Let´s talk about sex

Si algún día escribo mis memorias, uno de los 10 tomos no sera burda ficción, y estará dedicado a mi vida en la biblioteca, casi una segunda casa para mi (la primera es casa juani con sus chicas licenciosas sedientas de alcohol y de amor prestado en los que tan gratos momentos pasé en los años posteriores a mi evacuación de la embajada americana en Saigón) En todos estos años me he enfrentado a vagabundos psicópatas, bibliotecarias pelirrojas con la mirada de fuego, rubias con senos de flubber, proposiciones indecentes, incluso al Joker me encontré una vez leyendo el ABC... pero nada me habia preparado para aquella mañana de junio, en este pequeño pueblo llamado Fuengirola.
Alegre y dicharachero me dirigia a ese templo del saber que seria la biblioteca de mi pueblo de contar con un edificio enorme con columnas de marmol y un altar de jade donde sacrificar la virginidad de las estudiantes que hasta alli se acercaran. Por estar bastante avanzado el mes, esperaba encontrar la sala de estudio abarrotada de turistas cateadores como yo, pero no fue asi, y en lugar de un bejarano maldiciendo las horas que se pasó en invierno jugando a la playstation, me encontré a una vieja amiga, estudiante de psicologia para más señas, que ese día no tenia otro tema que estudiar más que el deseo sexual en el hombre. Casualidades del destino, el único asiento libre estaba frente a ella (al menos asi quedara registrado en mis memorias) No tardó mucho en derivar la banal conversación que sosteniamos hacia temas más festivos. Enseñandome unos curiosos diagramas de su libro estaba, cuando apareció su amiga, una morena a la que deseaba con toda mi alma desde que semanas atras me atravesara con su mirada de acero en el asiento trasero del autobus universitario.
Con gran alborozo, puesto que no traia muchas ganas de estudiar, se unió a nuestra conversación. Pese al aire acondicionado, que rugia atronando los oidos de los pobre sufridores que tenian que elegir entre el ruidoso fresco o el tórrido bochorno, la temperatura ambiente iba aumentando entre los diversos grados de dilatación de la vagina y las incontables terminaciones nerviosas del clítoris; por lo que mi amiga la psicóloga sugirió bajar a la calle, donde no se si estariamos más frescos pero seguro que no se nos quedaria la gente mirando con cara rara.
En un banco próximo a la entrada nos sentamos, yo en medio, escoltado a cada lado por dos bellezas cuyas esculturas bien podrian haber adornado el templo de Afrodita en la isla de Lesbos. Y he aqui que a bocajarro, a sangre fria, sin pensar, con dos cojones, mi amiga psicológa me pregunta: "¿que es lo que os gusta que os hagan a los hombres?". Ahi estaba yo, asado como un pollo, sintiendo la mirada expectante de las dos fijas en mi, rogandole a dios con toda mi alma que no bajarán la vista hacia el montículo que habia surgido entre mis piernas y lo único que se me ocurrió pensar fue "¿se habran pensado que soy gay?". La verdad preferia esa opción a que me consideraran totalmente inofensivo, porque solo con esas dos clases de personas hablan las chicas de sexo (aclaración: no eran tan tan amiga mia como para hablar de ese tema); al instante vi mis aspiraciones con la morena saltar por los aires como el cantante de Boney M en un campo de minas.
Aún asi, durante media hora les deleite con mis conocimientos sobre los gustos de los hombres en materia de sexo (básicamente los mios, los tios no hablan con otros tios sobre como les gusta que les toquen, a no ser que les guste que les toquen otros tios), mis definiciones de prácticas sexuales cuasi desconocidas para el gran público (no sabian que era un tailandes) y las indirectas que les lancé y que no pillaron pese a que jamás unas insinuaciones fueron tan directas. La charla debió de ser interesante, puesto que en ese espacio de tiempo, me percaté de que una señora pasó junto a nuestro banco un total de 8 veces batiendo todas las marcas habidas y por haber en cuestión de cotilleo.
A mi ardiente objeto del deseo no he vuelto a verla más, quizás pensó que mi afirmación de que ella era más guapa que Angelina Jolie no era más que un intento desesperado por ocultar mi hipotética homosexualidad, cuando era totalmente cierto. A mi amiga la psicóloga la he vuelto a ver en más ocasiones, pero esa es otra historia.

16 comentarios:

  1. Me imagino como estarías, entre el calor ambiental... y el corporal, jeje.

    ResponderEliminar
  2. juas juas y rejuas!!!!
    Pero que tipo de charlas son esas, amigo Roboto???
    Voto a tal que os librasteis por poco de sufrir una combustión espontanea... bueno, espontanea no... totalmente deliberada!!!

    ResponderEliminar
  3. Cuando volvi a casa, lo primero que hice fue darme una ducha fria de media hora, con eso os digo todo :S

    ResponderEliminar
  4. Pero bueno, bueno, bueno, nos despistamos unos días y tenemos a mr.roboto charlando abiertamente de sexualidad y sus deseos más íntimos...... lo que hacen las calores, madre mía.

    PD: (Por cierto, ¿qué es lo que os gustan que os hagan a los hombres?)XD

    ResponderEliminar
  5. Hola monologuista, que alegria verte de vuelta, ¿que tal las vacaciones?
    Pues si, el calor causa reacciones extrañas en la gente no se si por regla general poniendolas mas cachondas pero bueno....
    En cuanto a que nos gusta a los hombres que nos hagan... te lo comentare en un soleado banco o en el messenger, donde te vea antes :D
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Las vacaciones son de post...sin desperdicio, vamos.

    Y el calor lo único que hace es acentuar las tendencias de cada uno, y en tu caso veo que esa tendencia es sexual ....(en el mío también, conste).

    PD: ¿En qué banco acostumbras a sentarte? XD

    ResponderEliminar
  7. Estoy presenciando el inicio de una bonita amistad? lo digo porque todas las relaciones que empiezan en un banco lo son... no por nada más eh!!! dios me libre!!

    ResponderEliminar
  8. En efecto monologuista mi tendencia es netamente sexual, es lógico que el calor la acentúe puesto que ya en medio de los rigores del invierno voy más salido que el casco de un soldado prusiano. En cuanto el sol calienta mi sangre por muy poco que sea me desato del todo.
    Si catecolamina, creo que es el inicio de una bonita y duradera amistad (notese que amistad no va entrecomillada ni seguida de ;) lo que indica que me refiero unicamente a una amistad) las otras relaciones de "amistad" comienzan en una cama, lugar al que jamás he llegado con una mujer, salvo en un ikea con una señora que se habia perdido.

    PD: me suelo sentar en un banco cerca de un espigon en un recondito lugar de la costa. Alli me encontraras ;)

    ResponderEliminar
  9. En un ikea con una señora que se habia perdido ja ja ja jajajjajaja
    Eres el mas grande
    Me encantaria que contaras mas cosas de tu amiga la psicologa,pues parece que la tia tiene mucho morbo y aun te queda mas por contar de ella por lo que dices.
    Ultimamente se echan en falta tus relatos.Eso de que estemos a dia 17 de mes y solo lleves dos es algo que no puede ser.NO PUEDE SER.

    Un saludo a ti Dani y a todos los demas desde Vigo

    ResponderEliminar
  10. Ufff Pablo no te puedes hacer una idea del morbo que tiene... lo que pasa es que estoy pensando darle a conocer el blog y no se como se lo tomaria. Tendre que hablarlo con ella antes.
    En cuanto a lo de actualizar... sigo sin animos, sin ideas y sin fuerzas, espero que la llegada de septiembre me inspire.
    Hasta entonces, un saludo y un beso para tu prima.

    ResponderEliminar
  11. Si no tienes ideas te propongo que hagas un post dedicado a verano azul
    porque no has echo ninguno y creo que esa serie de recuerdo ya imborrable en nuestras vidas bien podria merecer unas lineas de tu afinado sentido de la critica.
    es una sugerencia
    hasta luegooo

    ResponderEliminar
  12. Agradezco y tomo tu sugerencia Pablo, en el futuro cercano escribire sobre ello :) (me lleva varios dias escribir un post, bueno escribirlo no, pero pulirlo si, suelo hacer como 20 versiones de cada post antes de publicar el "bueno")
    No se si la habras visitado alguna vez, pero creo que en la pagina de viruete hay un articulo sobre el tema. Desde luego la serie marcó a más de una generación (yo siempre fui el eterno piraña de mi pandilla en mi época gruesa, es triste reconocerlo, hubiera preferido ser javi, ese si que ligaba) pocas series han causado tanta impresión sobre tanta gente, sobre todo con el canto de cisne de chanquete.

    PD: gracias por lo del afinado sentido de la critica :)

    ResponderEliminar
  13. lo he leido, si,lo que viruete habla de verano azul mas que nada es de ese inquietante personaje llamado quique, que ha sido y sera eternamente el personaje mas indefinido de la interpretacion.Un personaje digno de ejemplo de lo que es un extra.
    Pero hay mucho mas de verano azul que hablar y sacar punta seguro.Te tomo la palabra de que lo escribiras.

    Para el que se quiera reir con el articulo de viruete que entre en www.viruete.com/articulos/quique.htm

    ResponderEliminar
  14. Se le puede sacar punta a absolutamente toda la serie de principio a fin, pero bueno yo estoy lejisimo del nivel del maestro viruete, a ver que sale :)
    Jajajaja, es cierto quique más que coprotagonista merece el calificativo de extra :S

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que el ligón de la serie no era Javi, sino Pancho, por el que en su primera emisión bebíamos los mares todas mis amigas y yo (y no éramos las únicas), de echo Javi era el niño engreido (o vimos diferentes versiones de la misma serie??)

    PD: Llevo recorridos 245 bancos de 32 espigones de otros tantos recónditos rincones de la geografía costera. ¿Serías tan amable de concretar un poquito más? XD

    ResponderEliminar
  16. Entonces es cierto que los macarrillas son los que mas exito tienen... si es que ser bueno no sirve para nada :)
    Javi la verdad es que era bastante chulo, iba sobrado por la vida, como todos los guapos, yo me quedo con Piraña, el unico ilustrado del grupo por cierto.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.