Zapatero, Rajoy o Espinete, que por cierto, creo que últimamente vive en comuna con un grupo de topillos de la meseta castellana.

Chúpame la... sangre

Tras Drácula negro, Drácula en China y "La rubia y Drácula", puede parecer que tengo una obsesión con el conde transilvano, sobre todo despues de visionar una nueva versión de la historia del principe de la noche, señor de las tinieblas y terror de las jovencitas de buen ver: Dracula Sex. Nada mejor que una película porno para cerrar la tetralogia del conde vampiro, pues me niego a ver una sola película más sobre él.

En efecto, con ese título uno no espera un ensayo terrorífico sobre la vida eterna o los mecanismos de la seducción, se espera a Drácula clavando su estaca y usando su boca para otros menesteres alejados de privar de sangre a sus atractivas víctimas. Y es lo que consigue la cinta de Mario Salieri, quizá el mejor director de porno de la historia, aunque en un mundo en el que abundan las películas filmadas por los mismos actores no es muy dificil conseguir tan honroso título.

En la cinta de Salieri, se dan cita lozanas mujeres europeas con personalidad, alejadas del estereotipo de la rubia oxigenada americana de labios esponjosos producto del colágeno. El italiano recurre a la excitación inherente al acto sexual más que a las lecciones anatómicas de las peliculas porno "estandar", cosa que hace muy bien.

La película arranca con un mensaje en el que se avisa que se han inspirado "ligeramente" en la novela de Stoker (lo de "ligeramente" es un eufemismo de "Hemos cogido el nombre de Drácula y poco más"). Se inicia con la historia de Vlad Dracul, un noble transilvano que en su lecho de muerte, herido por los turcos, desafía a Dios furioso porque no volverá a yacer con su amada. Viendo los pechos que rebosan del vestido medieval que porta la sudodicha, yo desafiaria hasta a Chuck Norris por tocarlos al menos.

Dios no le hace mucho caso, porque eso del fornicio no le va, así que termina muriendo; lo que aprovecha uno de sus enemigos, un malvado noble de su corte, para acostarse con la mujer de Vlad sobre la tumba de este (por si lo de los cuernos no fuera suficiente) Semejante felonia, es la que provoca que el conde se cabree y salga de su tumba para vengarse, como el cuervo y John Travolta.

Es cuando hace acto de presencia Ron Jeremy, cuando nos damos cuenta que la situación se va a poner interesante. Poco más puedo decir del argumento, pues para ser sinceros las partes dialogadas me las salté, eso sí, juraria que Dracula no vuelve a aparecer en un metraje, salpicado de polvos con cortesanas vestidas de época y terror gótico al ver en pantalla a unos actores horrendos que desvirtuan la estética sensual de todas y cada una de las escenas. Película totalmente recomendada.

Oido en el portal

Yo sé que si mi marido se va a Tailandia, es para tirarse a una china.
Pero él ya sabe lo que tiene que hacer.

Andaba yo preocupado por entrar en el edificio donde vivo. La llave del portal se me habia roto, y mis intentos por colarme haciendome pasar por el cartero, habian fracasado estrepitosamente, para colmo, más de una vecina amenazaba con llamar a la policia si seguia tocando el timbre. En esas estaba, cuando pasaron junto a mí una pareja de señoras, que charlaban animadamente sobre su mutuo gusto por los viajes. Antes de subirse a un Audi, aparcado a un par de metros de mi portal, una de ellas lanzó esa críptica frase, que dice mucho del nivel económico y sexual de mis vecinos, amén de los motivos por los que se casó la "sufrida" esposa. La gran pregunta es: ¿Qué es lo que tiene que hacer el marido?

Juegoxxx V: Second life

Al juego que en esta ocasión nos ocupa, no se le puede tildar de erótico, ni siquiera de juego, a no ser que se considere la vida misma un juego repleto de apuestas en el que la banca se queda con casi todos los premios.

Second Life es algo así como un mundo virtual multijugador en el que se puede conocer a otras personas, pasear por ciudades, ir de compras, fabricar objetos y venderlos, construir edificios... llevar en definitiva una segunda vida, no totalmente ajena al mundo real, pues se puede ganar billetes de verdad, de esos que no te tiran a la cara tras llamar a la policia cuando pagas con ellos en un restaurante. Las formas de ganarlo son varias: la especulación, el comercio y otras actividades.

Y es una de estas actividades la que me hace incluir el juego en esta sección, pues aunque no es la profesión más antigua del mundo de Second Life, la prostitución virtual forma parte de esta realidad alternativa, donde el poseer un cuerpo de Adonis, está al alcance de las billeteras más abultadas y el placer se alcanza a golpe de teclado, en una experiencia cibersexual, que sólo los que disfrutaban con conversaciones picantes a altas horas de la madrugada, en una solitaria sala del IRC hispano, podrán disfrutar. Lástima no tener dinero para derrochar en más sexo.

Aunque ya antes de que el mundo de Linden Labs. saltara a los medios, habia tomado contacto con el juego, no tenia ni idea de las actividades para adultos que se desarrollaban en él, hasta que conocí el blog de una meretriz de uno de los burdeles virtuales que salpican la geografia del continente virtual. El blog lo podeis encontrar en la lista de enlaces, aunque Avril, que así se llama, hace tiempo que abandonó el oficio de complacer los deseos más húmedos de sus clientes.

He de decir que jamás he tenido una relación "sexual" en el juego, pero el desarrollo de actividades simples, requiere un aprendizaje lejos de la impaciencia del usuario medio, más preocupado por excitarse que por la sintaxis de determinado script, con lo cual la participación de los jugadores ocasionales se ve drásticamente reducida y con ello, el número de salidos con los que tener rollo. Vamos, como el IRC hispano. Y por si fuera poco el despropósito gráfico y la rigida animación,
para poder disfrutar completamente de "todo" lo que ofrece el juego, hay que despilfarrar gran parte de la paga mensual. Sólo recomendable para jugadores de WoW hartos de goldfarmear.


Encontró un poke de aumento detrás de una palmera

El hombre del preservativo de oro

Si la industria discográfica premia a los artistas que han vendido un determinado número de copias de sus trabajos, con un disco de oro, yo propongo que se otorgue un premio similar a aquel que haga un extenso uso del profiláctico por excelencia. Y como primer merecedor del condón de oro, propongo a Robinho, jugador del Real Madrid que hace unos días, en una fiesta en su Brasil natal, pidió la friolera de cuarenta preservativos, se presupone que para usarlos. Ya podria haberle regalado alguno a Roberto Carlos, que va dejando niños por ahí como el que deja propina. No es dificil imaginarselo en un cafe:

- Perdone señorita no tengo suelto, pero si quiere le hago un hijo.

Descartando que el chico fuera el encargado de comprar condones para todo el equipo, sólo queda maravillarse ante la potencia del brasileño. Normal que luego en los partidos necesite una bombona de oxigeno para poder terminarlos. Con la energia descargada en una sola noche de pasión podria iluminarse el Santiago Bernabeu durante un año. Ramón Calderón ya esta estudiando el proyecto, por eso todavia no se han desprendido de él.

Buenas palabras

Recientemente me ha llamado la atención el anuncio de la nueva andadura de El Pais; le pondrán la tilde al titulo y prometen criticar a Zapatero cuando gobierne otro mejor, cambios suficientes para anunciarse en televisión. No entraré en evaluar el caracter panfletario de la publicación (tan de moda en la prensa), que se demuestra por si sola en portadas como la de cierto día de septiembre de 2001; pero el anuncio, que aquí abajo podeis ver, por si alguien no lo conoce, me ha gustado.

Unos dicen que esta "inspirada" en una escena de La ultima noche de Spike Lee (no puedo asegurarlo porque no estoy familiarizado con su obra, a no ser que Los blancos no la saben meter la haya dirigido él); otros comentan que no es para tanto. pero para mí, es poesia en estado puro, no se si al nivel de la de Alberti, Cernuda y demás poetas de la olvidada generación del 27, pero al menos consigue el objetivo de todo poema: conmover con frases inconexas. Claro que como todo, es una opinion subjetiva.

Hasta aquí todo bien, lo malo es cuando hacen la segunda parte del anuncio, en la que recortan gran parte de lo que se dice, para anunciar que te regalan un reloj al comprar un ejemplar del diario.

¿Hay algo más alejado de la poesia que un reloj?, un vulgar elemento consumista que va más allá del frívolo obsequio, un objeto esclavista que despoja de humanidad al que lo lleva, transformando a un hombre en una pieza más del engranaje de la maquinaria capitalista.

¿Acaso Machado miraba la hora cuando andaba por los campos de Castilla? Pues eso.

Cosas que me hacen gracia (XV)

La asociación de enfermeras españolas se ha puesto en pie de guerra por un anuncio de una conocida marca de perfume, en el que se las retrata de una forma poco decorosa e impropia para las funciones que desempeñan. No sé de qué se quejan estas aspirantes a médico que no pudieron matricularse en la facultad de medicina por pasarse todo el instituto leyendo el Superpop y liandose con macarras y que pagan su frustación con los pobres pacientes, a base de mal humor y dolor.

Estas lineas de arriba sí que son una ofensa gratuita y desproporcionada al digno y sacrificado gremio de las enfermeras, no un anuncio de tres minutos en el que tres macizas se contonean vestidas con algo que en sus inicios pudo ser un uniforme de enfermera, pero que en su versión final no es más que un trozo de tela blanca que insinua y enseña a partes iguales. Parece como si dicha asociación acabara de descubrir que las enfermeras son objeto de deseo por parte de la población masculina. ¿Quien no ha deseado calzarse a una enfermera alguna vez? Todo el mundo. ¿o no habeis visto Anatomia de Grey?

¿Allo? ¿Halo?

Un gran circo publicitario se ha erigido en los últimos días a la sombra de la joya de la corona de la XBOX 360: la última parte de la trilogia de Halo, Halo 3 para los de ciencias.
Por casualidades de la vida, casi al mismo tiempo que la imagen del jefe maestro se paseaba por los televisores de medio mundo, terminaba de descargarse en mi pc el juego que comenzó todo.

Despues de haber terminado gran parte de las misiones del juego en un nivel aceptable de dificultad, solo puedo decir una cosa: no es para tanto. Y por extensión, no son nada del otro mundo sus secuelas. Tamaña muestra de poder publicitario se me antoja excesiva. Todo aquel que ya conocia la saga, esperaba con ansias su canto del cisne, y aquellos que piensan que el pacto tiene algo que ver con Estella, verán en el juego un shooter en primera persona más, con sus vehiculos anodinos y un protagonista al que no le veo carisma por ningún lado (aunque seria capaz de vestir esa armadura incluso para ir a mi boda)

Siendo la industria del videojuego en estos momentos mayor que la del cine (al menos factura más) no podia faltar la típica presentación en sociedad del juego. Una fiesta a la que es invitada la "créme de la créme" de la sociedad local para que eche un vistazo a algo que ni siquiera les interesa (puesto que van por los canapés y la bebida gratis); sin embargo, la gente que de verdad le apasiona el producto y será la que lo compre, se debe agolpar con las mejillas en las ventanas del recinto de turno, para intentar vislumbrar aunque sea unos instantes el objeto de su deseo, mientras la nieve cae sobre sus frágiles y entumecidos cuerpos. Una injusticia y un derroche de dinero puesto que la publicidad generada no afecta al potencial grupo de consumidores, sino a las marujas que ven los programas del corazón, que son los que se suelen hacer eco de este tipo de eventos.

La presentación española tuvo, como todo el mundo sabrá, de protagonista a Carmen Electra, a la que, pagaran lo que pagaran, no fue suficiente para compensar el tener que presentar el acto con Manel Fuentes y sus tristes anecdotas sobre Bruce Springsteen (no estuve allí pero seguro que alguna contó) o aguantar a los pseudo reporteros con sus preguntas absurdas y sus catetadas cañís.

En conclusión, si quereis acción de verdad no gasteis vuestras perras en un disco rayado, comprad los dvd´s de striptease aerobic de Carmen Electra, seguro que lo pasareis mucho mejor.


En efecto, es un post excusa para poner imágenes de Carmen Electra.

Westworld

Los racionalistas del siglo XIX pensaban que el monopolio de la violencia gratuita estaba en manos del homo sapiens. Durante decadas Hollywood trató de rebatir esa idea con películas como "Tiburón 2", "Orca la ballena asesina", "Critters" o "La rebelión de las máquinas"; solo que en la vida real, los animales matan para comer, el único cajero que te puede llamar capullo sin despeinarse es el que se sienta detrás de un escritorio, y los Critters viven muy lejos.

Años despues, un orangután dió un manotazo a Julia Roberts y quedó demostrado que algunos animales, aparte de tener buen criterio, hacen gala de una mala leche irracional como la de sus parientes más evolucionados.

Sin embargo, si de cabritos no humanos se trata, el rey es el robot, cyborg o androide, como se les quiera llamar. Ellos son los protagonistas de una de las películas más inquietantes del cine de ciencia ficción de los 70: Westworld o Almas de metal, "acertada" traducción hispana.

Dos amigachos, juerguistas por las pintas que lucen, se dirigen a Delos, un futurista parque temático, donde las atracciones son androides disfrazados con los que interactuar a todos los niveles (ya sabeis a qué me refiero) en tres escenarios que recrean el imperio romano, el salvaje oeste y la edad media.

Los amigachos, yankees como ellos solos, se instalan en un saloon del Far west y comprueban los componentes internos de dos atractivas hembras robóticas (lo primero que todo hombre haria). Y aquí es donde empiezan los problemas, no porque dentro de 9 meses les aparecieran con un robotin en los brazos, sino porque los cyborgs pierden el juicio y se dedican a acabar con todo el que se le cruza por el camino. En este marco, se desarrolla la primigenia relación entre un cazador y su presa.

En toda historia de acción que se precie, el protagonista es puesto a prueba por una nemesis, un archienemigo que aspira a acabar con él por todos los medios. En Westworld, este es ni más ni menos que el heroe de los 7 magníficos, el pizpireto rey de Siam, el tosco Taras Bulba, faraón del alto Egipto.... Yul Brynner, en el autoparódico papel de pistolero asesino, que asesina a aceite frio a uno de los amigachos, y persigue al otro a traves de todo Delos, convertido tras la masacre en un escenario desolado donde los cuerpos sin vida y el silencio, inundan cada rincón.

Un buen plan para tardes lluviosas como las que se avecinan.

El post de Frankenstein

La mañana estaba siendo especialmente aburrida. Acababa de terminar la boda chistosa y risible de la buenorra de mi vecina, que se habia casado de penalty tras comprobar que los preservativos agujereados no son eficaces.

Enseñando todo, como Britney Spears bajando de la limusina, mi cuñada se sentó en el capó de mi coche, dejandolo totalmente hundido, pues ella estaba oronda como una vaca.

Como no me gustaban los rabanos a la plancha que servian en el convite, me fui de putas con poco dinero. La primera chica joven que ejercia la prostitucion era una pelirroja con gafas de pasta que se parecia a la atractiva cantante australiana kylie Minogue, la cual se rumoreaba, habia tenido un encuentro lésbico con su hermana (cuatro estudiantes de ingenieria habían muerto de un ataque al corazón sólo de imaginarlo)

Pero obviamente no se trataba de Kylie, una lastima, pues perdia la oportunidad de un 2x1. Me decidí entonces por una otaku con pechos cómo la cabeza de Goku, pero la madame me dijo que estaba ocupada, así que deje apartado lo de hacer el amor, y le pregunté a la dueña del local si en el ciber de al lado, tenian juegos en red y asquerosos feos como Franco. Por toda respuesta me preguntó:

- ¿Conoces a alguien que juegue al counter strike que sea guapo?

Tras pasar frente a la puerta abierta de una habitación donde una pareja practicaba la postura de la croqueta, llegué a la sala de ordenadores. Un inoportuno apagón dejó a oscuras la sala y entonces dije basta. Salí de allí a toda prisa, pero antes la quisquillosa madame me espetó:

- Que, ¿ya te has cansado de los chats de pajilleros?

Queria follar por la cara a cualquier precio, gratis a ser posible. De pronto me acordé de una amiga que tengo, que es una MILF, aficionada a la penetración vaginal con el puño, y que habia sido chica hooters en su juventud, aunque ahora se dedicaba a los estudios bíblicos sobre Doraemon.

Al llegar a su casa, escuché la versión de Anastacia de "We will rock you", desde la calle y pensé en salir corriendo, pero las ganas de hacer el amor son más fuertes que el chaqué de Mazinguer Z, así que llamé al timbre, de inmediato sonó la alegre melodia de Banner y Flappy. Pocos segundos despues, me abrió la puerta mi amiga, caliente como una perra.

No hizo falta que dijera palabra. De un tirón me metió en su casa y empezamos a jugar al parchis sexual, donde me comió algo más que las fichas. No lo pasaba tan bien desde la orgia de fin de curso del año pasado.

Tras unas horas de pasión salvaje como la de los leones, me vestí y me dispuse a irme. Tenia que ir a la fiesta hawaiana que habia organizado la salida hermana de mi cuñado.

Aclaración: El post no es producto de la asociación libre de ideas, ni de la divagación, ni siquiera de la escritura automática. Toda palabra que conforma el texto, ha salido de los terminos de busqueda con los que anónimos, y pasados de vueltas, internautas ha recalado en el blog.

Grandes misterios de la humanidad

Para desayunar, unos prefieren una taza caliente de chocolate donde mojar las porras , otros el vigorizante sabor de una café con leche y un croissant; a mí me ha dado por el Eko.

Así se lo comenté a una amiga, que se echó las manos a la cabeza ante tamaña temeridad. Bueno, pensé, para gustos los colores, pero luego otra amiga mostró su disgusto ante tan deliciosa bebida.

Escamado, decidí hacer una encuesta entre conocidos y gente que me encontraba por la calle. Aparte de un bolsazo, saqué en claro una conclusión: a nadie le gusta el Eko. Lo que se dice a nadie, nada de un error estadístico del 1%, no. No le gusta ni al que lo inventó, vamos, que invitas a un mendigo a un Eko y te lo tira a la cara.

Y ahí me surgió la segunda duda. Si a nadie le hace gracia, ¿cómo es que la empresa que lo fabrica no ha quebrado o ha retirado el producto de los estantes? (porque yo no compro tanto como para mantener la producción, al contrario que con los donettes)

¿Acaso es el Eko como el porno o Gran Hermano, algo que nadie reconoce disfrutar pero que en la intimidad de su hogar, en presencia de su comprensiva pareja que se lo consiente todo porque en la cama es un/a fiera, es consumido con profusión y deleite? ¿Poseera otras propiedades no documentadas, como afrodisiaco, o peor aún, como explosivo?

Quien sabe, pero si en la próxima redada de terroristas islámicos, aparece en la alacena un bote vacio de Eko, algunas preguntas habrán obtenido su respuesta.

PD: Eko, no me patrocina el post, pero no estaria nada mal que lo hiciera.

El espia judio de Hitler

1941. Las tinieblas cubren el continente europeo, sumiéndolo en una irrespirable paz. Mientras Gran Bretaña resiste solitaria las embestidas aereas nazis, la guerra terrestre se ha trasladado a otros frentes: las estepas de Rusia y las arenas de África. Para doblegar al oso ruso, Hitler confia en el músculo engrasado de sus Panzerdivisionen, pero en el continente negro la situación es distinta. Es un frente secundario y como tal, las unidades germanas enviadas en auxilio de los italianos, son escasas frente a las de su enemigo británico, cuyas lineas de abastecimiento les nutre de todo lo necesario para sostener la lucha. Sin embargo, los barcos repletos de suministros para el Afrika Korps de Rommel, son echados a pique por la aviación y la marina enemiga, con base en la isla de Malta. Se hace necesario buscar la victoria por cualquier método.

Se inicia una búsqueda desesperada de recursos y aliados. Uno de ellos puede ser la población árabe bajo mandato británico y que ansia la independencia de la potencia colonizadora. Los informes del Abwehr (servicio secreto alemán) inciden en que un levantamiento de la población de la zona, facilitaria el trabajo a las tropas de Rommel. Sólo hay un inconveniente, no hay espias que conozcan la idiosincrasia árabe, ni siquiera la lengua, lo suficientemente bien para tener éxito.

Cannaris, jefe máximo del espionaje germano, toma entonces una decisión inaudita. Del campo de concentración de Buchenwald, donde trabaja de cocinero, manda "liberar" a Lutz Koch, un judio austriaco, detenido poco más de un año antes. Él será el espia alemán ideal. Se le selecciona por su familiaridad con Palestina (estuvo viviendo alli su adolescencia) y por sus rasgos semíticos, que le hacen pasar por un arabe más.

Poco fervoroso de la política de Hitler (años despues seria ejecutado por formar parte de la conspiración Stauffenberg) Cannaris no informa al Fuhrer de la nueva adquisición del espionaje germano. Koch es trasladado a las dependencias del Abwehr, donde le es devuelta su condición de persona, negada por el régimen nazi.

Durante varias semanas recibe un entrenamiento intenso en el manejo de la radio, cámaras fotograficas, tipos de vehiculos militares... materias hasta entonces desconocidas para el pobre Koch, que se pregunta a que viene todo aquello. 

No obtiene respuesta ni siquiera cuando es trasladado a una granja en las montañas, cerca de la frontera suiza, donde, le informan, se desarrollará la última fase de su adiestramiento, básicamente salto en paracaidas y ejercicios de supervivencia rudimentarios. Pero ¿para qué? pregunta con insistencia a sus instructores y al agente que custodia la puerta de su dormitorio, pero siempre obtiene la misma respuesta: ya se enterará.

Por las noches, tumbado sobre su cama, Koch reza para que no le obliguen a hacer nada contra su pueblo, cuyo sufrimiento conoce de primera mano. Una madrugada, un par de agentes del servicio secreto, irrumpen en su habitación, y sin más explicación, lo meten en un Junker con destino a Grecia. Allí, en una soleada villa con vistas al Pireo, le dan detalles al fín de su misión: infiltrarse en la comunidad arabe de Palestina sin levantar sospechas, contactar con los lideres locales y tantear el terreno de cara a una posible alianza con Alemania y espiar a las fuerzas británicas de la región.

El rostro de Lutz palidece a medida que el oficial alemán detalla el plan. Intenta convencerles de que él no tiene el temple necesario para ser un espia. ¡Hasta hace unas semanas era un simple cocinero! Pero sus ruegos no son escuchados. Dos días despues, es lanzado en paracaidas sobre las proximidades de Haifa. Cae pesadamente a las afueras de la ciudad. Pese a lo aparatoso del aterrizaje, está ileso, y con paso vacilante, busca escondrijo tras unos arbustos.

Amanece. El ruido de los mercaderes y el trasiego de la ciudad le despiertan. Vestido a la manera tradicional árabe, Koch oculta el paracaidas y se dirige al centro. El corazón se le encoge al ver una patrulla británica. Se obliga a calmarse, despues de todo es un judio más y está en la tierra de sus antepasados, además nadie debe andar buscándole.

Pese a que no tiene intención de cumplir las ordenes de los nazis, sigue a los soldados, confuso y sin saber muy bien qué hacer. Enfrascado en sus planes, no se da cuenta que ha llegado a la cerca de una base militar inglesa. Una ráfaga de ametralladora traza una linea a un par de metros delante de él.

El miedo se apodera por completo de su ser. Echa a correr sin pensarlo siquiera, por las atestadas calles de Haifa, pero finalmente es capturado.

En el interrogatorio, lo cuenta todo. Los ingleses no le creen, ¿cómo va a tener Hitler un judio entre sus filas? en cualquier caso toman su identidad para pasar información falsa a los alemanes. Koch va pasando de un campo de prisioneros a otro, hasta que finalmente en 1946, es liberado. Vuelve entonces a su Austria natal.

Aclaración: aunque he investigado bastante en internet, no he encontrado referencia alguna a la historia de Koch, que llegó a mis oidos, a traves de un viejo libro publicado poco despues de la guerra. Algunos detalles pueden ser inexactos debido a mi pésima memoria, pero más o menos ocurrió así.

Video kill the radio stars

Para los que nacieron a la luz de la televisión en color, la radio es un arcaico medio de comunicación que evoca los tiempos del gran blitz sobre Londres, en los que una atemorizada familia, reunida en torno a un inmenso transistor, esperaba con temor el anuncio de otro bombardeo. Eso, y al tio Cascoporro escuchando el carrusel deportivo los domingos por la tarde; tradición que, como todo lo relacionado con el fútbol,  ha perdurado en el tiempo hasta nuestros días.

Como quiera que mi afición por el fútbol era prácticamente nula, mi encuentro con la radio fue tardío. En los pasillos del instituto corria la noticia de que en el tablón de anuncios del gimnasio podia verse los superdesarrollados senos de Ana Bogordo; el que no corría presto al tablón, podia enterarse además de que en un cadena llamada "Los 40 principales", emitian un programa sobre videojuegos y manga.

La foto resultó ser una leyenda urbana más, pero el lunes siguiente cogí prestada la radio de mis padres y me dispuse a escuchar la pegadiza sintonia de Game40, el programa de videojuegos de la cadena 40, como anunció el presentador. Su voz me resultaba familiar, pero no recordé quien era hasta que se presentó como Guillem Caballe, conductor también junto a una morena buenorra y otro que no recuerdo, de Bit a Bit, un programa de tv de similar temática, que pasó sin pena ni gloria por la parrilla de La 2, para desgracia de los fans de la morena.

Mientras explicaba los contenidos del día, le interrumpió la voz de MUP, el monstruo de la última pantalla. Tamaño destello de originalidad no fue por fortuna la nota dominante del programa, que me pareció entretenido teniendo en cuenta que no habia visto una sola pantalla.

Durante los siguientes años, lo escuché religiosamente cada semana, hasta que terminaron por echarlos de la radio. ¿El motivo? Política, siempre es la política.

Los años que estuvieron en antena, fueron los de la transición a las consolas de nueva generación, esto es, pirateables. Un tiempo convulso en el que las compañias de software crecian y desaparecian con la misma velocidad que me quito la ropa ante una morena; en el que la lucha por la dominación del mercado de entretenimiento calentaba motores, y en el que Dragon Ball copaba el interes del 90% de la audiencia.

Es curioso como el programa recibia innumerables llamadas de oyentes, con los trucos más estrambóticos para los juegos de Bola de Dragón: como elegir a Krilin o la transformación de Goku que sólo se habia visto en el manga. Por supuesto eran más falsos que  el peluquin de Guillem, pero eso no era obstaculo para que salieran en antena y se calificara de torpe al incapaz de jugar con Goku super saiyajin 3.

Un elemento importante del programa eran los informáticos. Eran dos, el chulo y el que no, y respondian a los nombres de Manuel Martin Vivaldi y Carlos Ulloa (no necesariamente en ese orden). Cada semana, daban noticias del mundillo, respondian dudas de los oyentes y repartian estopa entre canción y canción, a quienes creian eran merecedores de recibirla, lo que en este pais es una virtud.

Hay que decir que en aquella época, con internet en manos de ingenieros asexuados, conseguir material sonoro de videojuegos, era harto dificil. Los juegos recien empezaban a salir en formato CD y la calidad de las melodias de los títulos de la generación anterior (salvo excepciones) no era la idonea para su emisión. Quizás por esto, no habia semana que no se escuchara el Megablast del Xenon II o la banda sonora del Turututu tu tu  tu tu tu tuuuuuuu Daytooonaaaa.... USA; canciones que han quedado en el recuerdo de toda una generación avida de información, para la que la Hobby Consolas no era suficiente.

Hoy día, los informáticos permanecen desligados del mundo del videojuego, y Guillem pierde el tiempo en la Mtv entrevistando a Lucia Etxebarria. El tiempo es cruel a veces.

Para los que quieran rememorar épocas más inocentes (se hablaba aún de comprar juegos originales) pueden descargar varios programas de Nebulared.

Un viejo día

La vida es una carrera de obstaculos, como dijo alguien; Saif Saaeed Shaheen creo. No podia imaginar aquella soleada mañana, que mi diaria caminata a la biblioteca también lo fuera.

Nada más alcanzar el ascensor surgió la primera dificultad. Debe existir alguna ley no escrita según la cual, si alguien de tu comunidad de vecinos se encuentra en dificultades, tienes que ayudarle a la fuerza, algo así como la ley del mar versión ladrillo. La puerta del ascensor se abrió. El interior estaba repleto de muebles de aspecto pesado, apiñados en torno a un hombre con toda la pinta de no poder dar un paso más con ellos.

Calculé la probabilidad de que el agotado inquilino pudiera descargar el ascensor a tiempo, pues llevaba prisa y tomar las escaleras (pese a vivir en un 4º, si, soy flojo) se convertia en una opción recomendable. Pero el tipo debió de tomarse mi prolongado vistazo a sus bártulos, como un ofrecimiento implícito de ayuda, pues cuando se está en apuros, uno tiende a agarrarse a un clavo ardiendo, aunque este no exista. Así que con un aliviado gracias, puso en mis brazos una lámpara neoclásica, con la bombilla fundida; al menos no pesaba mucho.

Por suerte, su vivienda estaba al lado y en diez minutos, todo había quedado amontonado en su salón. Días despues me enteré de que se llamaba Cipriano, y habia ido a recalar allí, huyendo de su mujer; pues sin presentarme siquiera, en ese momento corrí escaleras abajo. Al menos la ira del Pocero, dios de los inmuebles, no caeria sobre mí por no cumplir su ley.

Lo que quería evitar con mi atropellada carrera, en la que me llevé por delante a una vecina, que por suerte llevaba de serie un buen airbag con el que alivió el impacto, era la entrada al colegio privado cercano a mi hogar.

El episodio del ascensor, me habia retrasado, así que no pude evitar la extensa caravana de gente que ocupaba la acera, camino del centro escolar; en su mayoria padres que charlaban de forma distraida, como si no tuvieran otra cosa que hacer despues, más que leer el Financial Times mientras su cuenta corriente va aumentando con las rentas de la bolsa.

Me tocó en suerte caminar tras un par de señoritas de refinado porte, esto es: dos pijas, que comentaban animadamente los avatares del día anterior en el spa de moda y la poca eficacia de las mascarillas de pepino. De entro los muchos temas que tocaron en pocos minutos, hubo uno que me sorprendió.

De todos es sabido que los ricos tienen una percepción distinta de la realidad que la del resto de los mortales, pero lo que no sabia es que también la suerte fuera distinta para ellos. Una de las pijas, le comentó con pesar a la otra, cómo no habia sido agraciada con la lotería de la noche anterior por sólo... ¡¡¡tres números!!! Mala suerte es que el último dígito no coincida, pero que no coincidan tres no es mala suerte, es que es más probable que la toque yo, que el premio gordo.

Pasada la puerta del colegio, el camino quedó más despejado, hasta que se me cruzó el sempiterno grupo de alumnas finlandesas, que a punto estuvo de provocar que chocara contra la misma farola de siempre, en cuyo lateral está impresa la forma de mi cara.

El motivo último de mi apresurado paso, era intentar coincidir con la bibliotecaria pelirroja, antes de que se marchara a desayunar, ya que como buena funcionaria, no volveria hasta pasadas las 12. Ya me encontraba en la calle de la biblioteca, cuando las vi.

Eran dos adolescentes que caminaban distraidas hacia mí. Cuando me vieron, sonrieron abiertamente. De inmediato se puso en marcha en mi imaginación un complejo e inexplicable engranaje, que culminó en la extravagante idea de que les habia gustado y trataban por medio de sus risitas y miraditas que yo me percatara de ello.

Quise devolverles el gesto, guiñandoles el ojo, aunque de forma tan desastrosa, que más que un gesto seducción pareció un futil intento por matar una mosca con el parpado. No parecio importarles, porque se pararon ante mí igual de sonrientes. Una de ellas, se dirigió a mí con su voz más melosa.

- Perdone señor, ¿tiene fuego?

Cada una de las letras que conforman la palabra señor se clavaron en mi ego como si de afilados puñales se tratara. Ante mí paso toda mi vida como joven: mi primera bici, el MSX, las clases de educación física... me quedé en estado de shock, incapaz de decir palabra.

Ellas se fueron molestas por no haber recibido respuesta alguna, y allí me quedé estático, con la mirada perdida y la mente en otros tiempos en los que al ir a comprar el Primera Linea, me miraban raro (ayer). Mi autoestima se deshacia como un castillo de arena, engullido por la marea alta del atardecer de mi vida.

¿Dónde quedaba aquel muchacho al que no dejaban comprar alcohol por la estúpida razón de no tener dinero? La pregunta quedó flotando en el aire en espera de una respuesta que jamás llegaria, pues, con un bocinazo, me percaté de que un utilitario cochambroso, habia invadido la acera y se dirigia hacia mi, dispuesto a no dejar de una pieza ni a mi "yo" joven, ni a mi recien estrenado "yo" maduro.

Pese a los malhadados pensamientos de las viciosas inadaptadas sociales de antes, conservaba mis reflejos juveniles. De un salto pude esquivar casi en el último suspiro la embestida del borracho conductor, que fue a colisionar con una farola, a 200 metros más allá de donde me encontraba.

A veces pienso que mi vida no es más que un gran intento de atropello, que terminara cuando... bueno, cuando me atropellen. Jo, cómo me duele la cadera...

Lo importante es el interior...

Estoy pasando por una crisis creativa. Debe ser grave porque me ha dado por ver "Bea la fea", titulo que a mi parecer, se ajusta más a la serie que el inocuo "Yo soy Bea".

Para qué engañarnos, no ha sido la primera vez que la he visto. Recurro a ella en cuanto el hastío me invade y no hay una telenovela con sudamericanas buenorras en otra cadena. Aunque por suerte o por desgracia, siempre suelo tener algo mejor que hacer a las horas a las que la emiten, como por ejemplo dormir la siesta.

Así pues, desconocia gran parte de la trama, la cual está siendo estirada como un bubblegum kilométrico (obteniendo la misma calidad que el chicle). Por lo visto ahora, hay dos maromos tras los pasos de la poco agraciada secretaria.

Toda serie medianamente longeva, suele llegar a un punto en que la historia descarrila de los cauces narrativos lógicos, para tratar temas más "fantasiosos". Le ocurrió a Médico de familia con la incorporación del Rulas y tambien a Compañeros con la llegada de la kosovar (que por esas casualidades de la vida, interpreta a la fea)

Con "Bea" ya se ha alcanzado ese punto, y no me refiero a que una americana se pueda liar con un cateto cañi o a los trabajos en plataformas petroliferas en el mar del Norte. Si no más bien a que dos hombres, en teoria atractivos, se mueran por los huesos de tan desastrada compañera de trabajo. Porque vale que para que te guste alguien, no es necesario que tenga un cuerpo diez, ni siquiera que sea guapo/a, pero es que la protagonista, carece de las cualidades sustitutivas de la belleza. No es muy simpática que digamos, es una estirada relamida, pedante, sin carisma y para colmo no está salida; vamos, que lo tiene todo. Su única virtud es que es honrada, lo que al menos te asegura que no sale contigo para cenar gratis.

Asi que el interes hacia su persona solo puede deberse a a un poderoso filtro de amor o un encantamiento de atracción nivel 7, pronto se destapará que detras de tan inexplicable hecho, se encuentran las malas artes de Cayetana, que quiere quitarse de enmedio a la fea recluyendola en la cama de alguno de los dos hechizados ejecutivos.

Atención posible spoiler: o los guionistas son muy malos, o el abogado es un topo metido ahí para destapar los trapos sucios de la revista y si no, ¡¡al tiempo!!

Goomer

Goomer es un camionero galáctico, de alopecia prominente, estomago considerable y de nacionalidad española (a mi me lo parece) que alcanza la fama el día que estrella su nave en un recóndito planeta de la galaxia, donde establece su residencia ante la imposibilidad de repararla. Bueno, aquí al lado lo veis.

Pronto se integra a la perfección en la monstruosa sociedad, en la que ascensores destrozahogares, novias a la fuerza, amigos amorfos y cucarachas estelares aunan esfuerzos para hacer de la nueva vida del terrestre algo surrealista, divertido y fácil de leer.

De los dibujantes españoles Ricardo y Nacho, la primera vez que tome contacto con las aventuras de Goomer, fue en las páginas de aquel maravilloso suplemento dominical para niños (sobre todo teniendo en cuenta las alternativas actuales: ninguna) que fue El pequeño pais, cuyas portadas ocupaban cada número, un personaje del mundo del comic. Uno de los días más tristes de mi vida, fue cuando los ejemplares que atesoraba, fueron destinados a formar parte del vertedero local.

El recargado ambiente extraterrestre que desbordaba la pagina semanal, transportaba mi imaginacion hacia lugares donde las estrellas estaban al alcance de la mano y podias acabar en el estomago de un buzón, todo en una misma noche.

Recientemente, Goomer fue llevado a la gran pantalla en forma de película de animación. Eso
creo, porque lo que es yo, nunca la ví en la cartelera. Aunque siendo realizada en España, donde desde hace bastante tiempo, los animadores parecen desconocer que existe una cosa llamada "sombra" y otra no menos importante llamada "volumen", creo que no me perdí mucho.
En su tiempo, se editaron varios albumes recopilatorios que, como casi todo en esta vida, podreis encontrar en el emule, ya que en los quioscos y similares, aparte del trasero de la obregón, poca cosa vereis.

Desconozco la razón por la que Goomer no está más explotado, al igual que ocurre con Mot. Siempre me pareció un personaje simpático, neutro y sobre todo entretenido, perfecto para una lluviosa tarde de otoño.

Una vez salí con una chica como esta. No es broma, lo conté en un post...

Tipos de amor

. Filial: Hagamos el amor antes de que se despierten mis hijos.

. Fraternal: venga prima, ¿hacemos el amor?

. Fraternal hacia amigos: Lo he hecho con mi prima, ¿por qué no puedo hacerlo contigo si te conozco desde parvulos?

. Romántico: ¿No es verdad amada mia, que en esta apartada orilla, más pura la luna brilla y se fornica mejor?

. Sexual: ¿Follamos?

. Al prójimo: Te he visto ahí sola y he pensado: voy a ofrecerle mi cuerpo para que hagamos el amor.

. A los animales: ¿¿¿¿¿que quieres que te deje a mi gata para que??????

. Hacia algo abstracto: Ya se que no nos hemos visto nunca, pero podriamos quedar para hacer el amor.

. A los principios: Si no te hiciera el amor, me remorderia la conciencia.

. Hacia un dios: Arrodillate ante mi po...

. Autopersonal: Me voy al baño

. Platónico: ¿Hacemos el amor? prometo pensar en Megan Foxx solo un poquito.

. Incondicional: Te hare el amor aunque no tengamos preservativos.

. Universal: Me voy a la ONU a ver si alli puedo echar un polvo de una vez.

Vacaciones en Euro-Rascapiquilandia

Habréis notado queridos lectores, que para el blog el tiempo se paró en un post de relleno sobre El bueno, el feo y el malo, hace bastantes días. No me secuestraron los chinos del restaurante de mi barrio, ni se me estropeo el ordenador, simplemente me fui de vacaciones. El destino, el país de las ratas cocineras: Francia.

Nada más pisar suelo francés se responde a una de las preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez: ¿Donde están los arboles de España? La dura realidad es que se los quedaron todos los gabachos. La densidad arborícola es tal, que más de una vez pensé que paseaba por la luna de Endor en lugar de los alrededores de Beziers (un peludo campesino rastrillo en mano que hablaba un idioma ininteligible ayudo a sumergirme en aquella fantasía)

Pastos y más pastos se extienden en los márgenes de las autovías que recorren la espina dorsal del país hasta llegar a su capital. Esa gente, jamás pasará hambre. Entendí también por que hace años nos tiraban los tomates, para hacernos un favor y ahorrarnos el camino de ida al mercado con los consiguientes gastos, porque ellos ya tienen hortalizas de sobra. Y es que los franceses son gente muy amable.

Llevaba yo la idea preconcebida del gabacho chovinista, engreído, antipático y asocial con los pobres infelices que no comparten la lengua de Robespierre, pero los indígenas con los que tuve ocasión de entablar conversación se mostraron muy amables; bueno una rubia se rió de mi, pero como todo el mundo lo hace, francés o no, no me sorprendió demasiado.

Necesitamos de toda la suerte del mundo y de la ayuda de un mapa, para llegar a nuestro destino, puesto que quien me lleva como copiloto solo puede sufrir un destino: la perdida.

El motivo principal de ir a París, era pasar unos días en Eurodisney, el lugar de veraneo del ratón Mickey y adonde todos los catalanes se dirigen en cuanto cogen las vacaciones. Tantos había, que por un momento pensé que aparecería un muñeco de Jordi Puyol cantando Els Segadors, en una carroza de las cabalgatas que recorren el parque. Lo que por otra parte, hubiera sido un buen entretenimiento.

Sin embargo, la primera impresión que tienes nada más entrar al recinto, es de que te encuentras en el parque temático de Shaft, por el descomunal número de trabajadores de color negro empleados en el lugar. Desconozco si están allí por ventajas a la hora de la contratación de personal, porque desgravan o porque hay pocos franceses que quieran trabajar, pero la imagen de negros sirviendo a blancos, hizo que me preguntara si estamos tan lejos de los tiempos de la esclavitud. Habría que ver lo que cobran.
Superado ese momento de duda, me sumergí en el parque. Tengo la cabeza tan grande, que posee su propio eje gravitatorio, por lo que no puedo disfrutar de atracciones que la muevan demasiado, por riesgo a marearme peligrosamente, así que a las montañas rusas ni me acerqué, ni siquiera a un par de rusas que hacían cola en la Space Mountain. Porque otra cosa no, pero mujeres había...

Muchos dirán que la Mary Poppins del Walt Disney Studios es la mujer más bella de la tierra, no seré yo el que diga lo contrario, pues aunque Yasmine no se queda corta, es incapaz de reflejar el candor, la inocencia y la insultante belleza que refleja el rostro de la babysitter inglesa. De más está decir que quedé encandilado por los movimientos de su blanco vestido, cuando se bajó de su carroza y comenzó a bailar a pocos metros de mí.

El tema de las cabalgatas, merece un tema aparte. Nada más llegar, nos encontramos con una, en la que los protagonistas eran los piratas de Peter Pan, Buzz Lightyear y varios secundarios ilustres más; que es como ir a ver jugar al Real Madrid y encontrarte con Portillo. Por fortuna, el desfile nocturno me hizo olvidar al tejón de Robin Hood, con un impresionante espectáculo de luz y música, que hizo honor a los reportajes publicitarios. Luego fuimos a ver un espectáculo de especialistas.

En un episodio de los, últimamente, omnipresentes Simpsons, la familia iba a contemplar un espectáculo aéreo, que Homer prefería ver en la Jumbovision que tenia a su lado, pese a que los aviones pasaban sobre su cabeza. Bien, lo que en un principio puede parecer un flojo gag, se tornó en una descripción aplastante del gusto del ser humano por lo ficticio. Pues, al igual que Homer, yo también me vi contemplando las piruetas de unos especialistas motorizados, en una gigantesca pantalla, en lugar de echar un vistazo un par de metros más abajo, donde se daban cita coches realizando saltos imposibles, disparos de fogueo, llamaradas de fuego, incluso Herby. Un verdadero show como solo saben hacer en América.

El resto de las atracciones, las hice todas. La divertidisima galería de tiro de Buzz Lightyear, los mareantes coches de cars, el castillo de Piratas del Caribe... y Phantom Manor, donde el terror victoriano recubre cada rincón de sus paredes. Una vez salí de allí, llegué a la conclusión de que si a un victoriano lo llevaras a ver Viernes 13, se moriría en la butaca del susto. Unas niñas pequeñas con candelabros jamás darán miedo, a no ser que de pronto te digan: ¡¡¡Papa!!!

Ya podrían haber construido Disneylandia en Barbate. Las colas habrían sido mas largas de lo que fueron en París, el servicio hubiera estado en manos del marroquí de turno, las chicas, escogidas en función de sus capacidades amatorias, pero eso si, el tiempo hubiera sido esplendido.

Back to the USSR

Internet en sus comienzos era un poderoso fuente de comunicacion entre el pueblo llano y las prominentes celebridades en multitud de disciplinas. Tan pronto podia consultar al médico que "ideó" la amniocentesis mis dudas sobre dicha prueba, como podia solicitar al chef Gustav de "Le petit Cochon", su receta del salmón a la baviera. Lo más asombroso de todo, es que te respondian de forma no insultante.

Uno de los personajes con los que mantuve correspondencia, fue J.R. Nyquist. Analista de inteligencia para unos, pirado para otros, que sostenia la original teoria de que la caida de la Unión Soviética no era mas que un engaño de los comunistas para que occidente bajara los brazos, momento que aprovecharian las hordas rojas para borrar a los USA de la faz de la tierra.

A mediados de la década pasada, con Rusia en manos de un borracho mujeriego, con un presidente guay en los USA y con el envio al desguace de toneladas de material militar, poca gente podia creer tan descabellada historia.

El bueno de Nyquist debe estar ahora saltando por su acolchada habitación gritando a quien le quiera escuchar "Os lo dije" una y otra vez. Basta echar un somero vistazo a los periodicos importantes, para comprobar el viraje ruso hacia posturas y acciones propias del antiguo imperio sovietico.

Primero silenciaron a los medios de comunicacion criticos con el gobierno o "comprados por la oligarquia pro occidental", luego fue el acoso a los grupos de la oposición: Kasparov se lleva más "tablas" a sus espaldas en una sola manifestación, que en toda su carrera profesional. Junto a otras, eran medidas internas que no alarmaban a casi nadie. Los rusos han sido muy propensos siempre a cierta opresión; pero entonces se conjuraron dos factores clave: a expansion hacia el este de la OTAN (tacticamente acertada) y la brutal inyeccion de capital producto de la venta del oro negro, cuyo precio se ha disparado en los ultimos tiempos y del que Rusia disponia en abundancia para consumo interno.

Esto le ha permitido una capacidad de desarrollar de nuevo su ejército sin tener que estrecharse el cinturon y una excusa ante la opinion occidental (la unica que cuenta mal que les pese a muchos) para iniciar una ofensiva en todo el globo, con el objetivo de recuperar el prestigio y la fortaleza internacional de antaño. En ella se enmarcan sus aspiraciones polares, el reinicio de los vuelos estratégicos de bombarderos nucleares y la confrontacion con los USA en oriente medio, con la ayuda a Iran y demás paises enemigos, y el reciente anuncio de la vuelta al mediterraneo de la flota rusa, usando las antiguas bases sovieticas en Siria, que pretenden reutilizar.

Y por si todo esto fuera poco, en unos recientes juegos de guerra conjuntos entre rusos y chinos, Putin califico la relacion con ese pais, como un "Pacto de Varsovia 2". Asi pues, ya estan casi colocadas en el tablero mundial las piezas para comenzar una nueva confrontación.

Sólo el tiempo dirá si volveremos al terror nuclear de la segunda mitad del siglo pasado o afrontaremos algo mucho peor. De lo que no cabe duda, es que el espejismo de paz de los 90, se ha diluido para siempre.

Accidentes veraniegos

La playa puede ser un lugar mortal: mar picada y corrientes traicioneras en las que ahogarse, niños que arrojan arena a las gargantas descuidadas, suegras que hablan hasta quebrar la voluntad del infeliz que se tumba a su lado, ensaladillas pasadas que causan diarreas mortales, novios celosos que te hacen tragar la sombrilla por mirar más de la cuenta los pechos desnudos de su novia, balonazos que acaban con las ansias de paternidad de quien lo recibe... en fin, hay muchos modos de perder la vida o hacerse daño en tan ocioso y refrescante lugar.

En verano, la primera causa de accidentes estúpidos, es el juego de las palas. Ay de aquel que, desprevenido y ajeno a los dictados de la lógica, se deja llevar por el aburrimiento o el crio de turno, hacia la orilla, para echarse una partida. Aquella mañana de domingo, yo era uno de esos.

Huyendo del insufrible acento de mis vecinos, accedí a jugar un poco. De pequeño habia sido tres veces campeon de la localidad, aunque lo más que habia ganado, habia sido un frigodedo, que me regaló un señor por darle un pelotazo (accidentalmente, que quede claro) a su suegra.

Tenia practica pues, y asi lo demostre en los primeros toques, hasta que una morena de cadenas cimbreantes, que hacia olvidar que sus partes menos soleadas estaban cubiertas por un minusculo bikini, pasó junto a mi. Persegui con mi mirada la trayectoria cadente del trasero de la sudodicha, en lugar de ocuparme de la raqueta, que en un descuido, se le habia escapado a mi acompañante (cuyo nombre no dire pues es en la actualidad artificiero) y que se dirigia hacia mi cabeza a toda velocidad. El resultado: un golpe que me dejó inconsciente sobre la arena mojada.

Cuando volví en mi, senti los carnosos labios de alguien, posados sobre los mios, no dude en besarlos e introducir mi lengua en su boca. Abri entonces los ojos, y me encontre la estupefacta mirada de una socorrista que hasta ese momento intentaba hacerme el boca a boca. Di gracias a dios por no tratarse de UN socorrista.

Recuperada de la sorpresa, y habiendo recuperado yo el conocimiento, me llevó al solitario puesto de guardia, donde me haria un completo examen para cerciorarse de que me habia recuperado por completo. Cerró con llave la puerta, bajo las persianas, y con un leve movimiento, que memorice para futuras ocasiones, se deshizo de su apretado bañador rojo. Me tumbó sobre la mesa y se sentó sobre mi "sombrilla" totalmente desplegada por la vision de tan trabajado cuerpo.

Empezó a cabalgar con tal frenesí, que pronto las paredes de la estrecha habitación comenzaron a temblar. En uno de sus saltos, la pared tembló tanto, que un reloj de cuco que colgaba de ella, se desprendió y golpeó mi dolorida cabeza, dejandome inconsciente de nuevo.

Cuando la conciencia retornó a mi, me sentí completamente mojado. <<¿Ya?>> pensé extrañado, pues de siempre he durado mucho, pero al abrir los ojos, comprobé que me encontraba tumbado en la arena, enterrado hasta el cuello en ella, mientras mi acompañante me sonreia divertido desde su tumbona, haciendome gestos con la pala.

Así que amigos, si jugais a las palas en la playa, un consejo: ¡¡¡cuidado con los relojes de cuco!!!

Cosas que me hacen gracia (Black Edition)

¿Qué tienen en común Michael Jackson, las tenistas Williams y Lewis Hamilton?: Un padre chupoptero y chupacamaras, viviendo a remolque del éxito y la billetera de sus hijos. Jackson ya sabemos como ha acabado, con más juicios que el que insultó a la SGAE, las hermanas Williams deberan buscar marido en la asociación americana de forzudos. Solo el futuro dirá qué le espera al piloto de Formula 1, ¿quizá una gira mundial en el circo Popof?

Quien sabe, lo que está claro es que el padre de Tiger Woods por ejemplo nuncase entrometió demasiado en la carrera de su hijo y ahí lo tienes, anunciando cuchillas de afeitar y casado con una rubiaca que lo quiere por lo sensible que es. En conclusión: si quieres vivir feliz, alejate de tu padre!!

Cuando el arte se puso un poncho....

Con la edad vamos ganando confianza, experimentamos cosas nuevas y vamos creciendo como personas, al contrario que cualquier personaje de la Marvel que lo único que hace es encadenar una sucesión absurda de problemas como: soy gay y en mi patrulla no me aceptan.

Nuestros gustos también van cambiando. Por muchos años que cumpla seguire idolatrando "Oliver y Benji". Sin embargo el otro día viendo Fraggel Rock me aburrí como una ostra, cuando de pequeño soñaba con ser como Matt el viajero. Pero si sobre algo ha cambiado especialmente mi opinión, es sobre el western.

Antes no me hacía mucha gracia, excepto en las películas en las que oleadas de pieles rojas asaltaban el fuerte de turno, por aquello de mi gusto por el éxito o por la nihilista imagen de una lucha desigual entre el hombre blanco y las hordas de caballo loco, Toro Sentado o cualquiera de esos indios de animalescos nombres.

Todo cambió cuando ví la obra maestra y culmen del Spaguetti western: "El bueno, el feo y el malo", precuela que junto con "Por un puñado de dolares" y "La muerte tenia un precio" (la más floja de las tres en mi opinión) pone el broche final a la trilogia del dolar; dirigidas todas por Sergio Leone.

El rubio es el personaje protagonista del film, interpretado magistralmente por Clint Eastwood, el último hombre de un Hollywood, inundado ahora de imitadores de N´sync cuya fama se extingue como la luz de una estrella fugaz. Él es un "bueno" algo atípico, que se gana la vida cobrando la recompensa por la cabeza de Tuco, el "feo" con quien está compinchado. El descubrimiento de la existencia de un tesoro enterrado por un confederado en algún lugar del Oeste, es el que desencadena una trama, que contiene muchos de los mejores momentos de la historia del cine.

La música de Ennio Morricone, al que el apelativo de genio, se le queda corto, se fusiona a la perfección con la historia, siendo un personaje más de la misma. Como muestra: The sundown, que acompaña a la presentación de El malo. Jamás una melodia anunció de forma tan magistral la inmisericorde muerte que otorga un colt.

Y por si esto no fuera poco, se rodó en España, en los desiertos de Almeria, con la total colaboración del ejército español, que ya por aquel entonces (finales de los 60) se dedicaba a otros menesteres que no fueran pegar tiros, que por otra parte, bastantes habian dado ya. Las anecdotas del rodaje son múltiples, como las innumerables veces que se hizo daño Eli Wallach, pero están todas en la wikipedia, asi que todo lo que escriba está de más. No dejeis de verla, si es que queda alguien que no lo haya hecho.

Por esta escena, he querido ser toda mi vida Lee Van Cleef

La insoportable necedad del periodista

Hace unos días, miriadas de esos pequeños ególatras y despóticos seres que la gente llama: niños, se apelotonaron a la puerta de las librerias de medio mundo civilizado para conseguir una copia del libro más esperado de los últimos tiempos tras "El Corán 2. Os engañé como a chinos"

No era otro que la conclusión de la saga del niño mago, Harry Potter, que alcanza la madurez y termina de una vez por todas sus estudios cogiendo una espectacular cogorza (me imagino, siendo inglés....) tras ver cumplido el sueño de todo estudiante gamberro: sobrevivir a sus profesores.

Quizás ese sea uno de los motivos que expliquen el mastodóntico éxito de la saga, que ha cautivado a niños y mayores por igual, a ritmo de varita mágica, cuando a todas luces no se trata de una historia para menores de edad, y no me refiero a las supuestas enseñanzas paganas que inundan sus páginas, como sostienen los grupos evangélicos de los USA (donde hay gente capaz de quejarse por todo, incluso de que una porn-star les haga una felación) sino a las incontables muertes y el sufrimiento que se detalla en ellas. No adelantaré demasiado de lo que sé, aunque bien podria pese a no haber leido el libro.

¿Son estúpidos los periodistas? si, al menos los que ejercen de ello. Un día antes del estreno, un hasta entonces desconocido plumilla, desveló detalles del final del libro, hecho que criticó la editorial y desató las iras de la escritora, como bien informaron los periodicos del día siguiente, que ya que estaban, se dedicaron a destripar el libro de los pies a la cabeza, pese a que en su versión española no lo llegaremos a ver hasta el año que viene.

Es por eso, que a todo periodista que destrozó la emoción y el placer de descubrir un final esperado durante tantos años, os digo: sois unos hijos de quien-no-debe-ser-nombrado!!!!

¿Dónde están los gordos?

¿En un buffet libre quizás? Si, como miembro de la comunidad de los bien alimentados, puedo usar semejante término, para algunos despectivo y no, no es un chiste.

Iba a escribir una jocosa broma para uno de mis posts, en el que comparaba algo pesado, con la corpulencia de un personaje famoso, y me he dado cuenta de que todos los que conozco o están retirados o muertos: Marlon Brando, que se comia hasta sus palabras; John Candy, que murió sin que nadie me dijera nada; la salchicha peleona (no recuerdo su nombre) llamado a ser su sucesor; Pavarotti, al que le queda poco para cantar el Oh Sole mio al gran crítico del cielo (pobre.. Pavarotti digo); Montserrat Caballé, de la que nadie habla ya; Rossie O´donell, arrinconada en la radio, donde da rienda suelta a sus delirios conspiranoicos producidos por un exceso de acidos grasos.... y la lista sigue y sigue. El único personaje de actualidad con algunos kilos de más, es Santa Claus, y cualquiera hace un buen chiste con el, salvo ese de: están Santa Claus y un mono que toca el piano en la barra de un bar, cuando se les acerca una camarera... pero ese es muy malo. Me chivan que está ese que sale en los hombres de Paco, pero puede que sea la identidad secreta de Papa Noel, cuando no está repartiendo regalos, asi que no cuenta.

Así que cabe preguntarse que ha pasado con la gente rellenita, porque se siguen vendiendo bollycaos y hamburguesas triples, asi que haberla, hayla. ¿Habrán perdido quizás su faceta artística? o por contra, ¿serán apartados de los medios de comunicación, en una, a juzgar por el rosario de muertes, acertada medida para que no se imiten sus desvarios gastronómicos?

Quien sabe. En cualquier caso, donde quiera que una tableta de chocolate yazca solitaria sobre una mesa, donde quiera que un batido de chocolate rebose, donde quiera que un donut glaseado nos llame, allí estaremos!!

Si ves el flash, será demasiado tarde

El ser humano tiene una fascinación ignata por la destrucción irracional y el caos. De pequeños dedica su tiempo a construir elaborados (para la edad) castillos de arena, por el simple placer de verlos destruidos en un segundo por una patada liberadora o tragado por las aguas que bañan la orilla cuando sube la marea.

Ya mayores, se reunen para prender fuego a autobuses y papeleras, en una orgia de fuego y destrucción que les retrotrae a los tiempos en que los instintos primitivos no estaban sublimados por el envio de mensajes sms guarros con abundantes faltas de ortografia.

Quizá a eso se deba el éxito de Jericho, la nueva serie de Telecinco, que recomiendo a todo el mundo que descargue, así de paso aprende inglés y no le sangran los oidos por el flagrante doblaje al español que han realizado. No soy un talibán de los doblajes, para mí el de Perdidos era decente y no desmerecia el original, salvo excepciones. Pero para Jericho, no podrian haber escogido peor las voces, además que parece que el traductor se haya sacado la carrera escuchando hablar a Robert DeNiro. Y luego están los insufribles cortes para la publicidad....

En cualquier caso, es lo de menos. La serie cuenta la historia de un pequeño pueblo, que debe afrontar el caos posterior a un ataque nuclear contra territorio americano, tras el cual deberán procurarse todo lo necesario para sobrevivir, en un mundo en el que las leyes se han esfumado y lo único que importa es la supervivencia del más fuerte. A veces se pierde en absurdos problemas personales que no importan a nadie, pero en pocas ocasiones; no cae en sentimentalismos baratos.

Jericho fue cancelada por la CBS, pero la presión de los fans, hizo que la cadena de televisión accediera a filmar ocho episodios más, donde se dará un desenlace adecuado a la historia (porque el final que "querian" darle es más frustrante que el de la última temporada de Perdidos)

En resumen, "survivalism" en el medio oeste, con toques de intriga, para los amantes de la guerra nuclear y los detractores de Dick Cheney.

Dani, campeón del mundo

Cierta mañana de primavera, andaba yo remoloneando por las proximidades de una farmacia, en cuyo lateral habiase instalado una máquina expendedora de preservativos. Esperaba el momento en que ningún transeúnte pasara por las proximidades, para comprar uno por motivos puramente académicos (y porque el que llevaba en la cartera había caducado días antes)

Como quiera que era sábado y la farmacia se encontraba a medio camino entre la estación de tren y el mercadillo que suelen frecuentar guiris de toda la costa, estuve quince minutos esperando a que la calle quedara vacía: ora mirando el reloj, ora haciendo como que hablaba por el móvil. Hasta que de un parque cercano, me llegó el ruido de una pequeña trifulca.

Amigo de los follones como soy, me acerqué a ver si podía desfogar algo de adrenalina con un furtivo golpe a alguno de los contendientes. Cosa que no podría hacer, pues los que estaban discutiendo acaloradamante, eran un grupo de jubilados extranjeros. De todos modos me acerqué, puesto que soy tan cotilla como follonero.

La mayor parte de los gritos, provenían de un finlandés de pelo cano y ojos azules que se quejaba a un español sobre la injusta descalificación que había sufrido su equipo, puesto que uno de sus jugadores había perdido la noche anterior todo su capital en el bingo y en esos momentos hallaba la forma de regresar a su Suomi natal a por más dinero. El español, no atendió a razones y a punto estuvieron de pegarse, de no ser porque los ancianos que les rodeaban pudieron sujetarlos, y quitarle el bastón al finlandés cuando este iba al encuentro de la hispana cabeza de su contrincante.

Tras calmarse los ánimos, el grupo de finlandeses se reunió en torno a su portavoz, y entonces me vieron. Primero fue de reojo, un orondo finlandés que siguió con la mirada la trayectoria descendente del donut que se le cayó de las manos y que fue a parar a mis pies. Al verme se le iluminó la cara y yo estuve por salir corriendo pues confundí su expresión. Pero no era una noche de pasión lo que quería de mí, sino que jugara con ellos al deporte de los reyes: la Petanca.

Como me explicó Tommi (el que discutía momentos antes) se habían quedado en cuadro para el partido de ese día. Y no era un partido cualquiera, sino la semifinal del campeonato del mundo, que por esas cosas de la vida, tenia lugar en ese parque semicochambroso, en el que al menos daba la sombra todo el día.

Mi única experiencia con el deporte centenario por excelencia, era aquella vez en que un finlandés por poco me priva de mi ojo izquierdo de un bolazo. No me agradaba la idea de volver a pasar por algo parecido y así se lo hice saber. Entonces, cuando me disponía a marcharme, surgió de entre los decrépitos finlandeses, Livi, una septuagenaria encantadora, que me enseñó una foto realizada en su juventud, en la deshinibida Copenhague de los 60. Con la esperanza de que tuviera una nieta, me adherí al equipo con alegría. El partido pudo dar comienzo entonces.

Desde el lado español, los hijos de los jugadores me lanzaban gritos ofensivos.

- ¡¡Chaquetero!! , ¡¡traidor!! - vociferaban con rabia como si aquello fuera la final de la Champions League en lugar de un torneo amateur entre viejetes. Hay gente que se emociona con cualquier cosa.
Les enseñé entonces la foto que Livi tan amablemente me había dado y no dudaron un segundo en apuntarse de reservas a nuestro equipo, en el cual estábamos encuadrados: Tommi el Capitán, Likkonen el Grueso, Livi la Mata Hari de las nieves, y yo que me autoasigne el sobrenombre de "Bolas de oro" (ya puestos...). Cada uno llevaba bordado en la parte trasera de una elegante chaqueta su sobrenombre. A mi me tocó la del ausente Hans el del Aliento Gélido.

En el lado local podía encontrarse a Paco, Manolo, Antonio y "Ahí viene el padre del Navas", que durante todo el partido se negó a darnos su verdadero nombre. El arbitro dio comienzo al juego y todos nos colocamos junto a la pista, en espera de que Tommi lanzara el boliche.

Campo de sueños

Contuvimos el aliento hasta que la pequeña bola roja cayó sobre la arena a plomo. Acto seguido, con un lanzamiento bombeado, logró colocar su bola a escasos centímetros de ella. Era el turno de Manolo, ex-camionero de aspecto hosco, tez morena y brazos como pilares, que con una técnica depurada, totalmente contraria a la fuerza bruta que destilaba su aspecto, consiguió sacar del campo de juego la bola de Tommi. Según se jactó, debía toda su destreza a las innumerables horas pasadas en la barra del bar levantando jarras de cerveza, lo que confirmaron sus compañeros asintiendo solemnemente.
Los respectivos lanzamientos de Livi y Paco, dejaron dos bolas hispanas por una finlandesa cerca de la bola roja. Entonces llegó mi turno.

La aproximación más cercana a la petanca que había experimentado, fue aquella vez que jugando a los bolos con la Wii, había golpeado con el mando las bolas de... bueno no viene a cuento ahora mismo. En cualquier caso no podía fallar, pues cualquiera sabia qué serian capaces de hacer aquellos abuelos con sus bastones.

Aún pesando poco, apenas podía sostener la plateada esfera en mi mano. Me coloqué en el punto de lanzamiento tras recibir instrucciones de Tommi. Mi misión era acercarme lo más posible al boliche, que disminuía de tamaño y parecía alejarse de mi cuanto más lo miraba. Se me debía notar muy nervioso, pues acudió a animarme Livi.

- No te preocupes si fallas - gritó - ¡esta noche haré que lo olvides!

Sus palabras me motivaron lo suficiente como para lanzar con decisión, sin que me fallara el pulso. Mientras la bola rasgaba el aire hacia su objetivo escuché las palabras de la finlandesa:

- Si aciertas, lo celebraremos en mi casa. ¡Y me quitaré los dientes!!. Ya sabes a lo que me refiero.
Y picaramente me guiñó un ojo.

Algo en mi interior se descompuso cuando la bola quedó a un centímetro escaso de la bola roja. Sólo podía rezar para que todo hubiera sido una broma.

El equipo me rodeó entre aplausos. Había sido mi primera vez y había aprobado con nota, como bien apuntó Livi, que no tardo en ofrecerse a darme clases particulares, de noche y con solo dos bolas. No quise preguntar.

Llegó el turno del padre del Navas y de Likkonen, que además de a la petanca, parecían competir por la barriga más prominente. La de uno, ganada a pulso tras innumerables horas al volante de su camión a base de panchitos; la del otro, producto de la gula y del sandwich finlandés: una gruesa loncha de tocino de cerdo entre dos rebanadas de mantequilla.

El padre del Navas se pasó con el tiro y derribó a una paloma que buscaba algo que comer. Likkonen no erró y pronto nos encontramos con ventaja, pero quedaba un último jugador.

Hasta entonces el escaso público se había hecho notar con cánticos, insultos y cánticos insultantes, pero el silencio se apoderó de ellos, cuando Antonio se dirigió al campo, con su espigada figura, piel cetrina, nula cabellera y gesto adusto.

Entonces, a una señal de Tommi, Livi corrió hasta ponerse delante de él. Desplegó su pose más seductora y empezó a abrirse la blusa lentamente (por la artritis supongo)

- Ánimo padre Antonio - gritó alguno de los espectadores - ¡no se deje tentar por la carne!

- Maldición - masculló Tommi entre dientes - la estrategia me ha salido mal, ¡¡es cura!!
Entonces me vio a mí y su expresión cambió.

- Oye Dani, ponte tú, igual...

Me negué escandalizado, pero no importó, puesto que Antonio acababa de tirar, empatando con los finlandeses, como nos confirmó Likkonen, que tenia la capacidad de medirlo todo con solo echarle un vistazo.

Nos reunimos en corrillo para que Tommi explicara la nueva estrategia a seguir para la segunda ronda. Él y Livi procurarían alejar las bolas de los demás, al principio resultó bien, pero esta se quedó corta en el lanzamiento. Los españoles tenían todas las de ganar, se hacia necesaria una solución desesperada. Tommi se acercó a Livi y cuchicheo algo a su oído. La partida continuó. Conseguí acercar al boliche la bola. Volvíamos a estar parejos.

Le tocaba ahora al padre del Navas. Como una flecha, la finlandesa pasó por detrás suya, le murmuró algo y se dirigió a un baño público cercano, seguido del jugador español. Diez minutos después, aún no había vuelto, así que se le descalificó. Con un jugador menos, el equipo local no pudo seguir. Habíamos ganado la semifinal.

En la final del día siguiente, nos esperaría el vencedor del Inglaterra-Alemania que se jugaría por la tarde, y al cual me invitaron asistir; pero decliné el ofrecimiento, pues temía que la visita terminara en casa de Livi.

Volví al parque la mañana siguiente, todavía sin creer cómo me podía haber metido en aquello. Por lo visto, el equipo alemán se había impuesto al británico, según me contó Likkonen, al que me encontré en la cafetería del parque tomando su desayuno. Lo encontré algo nervioso. No sabían nada de Tommi, desde el mediodía anterior, cuando había ido a casa a cambiarse. No parecía estar allí y tampoco cogía las llamadas.

No tardó mucho en aparecer el equipo germano. Los espectadores, básicamente los componentes de los equipos que habían jugado el torneo, iban llenando las gradas, que se habían colocado sobre el césped para la ocasión. A pocos minutos de iniciarse el partido, llegó Livi con unas ojeras como frisbees.

- Tuve una noche movida, ya sabéis.... - se disculpó.

Del capitán finlandés no había ni rastro. Pasaron los minutos y la impaciencia se iba adueñando de los presentes. Los teutones mientras tanto, presionaban al arbitro para forzar nuestra descalificación; y a punto estuvieron de conseguirlo, de no ser porque en el último momento, como en una película de autosuperación, apareció Tommi, cubierto de vendajes de los pies a la cabeza. Sólo su brazo derecho se veía libre de ellas.

- Suficiente para poder jugar - gruñó al ir a recoger su equipo.

Una moto había pasado por encima de él cuando salia de casa el día anterior. Hasta entonces, había estado en el hospital, del cual se había escapado diciéndole al médico que no tenia seguro.
Me extrañó la voluntad férrea por jugar que mostraba, y se lo comenté a Livi.

- Verás Dani, para Tommi, la petanca es su vida. Su mejor amigo es la bola plateada. Él tiene un sueño, jugar en la residencia de San Francisco de Asís, que posee el mejor equipo de petanca del mundo. ¿Ves ese hombre de allí?

Señalaba a un tipo con sombrero fedora y un periódico enrollado en la mano.

- Es el hojeador de la residencia. Ha venido para fichar al mejor jugador del torneo y Tommi espera ser el elegido. Para ello debemos ganar el título. Por eso te incorporamos al equipo de forma tan irregular y usamos técnicas poco ortodoxas.

La voz atronadora y seca de un alemán, nos devolvió al terreno de juego.

- ¡¡¡Comensemos!!!!

En esta ocasión me tocó en suerte empezar. No lo hice mal pese a que todo el mundo me abucheaba.
La partida estuvo bastante equilibrada durante las siguientes tiradas, pero Tommi quería aplastar al contrincante lo antes posible, así que ordenó a Livi que sedujera a Schultz, un teutón que mantenía el recuerdo de la belleza de su juventud. Se fueron al mismo baño del día anterior, pero a los dos minutos, ya salia el alemán de vuelta a su puesto.

Livi volvió con cara de circunstancias.

- Ya ha terminado.- Fue todo lo que dijo.

Le pregunté a Likkonen si la finlandesa había sido siempre....así.

- Oh si si - me respondió- durante la guerra mundial espió para los nazis, los finlandeses, los rusos y los aliados, todos a la vez. De esa forma justifico ante su marido su infidelidad con un batallón de la Kriegsmarine, un pelotón de un puesto de la linea Manerheim y una escuadra del ejercito rojo, entre otros. La realidad es que estaba más caliente que la lava del Krakatoa. Su marido murió de agotamiento y no tras una pesada mudanza precisamente.

El resto de jugadores lanzaron, sólo quedaba uno: alto, rubio, fuerte, su presencia imponía respeto. La gente aplaudió en cuanto se acercó al recuadro de juego.

- Ese es Rummenigge- me dijo Tommi.

- ¿Cómo el jugador de fútbol?

- Sí, se lo pusieron sus padres por él. Eran grandes admiradores.

- Un momento - reflexioné - si él tendría lo menos treinta años cuando Rummenigge empezó a jugar ¿no?

- Sí, por eso se tomó muy mal que no le consultaran.

Rummenigge soltó la bola, y cuando esta bajó a tierra, le propinó una patada, que la mando a escasos milímetros del boliche. Era todo un fuera de serie. El hojeador mientras, tomaba buena nota de lo que veía, entre tila y tila. A Tommi, le reconcomian los nervios.

Los contendientes se sucedieron, y no habia forma de inclinar la balanza a un lado u otro. Sólo quedaban cuatro lanzamientos para terminar el encuentro: el mio, el de Rummenigge, el de Tommi y el de Hans, un mago retirado que se acercó sonriente al punto de lanzamiento. Ante la incredulidad de los que nos encontrábamos allí, dio unos pases mágicos, lanzó la bola, y esta al caer, se multiplicó, rodeando las esferas clónicas por completo a la bola roja.

Nos quejamos al árbitro. Aquello no era legal, pero él no vio nada al respecto en el reglamento, así que lo dio por bueno.

- No os preocupeis chicos - comentó animado Tommi - No hay nada perdido. Me guardaba esta técnica para una gran ocasión, y ¿qué mejor que esta?

Cogió la bola y gritó:

- ¡¡¡¡Tornado Suomen!!!!

Al lanzarla, un furioso viento sacó del campo todas las bolas que había en él. La victoria debería ser cosa mía. Pero antes debería lanzar Rummenigge, que con el estilo que le caracterizaba, acercó lo indecible su bola a la esfera roja. Tras ello, se dirigió a nuestro capitán.

- Tommi, no conseguirás ganarme con tus trucos de barraca de feria. Lo haré yo, y con el premio, me llevare a mis nietos a Eurodisney.

Como única respuesta, el finlandés se me acercó y me dijo:

- Aplástalo.

Algo me dijo que tentado estuvo de añadir: " o te aplasto yo a ti". Cerré los ojos con la confianza de que un anciano recién salido del hospital poco podría hacerme. Lancé la bola y ... milagrosamente desvió la del alemán, ocupando la mía su lugar. Habíamos ganado.

Tommi estalló en lágrimas, se subió a un banco y saltó de él. Se rompió el brazo que le quedaba de una pieza, pero estaba pletórico y no lo notó: jugaría en el equipo de la residencia, nada más le importaba.

Los alemanes, silenciosos, se marcharon a reunirse con los equipos perdedores, que habían abandonado los asientos del parque para unirse a la ceremonia de entrega de premios.

Embargado de emoción, me alineé con el resto de mi equipo, en un lateral del campo, en espera de las medallas que nos acreditarían como vencedores del torneo.

Un par de minutos despues, empezó a sonar el himno finlandés por el radiocassete del padre del Navas. Puede que no fuera el himno de mi país, pero como buen español, me sentí parte de los ganadores y con razón esta vez. Cuando sonaron los últimos acordes, le dieron la vuelta a la cinta. Esta vez era la potente voz de Freddy Mercury el que nos dedicaba su We are the champions, acompañando la celebración.

Livi bailó con un alemán, un español, un inglés y un senegalés que pasaba por allí camino del trabajo y que perdió sus cd´s en cuanto la finlandesa le cogió de la cintura y lo atrajo hacia ella. Se perdieron entre el gentío camino de unos arbustos...

Me despedí de los jubilados hasta otra ocasión. Con cierta tristeza abandoné el parque, pero antes, miré de nuevo la medalla de oro... era campeón del mundo.


Pd: la European Petanca Players Asociation (EPPA) se desvincula por completo de semejante torneo, en el que no se siguieron las leyes que el Conde Von Pelotón estableció para tan noble deporte.
Pd2: Basado en hechos reales, salvo lo de los preservativos (Estuve media hora)
Pd3: Aquí se juega así a la petanca si
Con la tecnología de Blogger.