Cosas que no me hacen gracia (V)

Como el turrón de coco, Papa Noel, los villancicos verdes y los familiares que dan el coñazo, llega fiel a su cita navideña la típica columna del periodista sin ideas que nos reprocha el celebrar con gozo y exceso de viandas tan significativa festividad, mientras en gran parte del mundo no tienen nada que echarse a la boca; siendo por ello objetivo de reproche por parte del bien cebado plumilla, que por supuesto sufre y padece por cada alma afligida de este mundo. Habrá que preguntarle como hace para no inflarse a Diazepan.

Nunca he sabido si el objetivo de tan tradicional columna es zarandear nuestras opulentas y derrochadoras conciencias o simplemente el amargarnos los mazapanes. Teniendo en cuenta que no hay gremio más interesado (descontando a los abogados y los fontaneros) que el periodístico, me inclino a pensar que más que la solidaridad lo que les mueve es el afán por crear polémica y tocar los turrones al personal.

Ya podría poner a parir a los gobiernos, no sólo de los países desarrollados, sino también a aquellos que deberían administrar la ayuda que reciben y gastárselo en algo más que armas; y también a ese muñeco de nieve paralítico llamado ONU que únicamente sirve para dar trabajo a gente con nombres extraños, que de otra forma no podría aspirar más que a reponedor del Carrefour (con todos los respetos al ilustre gremio del que a punto estuve de formar parte).
La ayuda personal y la que llevan a cabo las ONG´s no es más que llevar a la práctica el viejo dicho de "dale un pez a un hambriento y comerá un sólo día, ensÉñale a pescar y comerá siempre", sólo que la caña no llega nunca. No es más que un parche, el esfuerzo debería venir por parte de las instituciones gubernamentales y mientras no se entienda esto, los oportunistas redactores nos estarán dando las navidades.

Pobres aquellos que pasan hambre porque hasta los periodistas sólo se acuerdan de ellos cuando más provecho pueden sacar de su desgracia.

5 comentarios:

  1. A mi también me sacan de quicio los periodistas... se tiran 5 años en una facultad para aprender a escribir pero del resto no tienen ni puta idea. Lo que más me fastidia es que se creen los garantes de la libertad y la independencia cuando ellos son los primeros que están al servicio de unos intereses económicos (me da igual que sean de Prisa, el Mundo, Recoletos, Vocento o la de Buenafuente). Estoy contigo de acuerdo que se ceban con las desgracias porque es rentable.

    En mi reinado de terror no habrá periodistas y la información estará dosificada y distribuida por una agencia estatal formada por politólogos y científicos sociales.

    Abajo Pedro Jota, Francino y Jiménez Losantos...

    Salud y que pases una feliz nochebuena

    ResponderEliminar
  2. Hola soy la bibliotecaria morena y con tu permiso vengo a contar el final de mi "relación" con el usuario.

    Lo tenía todo planeado: en cuanto se acercase al mostrador lo envolvía con mis artes de seducción, le comentaba que me largaban a la puta calle, a la vez que le pegaba un posit con mi e-mail dentro de un libro acompañado de alguna frase sugerente.

    a simple vista el plan parecía sencillo ¿no? pues fracasó totalmente. Después de no haber faltado ni un sólo día a la biblioteca, el chico desaparece (¿la gripe? ¿abdución? ¿empleo de promotor navideño en una gran superficie?) reapareciendo el último día de contrato, media hora antes de que se acabase mi turno.

    Situación: biblioteca semivacia, mis becarios y yo discutiendo temas elevados de alto interés bibliotecario, cuando aparece El, de pronto, sin avisar, en plan: UH sorpesa, y claro me desconcetró.

    - El: quiero sacar este libro
    - Yo: dejame el carnet. Huy, pues no va a poder ser, porque hace cuatro días que debiste devolver dos libros: Estás sancionado.

    - El: no puede ser, no puedes hacerme esto.

    - Yo: lo siento, pero yo no puedo quitarte la sanción, eso solo lo hace mi jefa... que no está (se había largado a la comida de navidad, y no volvía hasta Reyes)

    Después de varios minutos patéticos y suplicantes se fue... justo cuando se acabó mi contrato.

    The End (menudo rollo he soltado)

    Feliz navidad

    La Bibliotecaria parada

    ResponderEliminar
  3. Vaya bibliotecaria morena, yo pensaba que esas cosas sólo me pasaban a mí, lo siento.
    Tamaño cúmulo de circunstancias, te hace pensar en que es posible que haya un destino, igual el usuario anónimo no era el más adecuado para tí. Aunque bueno siempre puedes ir a la biblioteca a ver si te lo encuentras y usar la excusa de "pedirle disculpas" por lo del libro y explicarle tu situacion para empezar de nuevo vuestra relacion. Y si aun asi no funciona... ¿alguna vez has visitado malaga? En mi pueblo están construyendo una biblioteca...
    Por cierto, se nota que ahi haceis cumplir la ley. Yo he llegado a llevar los libros con un mes de retraso y no me han dicho nada siquiera.
    Pues si Harry, los periodistas son de lo peor, eso sí, la facultad de ciencias de la información es de lo mejor en cuanto a chicas guapas se refiere :P en cuanto haya olvidado las miserias del estudiante universitario (notese que he dicho estudiante) me matricularé en ella, veré así mi sueño cumplido de estar permanentemente rodeado de preciosidades :P
    Feliz navidad!!!

    ResponderEliminar
  4. Gran post, si señor. Yo también era de las que dejaba un segundo de comer turrón para leer la columna, cagarme en los muertos del escribiente de turno y volver a darle al turrón sin olvidarme, después y mientras recordaba el artículo, de los paluegos.
    Qué bueno es el turrón, sobre todo el de chocolate.

    En cuanto a los gilimemos estos que pretenden tocarnos la pera navideña en lugar de la zambomba como es menester, es puramente carnaza, estoy segura. Me gustaría ver qué coño comen ellos en Navidad, por que fijo que pizza del día congelada no. Y mira que es económica!!!

    En fin, lo de siempre, dime de qué alardeas (en este caso de integridad moral) Y te diré de qué careces.

    Felices fiestas, Roboto! :)

    PD. a la exBibliotecaria, creo que debería escuchar o leer tus palabras y volver, aunque ya no trabaje allí, a comentarle al nene este lo que pasó. E invitarle a un café mientras le da el parte.

    Eso o lo de málaga, q seguro que es una biblio preciosa! :P

    ResponderEliminar
  5. Gracias Reina, hay gente que se aburre mucho y disfruta pinchando a los demas, como vulgares aprendices de Scrooge, por cierto, hace mucho que no ponen en estas fechas "cuento de navidad" ni siquiera en la versión que hizo Bill Murray.
    Si que está bueno el turrón de chocolate si, más de una vez he estado a punto de caer en coma chocaleteico por la ingesta masiva del mismo (por lo de ser sustituvo del sexo y tal) jo es que es pensar en él y hacerseme la boca agua.
    Y si, el hecho de volver le demostraria al usuario el interes que la bibliotecaria tiene por él, vamos, hasta yo pillaria esa indirecta.
    Felices fiestas fle!!! :)
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.