¿Por qué nadie me salva?

El otro día, decidí madrugar para ir de nuevo a la playa y ganarle el sitio a los cordobeses uqe hacen suyo el pueblo como si hubieran pagado cada centimetro del suelo que pisan; pero hay alguien ahi arriba empeñado que no cambie mi apariencia de ciudadado de Melniboné a base de rayos de sol, por lo que amaneció nublado.
Normalmente el plan B consiste en ir a la biblioteca y disfrutar del aire acondicionado que pagan mis impuestos, pero ya me han comentado que cuando estoy en presencia de la bibliotecaria pelirroja empiezo a babear como carpanta ante un pollo al ´ast y no es plan de que me tome por un baboso.
Asi que puse la tele, refugio de vagos como yo. Cual fue mi sorpresa al escuchar una antigua sintonia que ya casi tenia olvidada, acompañando la carrera al ralentí de un par de socorristas. Y es que canal sur ha decidido reponer "los vigilantes de la playa", una de las series más vistas y más criticadas por las asociaciones feministas. La verdad es que la serie degeneró muy pronto. La primera temporada fue muy buena, empezando por la sintonia y terminando por el reparto. Todavia no se habia entrado en la espiral de vigilantes recauchutadas con flotadores de sobra para subir a la superficie el Bismarck; es más, sobre la mayoria de las socorristas se podria haber comido sushi sin temor a confundir el sashimi con un pezón y además eran poco agraciadas como Erika Eleniak (le pese a quien le pese) Es por ello que quizás se permitieran licencias como enseñar alguna teta de vez en cuando. En temporadas posteriores eso mismo hubiera supuesto la clasificación de la serie para mayores de 18 años (precisamente los que no la veian) y mas de un complejo de inferioridad.
Los feos en aquellos primeros capítulos existian, y ademas se mezclaban con la gente guapa que tomaba el sol en las míticas playas de california, pero no tardarian en ir siendo sustituidas por tabletas de chocolate andantes y clones de barbie; quedando como único exponente de los desagradables de ver, las esporádicas apariciones de Hulk hogan y Mitch, que para eso era el protagonista y el ideólogo de la historia (aunque al final se lo cargaron también)
En el caso de Mitch, se da una paradoja interesante. Empieza trabajando en un despacho y a medida que asciende le toca pringar cada vez más, algo totalmente inaudito en la historia del trabajo y que merece un estudio por parte de los de C.C.O.O.
Del Spin-off "Los vigilantes de la noche", donde hacía aparición Carmen Electra antes de incorporarse a los chicos del bañador rojo, no hablaré. De hecho fue la ausencia de senos en movimiento a camara superlenta y en plano fijo la causante de que tuviera poca aceptación en el público.
Parece mentira, pero Pamela ya no tiene ese gancho para mantener pegados a la pantalla a millones de espectadores, quizás porque con el uso masivo de internet, todos la hemos visto sin bañador, con pechos moviendose a camara superlenta y en plano fijo, pero no precisamente corriendo.... Dos semanas despues, la serie fue retirada de la parrilla y sustituida por más capítulos de Doraemon (la fijación que tienen los de Canal Sur por el gato cósmico es digna de estudio).
Donde quiera que esté, seguro que Mitch Buchanan continúa metiendo barriga....

0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.