Salidos en el avión

En un post anterior, Doc hacia referencia a las virtudes del sexo a grandes alturas (nada que ver con montárselo con un jugador de la NBA) cosa a la que Mimismidad veía cierta incomodidad. Pues bien, con el fin de despejar dudas, he aquí la primera guia visual para tener sexo en un avión.

Como aún estamos lejos de las lujosas y enormes naves de Star trek con su sala de hologramas para hacer realidad cualquier fantasía erótica que se tercie, actualmente sólo hay dos sitios en los que los pasajeros pueden practicar sexo (follar me parece una palabra un poco cursi)

En primer lugar tenemos el propio asiento. Llevar a buen puerto una relación sexual plena sin que te echen del avión por exhibicionista y por poner los dientes largos al personal, es difícil puesto que es demasiado aparatoso, no hay espacio suficiente.. en fin es un lío; sin embargo eso no quiere decir que no se le pueda dar alegría al cuerpo mientras se espera el despegue del aparato. Lo podemos hacer con una mamada (por el bien de las cervicales de la chica, en esta ocasión el tamaño si importa) En caso de que os pillen, siempre puedes decir que se te cayó la cartera al suelo y al agacharte a recogerla, se te metió "eso" en la boca (a veces pasa)

Otra práctica menos arriesgada es la de "reforzar la torre de control" o como dicen los ingleses: un handjob. Palabra de fonética técnica. Si le dices a tu pareja: "voy a hacerle un handjob al chico de administración" no solo no se le pasara por la cabeza que se la puedas estar pegando con otro, sino que se sentirá orgulloso de que su chica domine la cosa esa de los ordenadores?. Condición indispensable es que tu pareja esté junto a la ventanilla o que en el asiento de al lado se tenga por acompañante a Steve Wonder.

La verdadera estrella en cualquier caso, es el baño del aparato (del aparato volador se entiende) fuente de impagable privacidad y limitado espacio.

Lo primero es la forma de entrar en el mismo. Muchas parejas lo que hacen es ir uno de ellos primero y pasado un tiempo prudencial ir el otro a hacerle "compañía", todo para que el resto del pasaje no sospeche, pero hoy día la gente es muy entrometida y se las sabe todas. Al ver que uno se va sin el otro haber vuelto sabrán al instante que hay tema. Así que lo mejor es quitarse de encima las vergüenzas, ir los dos juntos, y si alguien pone mala cara, espetarle a la misma: "vamos a follar, guardenos el asiento".

Una vez allí.. bueno las figuras son lo suficientemente explicativas:

Sexo oral para ella

Hay que tener especial cuidado porque en un arranque de frenesí te puedes dejar la barbilla contra el WC
Sexo oral para él

Tambien llamada la postura de la mantis. Se sobreentiende que la espalda de la chica esta apoyada sobre una de las paredes del habitáculo, porque ni Spiderman es capaz de aguantar el equilibro así. Para los que ni aún así puedan hacerlo, está esta otra postura:

Masturbación para ella


Aunque en el dibujo no se aprecia, hay que meter la mano más para dentro, a no ser que María, sea en realidad Mariano.
La sillita de la reina


Buena postura para hacerla en mitad del pasillo del avión, puesto que perfectamente simula la maniobra Heimlich
El triunfo de la libertad


A las afueras de Volvogrado hay una estatua igualita a esta, solo que con la hoz y el martillo
Lleno por favor


Por fin una en la que le levanta la falda. Llegue a pensar que el tío tenia una aguja en lugar de un pene.
Mírame a la cara

¿Qué puedo decir? Mi favorita

Las imágenes han sido copiadas sin piedad de la siguiente página: Airplane Sex Guide. Yo el copyright no lo he visto por ningún lado, pero nunca esta de más preguntar ¿hay un abogado en la sala?

2 comentarios:

  1. Nunca había leido este artículo tuyo, xD pero alguien accedió a mi blog desde aqui, asi que a mi anónimo visitante gracias xD

    POr cierto creo que mi visitante se ha debido sentir decepcionado xD

    ResponderEliminar
  2. Este artículo lo escribí para un blog de sexo que compartiamos algunos de mis por aquel entonces visitantes y yo. Como al final el blog terminó muriendo decidí colgarlo aquí :P

    Bueno tu anónimo visitante seguro que esperaba leer unos labios, pero no los de la boca precisamente jajaj

    Volviendo al artículo y tras la experiencia transoceánica, no me explico en qué avión proponía el autor de las ilustraciones hacer dichas posturas, porque el espacio es absolutamente ínfimo...
    Besos!!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.